eldiario.es

Menú

¿De qué viven los tasmanos?

VIAJES | LA CONEXIÓN TASMANIA-CANARIAS (IX)

En Tasmania es común coger un avión a Sydney o Melbourne para irse de compras durante un fin de semana y adquirir los productos deseados.

- PUBLICIDAD -

La economía tasmana se reparte entre varios sectores e intenta ser autosuficiente y depender mínimamente del continente australiano. Este hecho explica que existan limitaciones en la isla que no nos encontramos en Canarias, por ejemplo, la oferta de muchos productos como electrodomésticos, ropa o calzado es muy pequeña en comparación con nuestras Islas. En la capital de la isla, Hobart, que aglutina a la mitad de la población de la isla, no existe un centro comercial en el cual se encuentren diferentes tiendas; sólo existen pequeños polígonos industriales donde se pueden encontrar tiendas de superficie media y un par de calles peatonales con comercios de marcas conocidas. Por esta razón, en Tasmania es común coger un avión a Sydney o Melbourne para irse de compras durante un fin de semana y adquirir los productos deseados.

Eucaliptal salvaje y casa rural en Tasmania.

Eucaliptal salvaje y casa rural en Tasmania.

Una de las fuentes de riqueza en la isla es la extracción de metales, como el zinc, cobre o estaño. El zinc es muy utilizado para los tejados de las casas, porque aquí no se encuentran tejas ni azoteas. La minería suele ser a cielo abierto y utilizan una maquinaria pesada de tamaño espectacular, hay que acercarse a una de ellas para comprobar el tamaño de los camiones o grúas, que son varias veces más grandes de los que encontramos en nuestra vida diaria. Esta mercancía es cargada en barcos cargueros en diferentes puertos de la isla y distribuida a otros puntos de Australia y Asia.

La industria maderera es muy importante y se basa exclusivamente en el eucalipto, con talas controladas en las que se otorgan permisos muy restrictivos a las empresas madereras. Los eucaliptales salvajes son los más codiciados por la industria maderera porque en ellos se encuentran los árboles más antiguos y, por tanto, de mayor tamaño; sin embargo, los controles ambientales son continuos y sus talas se realizan por cupos anuales, que son inspeccionados de forma continua por técnicos. También existen plantaciones de eucaliptos en las cuales se talan ejemplares que han sido cultivados para este fin.

La agricultura, en especial los árboles frutales, es importante en Tasmania, y exporta una gran parte de su producción al continente australiano. En los últimos años se han introducido diferentes variedades de manzanas que tienen mucho éxito entre los consumidores, a partir de las cuales fabrican una serie de productos 100% tasmanos como zumos, mermeladas, pasteles, etc. La variedad de cerezos que se cultiva en Tasmania proporciona unas cerezas más grandes que las nuestras, y de color más oscuro, y con un cierto parecido a nuestras ciruelas. El resto de hortalizas y verduras son para el consumo tasmano y se cultivan en propiedades pequeñas.

La acuicultura del salmón en estuarios es una de las industrias más desarrolladas en los últimos años en Tasmania, y en menor medida, también existen cultivos de mejillón, oreja de mar, similar a la almeja canaria, y langosta, aunque estos últimos no se encuentran tan extendidos como el salmón. La ganadería, principalmente, vacuna y ovina está desarrollada para aprovechar la cantidad de pastos que han creado por todo el territorio tasmano. Al no tener problemas de sequía, los animales pueden consumir hierba a lo largo de todo el año, sin consumir alimento proporcionado por el dueño, que siempre supone un gasto extra.

Una de las fuentes de riqueza que más ha crecido en los últimos años ha sido el turismo, principalmente, de tipo rural, multiaventura y de campistas y autocaravanas. Las facilidades para los viajeros han incrementado notablemente en la última década y es posible encontrar alojamientos a precios razonables en sitios idílicos a los que se llega después de varias horas de coche. Aquí no existen hoteles de cientos de habitaciones a pie de playa, el turismo costero se limita a campings o aparcamientos para autocaravanas, y de vez en cuando, nos podemos encontrar con alguna casa rural en la que a veces hay que compartir mesa con los dueños durante la cena o el desayuno. Una buena excusa para que proporcionen información sobre los sitios más recomendables para visitar por la zona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha