eldiario.es

Menú

El Alcorcón humilla al Madrid

EL EQUIPO BLANCO, GOLEADO POR UN SEGUNDA B (4-0)

Ridículo galáctico en la Copa del Rey.

- PUBLICIDAD -

La Agrupación Deportiva Alcorcón destrozó al Real Madrid en el partido de ida de los deiciseisavos de final de la Copa del Rey, después de golearle (4-0) en un encuentro que evidenció las carencias del nuevo proyecto de Florentino Pérez, que se resquebrajó por completo en el campo de Santo Domingo.

El Alcorcón humilla al Madrid

El Alcorcón humilla al Madrid

El Real Madrid no encuentra el camino en Liga, tampoco en Liga de Campeones y mucho menos en Copa, su competición fatídica durante más de una década. El Alcorcón deshizo al conjunto blanco, le minimizó y adelantó la primera debacle de la temporada, que llegará en un par de semanas salvo milagro.

Y es que el Alcor fue todo pundonor y salió con la idea de hacer daño al Real Madrid tal y como lo habían hecho sus rivales más recientes. Los de Anquela demostraron su inteligencia a la hora de buscar a Marcelo, a Drenthe e incluso a un Arbeloa que regresaba tras su lesión. Todo esto le salió a las mil maravillas a los del Sur de Madrid.

Así, el 1-0 de Borja -que no faltó a su idilio con la portería merengue- supuso una anécdota para los de Pellegrni, que siguieron con el mismo ritmo cansino sobre el verde de Santo Domingo. El Alcorcón sabía la importancia de aprovechar su campo y de romper a un Real Madrid que ofrece pocos argumentos a la hora de jugar al fútbol, ninguno.

Y es que cuando esto sucede, el contendiente que apuesta por la garra y la fuerza se lleva el partido. Lo que no esperaba nadie es que se lo llevase con una contundencia asombrosa. El equipo de inferior categoría parecía el de Pellegrini, que no cambiaba el gesto de su cara y que ya recibió idéntico palo el pasado curso en el banquillo del Villarreal.

Arbeloa, en propia puerta

El segundo de los amarillos lo consiguió Arbeloa en propia meta en otra jugada por banda, exactamente igual que el tercero, que evidenció las carencias de un equipo flojo, débil, que no juega y deja jugar y que hasta ahora había estado maquillado por los goles de sus nuevas estrellas ante rivales de poca entidad.

Florentino acabó por reir. Todavía quiere fiarse de Valdano, quién apostó por el técnico chileno allá por el mes de julio, pero arde en deseos en activar la tecla del cambio, del golpe de efecto. El caso es que Borja -ya en la segunda parte- logró el cuarto y terminó por machacar a un Real Madrid acostumbrado a estas lides.

Si el año pasado quedó apeado por el Real Unión de Irún; el Toledo, el Alavés, y un largo etcétcera conforman la lista de equipos que le han impedido hacer méritos en la Copa del Rey, competición que no conquista desde el año 1993.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha