eldiario.es

Menú

El Barcelona reina en Gran Canaria

SE PROCLAMA CAMPEÓN DE LA SUPERCOPA (86-82)

Partido muy reñido entre los culés y el Real Madrid. Navarro es elegido MVP del partido.

- PUBLICIDAD -

El FC Barcelona logró este sábado en Gran Canaria el primer título de la temporada tras vencer en la final de la Supercopa al Real Madrid (86-82) en un emocionante encuentro en el que fue clave el acierto de Juan Carlos Navarro -MVP del partido- y la aportación de Lorbek y Mickeal. En el cuadro blanco destacó Jorge Garbajosa.

La plantilla del Barça celebra el título. (QUIQUE CURBELO)

La plantilla del Barça celebra el título. (QUIQUE CURBELO)

El primer cuarto fue un recital de cómo no se debe defender. Los ataques superaban con claridad a las defensas y aunque el cuadro azulgrana tuvo un par de arranques que parecían que le permitirían romper el partido, sobre todo de la mano de un espléndido Juan Carlos Navarro -14 puntos con cuatro de cuatro en triples y acertando también el único tiro de dos que intentó-, finalmente los pupilos de Ettore Messina siempre reaccionaban y lograron equilibrar el duelo para concluir los diez primeros minutos de juego con 29-27 para el Barcelona.

En el segundo cuarto las defensas mejoraron y aunque los de Xavi Pascual se pusieron ocho arriba (38-30) el Real Madrid volvió a reaccionar y con un afortunado triple de Pablo Prigioni -fue a asistir a Garbajosa y tras dar en el tablero el balón entró en el aro- igualó a 40 y poco después se puso por delante en el marcador para ya no abandonar sus rentas gracias en buena medida al acierto del pivot de Torrejón de Ardoz.

En la reanudación el Madrid salió más 'enchufado' y con una buena defensa y una gran dirección de Pablo Prigioni empezó a irse en el marcador. El argentino puso en pie el Centro Insular de Deportes tras un robo que culminó con una asistencia entre las piernas para que Travis Hansen machacara el aro azulgrana. Dos triples consecutivos, primero del propio Prigioni y despuésde Garbajosa ponían a los blancos once arriba (52-63).

Sin embargo, los azulgranas no tiraron la toalla y aprovechando pérdidas absurdas de su rival y el poderío del trío Morris-Mickeal-Ndong empezó a recortar las rentas, lo que provocó que el técnico italiano del conjunto merengue solicitara tiempo muerto a poco menos de tres minutos para el final del cuarto (61-65). Entonces los dos equipos apretaron en defensa y llegaron al último cuarto con cinco puntos de ventaja para los blancos (66-71), pero en una mejor dinámica colectiva para los azulgranas.

En apenas dos minutos el Barcelona remontó la desventaja y con un tiro libre de Ricky Rubio recobró la renta favorable (72-71) después de muchos minutos por debajo en el marcador. En ese momento el Madrid reaccionó y un parcial 0-4 llevó a Xavi Pascual a pedir tiempo muerto. El partido se mantenía en una tónica muy igualada y entonces volvió a surgir la figura de Juan Carlos Navarro.

Tras muchos minutos desaparecido, la 'Bomba' anotó un triple y poco después una jugada de canasta más adicional y puso a su equipo dos arriba, 80-78. Tras igualar Llull con dos tiros libres, los últimos tres minutos mostraron a dos equipos muy fallones en ataque, ninguno de los dos acertaba ante el aro rival y por contra se sucedían las pérdidas y las precipitaciones. Lorbek rompió la dinámica y en el último minuto se entró con el duelo igualado porque a continuación Felipe Reyes mantuvo la calma desde la línea de tiros libres y anotó sus dos lanzamientos.

Lorbek anotó entonces de nuevo una gran canasta con 40 segundos por delante y poco después el Barcelona dio un paso de gigante hacia el título cuando Felipe Reyes erraba bajo la canasta azulgrana ante la intimidación de Ndong y Pablo Prigioni hacía falta sobre Juan Carlos Navarro. Todo parecía sentenciado, pero entonces a la 'Bomba' le tembló el pulso y falló sus dos tiros libres. De nuevo la emoción volvía al parquet del Centro Insular de Deportes ya que con 17 segundos por delante el Real Madrid podía empatar o incluso ganar el partido si anotaba un triple. Sin embargo la emoción apenas duró unos segundos, los justos para que al base argentino del cuadro merengue se le escurriera el esférico entre las manos y Lorbek asistiera a Pete Mickeal para que cerrara el partido con un mate (86-82).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha