eldiario.es

Menú

Borchardt, una figura de cristal

LAS LESIONES HAN MARCADO LA CARRERA DE LA ESTRALLA DEL CB GRANADA, PRÓXIMO RIVAL DEL 'GRANCA'

- PUBLICIDAD -

Salt Lake City y los Jazz de Utah parecían la ciudad y el equipo idóneo para Curtis Alan Borchardt (Buffalo, 13 de septiembre de 1980), un pívot blanco que había destacado en sus tiempos en la NCAA en la Universidad de Stanford (California).

Aleccionado bajo las órdenes de Jerry Sloan, Borchardt era uno de los jóvenes valores, entre los que también destacaba Raül López, que debía liderar el cambio de ciclo en los Jazz tras la retirada de John Stockton y la huida de Karl Malone a los Lakers de Los Angeles en busca del ansiado anillo (y jamás conseguido).

Todo prometía hasta que una maldición, en forma de lesiones, se cruzó en el camino de Borchardt. En su primer año (2002, tras ser elegido por los Magic de Orlando en el número 18 del draft), un problema en su pie derecho (una fractura de tensión en el hueso navicular) le impidió jugar un solo partido en su curso rookie.

En verano de 2003, en plena pretemporada, se fracturó un dedo de su pie izquierdo, que hizo comenzar la temporada en la lista de lesionados. Tras superar ese revés y después de jugar 16 partidos, su rodilla derecha se quebró. Esa lesión marcaría el resto de su carrera deportiva.

Jugó un año más en la NBA (67 encuentros con los Jazz, en los que promedió 3,1 puntos y 3,3 rebotes), pero su rodilla ya era incapaz de aguantar el ritmo de la NBA (82 partidos de liga regular en sólo 6 meses).

Sin buenas opciones en Estados Unidos (un último intento le llevó a los Grizzlies de Memphis), el año pasado dio el salto a Europa. Su refugio fue el CB Granada, que buscaba de manera desesperada la permanencia. Al cobijo de la Alhambra, lideró la reacción del conjunto entrenado por Sergio Valdeolmillos, con unos promedios de 15,8 puntos, 9,3 rebotes y 23,4 puntos de valoración por partido.

Tras muchos rumores veraniegos, Borchardt renovó con el CB Granada, que gastó lo que tenía y más para retener a su jugador franquicia. Sus prestaciones, esta temporada, no han bajado. Y, de momento, bajo el embrujo nazarí las lesiones ni se le acercan. Allí promedia 16 puntos y 10 rebotes por encuentro. Los grandes del continente quieren contar con sus servicios. Sus rodillas, por contra, parecen no aguantar tantas jornadas europeas entre semana.

El sábado, el CB Granada, con el pelaje de Borchardt al frente, amenzará al Gran Canaria Grupo Dunas. Un grande visita el Centro Insular de Deportes. Que nadie se lo pierda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha