eldiario.es

Menú

Carla Suárez deslumbra en París ante la ex número uno el mundo Mauresmo

LA GRANCANARIA LOGRA SU MAYOR TRIUNFO PERSONAL Y ESTÁ A UNA VICTORIA DE LAS OLIMPIADAS

- PUBLICIDAD -

París, y por ende el resto del mundo, conoció este jueves el mágico revés a una mano de la española Carla Suárez, 132 del mundo, que logró la victoria más importante de su carrera al vencer a la francesa Amelie Mauresmo, 22 favorita, y ex reina del tenis mundial, por 6-3 y 6-4 en solo 72 minutos, en la segunda ronda de Roland Garros.

Este gran resultado de la jugadora grancanaria le permitirá entrar por primera vez en su carrera entre las cien primeras, y colocarla a solo una victoria de estar casi clasificada para disputar los Juegos de Pekín. Su próxima rival será la vencedora del encuentro entre la francesa Nathalie Dechy y la australiana Casey Dellacqua.

Suárez, venia de la fase previa, y acababa de ganar su primer partido en un Grand Slam, al derrotar antes a la también francesa Pauline Parmentier. Le tocó enfrentarse contra Mauresmo en la pista Philippe Chatrier, la central del recinto, un emplazamiento en el que cualquiera otra hubiera sucumbido por la presión, pero no fue así.

Apoyada en la grada por su entrenador, Txavi Budó, y por Arantxa Sánchez Vicario, tres veces ganadora de Roland Garros y ahora en funciones de comentarista para TVE, Carla jugó el partido de su vida, saliendo del anonimato internacional.

La española Conchita Martínez, campeona de Wimbledon en 1998, fue una de las espectadoras de excepción también. La ahora comentarista de Eurosport, señaló a EFE: "Ha sido algo grande y es una esperanza para el futuro. Era muy difícil jugar contra Amelie aquí y en esta pista, pero Carla no ha perdido nunca la confianza, ha estado siempre muy seria, sin nervios, y con una táctica perfecta".

"También hay que decir que Mauresmo no estaba en su mejor momento, pero es lo que tiene el tenis, y lo que le hace grande", añadió.

Mauresmo, campeona de Wimbledon y del Abierto de Australia, no fue la jugadora que todo el público quería ver. Amelie se ha perdido los últimos torneos sobre tierra batida europea debido a una lesión en la espalda, y de siempre, el Grand Slam de tierra se le ha dado especialmente mal, debido a la presión que soporta aquí, de tal forma que nunca ha pasado de los cuartos de final en 14 intervenciones.

"El secreto está en la cabeza", dijo Carla que se clasificó para el cuadro final tras superar en la fase previa a Monique Adamczack, Stephanie Fergusson y Olga Puchkova.

Sus mejores resultados este año han sido las semifinales en Bogotá y la final en el ITF de Tenerife, pero lo que seguro guarda con mayor cariño en su historial es haber ganado el primer punto de la eliminatoria de semifinales de la Copa Federación contra China en Pekín, y colocarse por tanto en la final contra Rusia que se disputará en septiembre en España.

Aquella fue su primera victoria en individuales en la Copa Federación, al derrotar a Shuai Peng por 6-3 y 7-6. Antes, había debutado en el punto de dobles de la eliminatoria de cuartos contra Italia en Nápoles y había perdido formando pareja con Nuria Llagostera, pero ya con la confrontación resuelta.

Su éxito en París llega también acompañado por el del grancanario David Marrero, 269 del mundo, que se ha situado en el cuadro principal, también saliendo de la previa, y que hoy juega segunda ronda contra el croata Mario Ancic.

Amélie Mauresmo había llegado a este Roland Garros con su peor ránking de los últimos diez años en los que ha disputado el torneo. Con un balance de 27 partidos ganados de 40 disputados, alcanzó los cuartos del 2003 y 2004. Este año había llegado a los cuartos de final en Gold Coast, París, Dubai y Amelia Island.

Pese a todo, la francesa negó que este resultado determinase su retirada del tenis profesional. "

"Tiene el típico juego español, los chicos también juegan así, muy profundo aunque sus tiros no son demasiado rápidos. Lo único que puede decir es que siento mucho la forma en la que he jugado, sobre todo técnicamente", añadió Mauresmo.

Preguntada por su retirada, Mauresmo dijo que este año era muy especial. "Aunque los Juegos Olimpicos no son mi objetivo principal, quiero participar en ellos", señaló para añadir que después del Abierto de Estados Unidos decidiría qué hacer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha