eldiario.es

Menú

Gran inicio de España en el Eurobasket

LA SELECCIÓN DE PEPU HERNÁNDEZ APALIZA A PORTUGAL (56-82)

- PUBLICIDAD -

Los campeones del mundo dieron un repaso en toda regla a Portugal en la inauguración del Europeo 2007 en Sevilla, que vibró con el retorno a la competición oficial de Jorge Garbajosa, aclamado por la afición y arropado por el equipo tras casi seis meses de ausencia de las pistas el día del primer aniversario del triunfo en el Mundial de Japón.

Portugal fue el convidado de piedra. Disfrutó de las mejores localidades del pabellón San Pablo para ver en acción a los campeones del mundo, implacables frente al rival menos dotado del Grupo B, cuyo liderato ya reposa en manos del equipo dirigido por José Vicente Hernández.

España anuló cualquier atisbo de resistencia lusa con los hombres que salieron del banquillo para relevar al quinteto inicial, ligeramente modificado por la ausencia de Juan Carlos Navarro, fuera de combate por una microrotura fibrilar en el adductor de la pierna derecha y baja, en principio, para la primera y la segunda fase.

La selección de Pepu Hernández consintió un 5-1 de inicio y luego, tras un pequeño tira y afloja consecuencia de la inquietud del estreno más que de otra cosa (11-12), desbancó a los portugueses con la contundencia de una apisonadora.

Los anfitriones repitieron la misma receta que en las veintiséis victorias anteriores. La solidez defensiva abrió el camino del contragolpe y de los ataques de salón al tiempo que sacó al cuadro luso de la cancha. Una solidez que, para buscar la cuadratura del círculo, sólo produjo once faltas personales.

La cosa estaba tan clara que Jorge Garbajosa, en el dique seco desde el 26 de marzo en Boston contra los Celtics, volvió a entrar en contacto con la competición oficial cuando todavía restaban dos minutos y medio del primer cuarto por jugar.

El ala-pívot de los Toronto Raptors fue recibido en medio de una estruendosa ovación. España empezaba a rodarle para que recupere ritmo de partidos lo antes posible, para que vuelva a ser una pieza determinante de un equipo que desconoce la derrota desde hace dos años y que quiere volver a subirse a lo más alto del podio igual que hace un año en el Saitama Superarena de Tokio.

Rival entregado

Portugal transmitía la sensación de saberse en la boca del lobo. Pero quienes le pararon los pies fueron los reservas. Pepu hizo una batería de cambios casi al unísono y España entró en ebullición. Comenzó el segundo cuarto con un parcial de 0-11 (13-32) que mantuvo el marcador sin noticias de los lusos durante casi cuatro minutos y se fue a descansar con una serie de 8-25, el partido encarrilado, Portugal anulado y el público encantado.

De no ser porque el Europeo ha echado a andar y porque una de las claves del éxito de este equipo es el impecable respeto que profesa hacia todos los rivales habría parecido un partido amistoso. Sin embargo, la victoria del combinado nacional ya campea en la clasificación y los Golden Boys ocupan el primer puesto del Grupo B.

Las diferencias adquirieron dimensiones mastodónticas en el tercer tramo, por encima de los treinta puntos en algunas ocasiones pese a que la selección española levantó el pie del acelerador. Cada partido es una cita única y excepcional para un equipo que sabe medir sus fuerzas con precisión germánica.

El seleccionador propone y los jugadores disponen en una simbiosis perfecta. Pocos equipos saben lo que deben enseñar cada noche, hasta donde hay que apurar el depósito, lo que les interesa descubrir y lo que necesitan esconder. España lo hace con minuciosidad de cirujano.

Nada es por casualidad. Todo tiene un porqué. En el último cuarto, con todos los objetivos de la noche cubiertos, con Portugal resignada a estrenar el casillero de derrotas y con Garbajosa otra vez en el corazón del combinado campeón del mundo, España bajó el pistón, dejó correr el marcador y empezó a pensar en el siguiente compromiso del torneo continental: Letonia.

Ficha técnica

Portugal (56)

España (82)

Portugal (15+8+14+21) : Silva (6), Santos (9), Gomes (2), Jordao (2), Evora (8) -cinco inicial-, Miranda (3), Cunha (9), Ramos (5), Minhava (-), Coelho (7), Fernandes (5) y Simao (5).

España (21+25+18+18): Calderón (1), Fernández (7), Jiménez (6), Reyes (10), Pau Gasol (19) -cinco inicial-, Garbajosa (8), Cabezas (7), Marc Gasol (11), Berni Rodríguez (4), Mumbrú (7) y Sergio Rodríguez (2).

Árbitros: Pilipauskas (LTU), Shtriks (ISR) y Krause (GER). Sin eliminados

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo B del Europeo 2007 disputado en el Pabellón San Pablo de Sevilla ante unos 10.000 espectadores. El Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, presenció el encuentro desde el palco en compañía de la Ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera; el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el presidente de la Federación Española de Baloncesto, José Luis Saez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha