eldiario.es

Menú

Incómodo trámite de España en Liechtenstein

EL GRANCANARIO SILVA SERÁ TITULAR EN EL ONCE DE LUIS ARAGONÉS

- PUBLICIDAD -

El miércoles, contra Liechtenstein, un rival pequeño, la selección española juega otro partido grande, trascendente, de ésos a los que quedó condenada tras su desastroso arranque en la fase de clasificación de la Eurocopa de Austria y Suiza 2008.

Superados ya con éxito, al menos por los resultados, los obstáculos de Dinamarca, Islandia y Letonia, el equipo de Luis Aragonés necesita otra victoria en Vaduz, capital de este pequeño principado centroeuropeo, para seguir avanzando hacia la próxima fase final del campeonato continental.

El margen de error para España quedó prácticamente agotado cuando perdió en Irlanda del Norte y Suecia. Ahora, cada partido que afronta se ha convertido en una final. Los tres puntos en juego el miércoles son un objetivo que la selección española está obligada a conseguir si no quiere volver a convivir con la palabra crisis.

Aragonés no quedó muy convencido con la actuación de sus futbolistas en Riga el pasado sábado. Se ganó a Letonia, que era lo importante, pero el juego fue decepcionante por momentos y el técnico madrileño es consciente de que a sus hombres hay que exigirles mucho más.

Ganar y jugar bien es la mejor receta para paliar los males futbolísticos de cualquier equipo, y más para una selección que camina a trompicones desde que fue eliminada por Francia en los octavos de final del pasado Mundial.

A España le espera ahora un adversario de escaso prestigio, ideal para que demuestre que tiene poderío de sobra para hacerse con una de las dos primeras plazas del Grupo F y sellar el visado de entrada a la Eurocopa 2008.

Aragonés medita cambios en la alineación para el duelo contra Liechtenstein. Uno obligado, por la baja de Xavi Hernández por acumulación de tarjetas, y otros para intentar que el rendimiento del equipo sea más acorde con su potencial.

Cesc Fábregas, centrocampista del Arsenal, se perfila como el sustituto de Xavi y también podrían entrar en el once inicial los valencianistas Joaquín y el grancanario David Silva, y el delantero de Osasuna Roberto Soldado, que debutó con la selección en Riga.

Joaquín no fue titular ante Letonia por culpa de un fuerte golpe en el dedo de un pie que sufrió durante el entrenamiento de la víspera del partido. Silva se lo perdió por una sobrecarga en los isquiotibiales.

Más cambios en el once

Ambos están recuperados y todo apunta a que serán titulares en Vaduz en lugar de Luis García, el jugador del Espanyol que también debutó en Riga, y Miguel Ángel Angulo.

Si finalmente Luis Aragonés decide jugar con dos delanteros contra Liechtenstein, Andrés Iniesta sería el otro futbolista que fue titular en Riga y que se quedaría fuera de la alienación en el estadio Rheinpark de Vaduz.

Pero sean cuales sean los jugadores que formen el once, España no debería tener ningún problema para imponerse a una selección que antes de cada partido sólo tiene un sueño: no perder.

Cuando consigue hacerlo realidad, se celebra como algo histórico entre los aficionados al fútbol de este pequeño país situado entre Austria y Suiza.

Así sucedió el 28 de marzo, después de que la selección que entrena el suizo Hans-Peter Zaugg venciese en casa a la de Letonia por 1-0 con un gol de Mario Frick, su mejor jugador, un delantero centro que milita en el Siena italiano.

Liechtenstein también evitó la derrota en Islandia el pasado sábado. Empató 1-1 en Reikiavik y ahora espera a España repleta de moral.

Alineaciones probables:

Liechtenstein: Jehle; Michael Stocklasa, Hasler, Martin Stocklasa, Ritzberger; Ronny Büchel, Burgmeier, Kieber, Thomas Beck; Mario Frick y Rohrer.

España: Casillas; Sergio Ramos, Marchena, Puyol, Capdevila; Joaquín, Cesc, Albelda, Silva; Villa y Soldado.

Árbitro: Nikolai Ivanov (RUS)

Estadio: Rheinpark.

Hora: 19.30 (La Primera de TVE).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha