eldiario.es

Menú

El Madrid no puede con el Sporting en El Molinón

MADRID

El Real Madrid tropezó en su visita al estadio El Molinón al firmar 'unas tablas' sin goles frente al Sporting de Gijón, lo que le sirve para recuperar el liderato de la Liga BBVA pese a no presentar una mejoraría en su juego, mientras que en el otro encuentro adelantado de la octava jornada, el Atlético de Madrid continuó sin rumbo tras empatar también (1-1) ante el Real Mallorca.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Madrid no puede con el Sporting en El Molinón

El Madrid no puede con el Sporting en El Molinón

El Real Madrid tropezó en su visita al estadio El Molinón al firmar 'unas tablas' sin goles frente al Sporting de Gijón, lo que le sirve para recuperar el liderato de la Liga BBVA pese a no presentar una mejoraría en su juego, mientras que en el otro encuentro adelantado de la octava jornada, el Atlético de Madrid continuó sin rumbo tras empatar también (1-1) ante el Real Mallorca.

El bloque de Manuel Pellegrini no pudo levantarse de su reciente derrota en 'Champions' frente al AC Milan y evidenció falta de pegada y velocidad en la última línea, provocado por la ausencia de Cristiano Ronaldo, Gonzalo Higuaín y Karim Benzemá, que no viajaron al feudo asturiano, lo que dejó la responsabilidad a Raúl y a Kaká, que jugó por primera vez desde que llegó a Chamartín en su posición.

Este plantel, unido a la inexistente dirección de Xabi Alonso en la media madridista, provocó que los locales gozaran de los primeras posibilidades sobre el arco de Iker Casillas. Por su parte, los blancos sólo encontraron respuesta en la figura del revalorizado Royston Drenthe, que fue titular.

Con el paso de los minutos, el balón recayó progresivamente en las manos de los visitantes, pero sin lograr plasmarlos en ocasiones de gol dada su alta previsibilidad en el juego y su poca profundidad, en gran medida, por sus cuatro bajas en el ataque.

En la reanudación, los merengues salieron con mayor frescura y no soltaron el timón del choque, aunque no consiguieron estrenar el casillero al malograr Granero la ocasión más clara del partido al rematar en el área pequeña una asistencia de Kaká, finalmente enmendada por el meta Juan Pablo.

La acometida del Real Madrid se mantuvo a ráfagas tras la salida de Guti, que no pudo ayudar con su último pase en el huérfana delantera blanca. El tramo final del envite se resolvió con los intentos fallidos por recuperar el prestigio de los madrileños y por el contragolpe rojiblanco, que mejoró su imagen con respecto al año pasado, en el que cedieron en ambos enfrentamientos.

Con este resultado, los blancos prolongan un arranque descafeinado que, pese a dejarles en el liderato provisional, deja cuestionado a Pellegrini, que tras más de dos meses de dirección del conjunto no parece haber encontrado la sintonía de unos jugadores que, por presupuesto, deberían solucionar este tipo de compromisos.

EL ATLÉTICO CONTINÚA HACIENDO AGUAS

El Atlético de Madrid no mostró cambio alguno tras una nueva semana convulsa y empató (1-1) frente al Real Mallorca, con lo que no mejora su mala imagen tras los descalabros en el Reyno de Navarra y en Stamford Bridge, y pese a que en esta ocasión gozó de superioridad numérica durante la mayor parte del encuentro tras dos expulsiones de jugadores bermellones.

Los de Santi Denia -que ocupa el cargo provisionalmente ante la llegada el próximo lunes de Quique Sánchez Flores-, no validaron el dicho de 'a entrenador nuevo, victoria segura', y mantuvieron los mismos argumentos pobres que llevan cosechando en el campeonato, sobre todo en ataque, en el que predominó el desorden y los intentos frustrados del más activo de los 'colchoneros', Simao Sabrosa.

Fruto de estos despropósitos, los rojiblancos desaprovecharon su primera gran tentativa en el minuto 26, cuando el uruguayo Diego Forlán erró su primera pena máxima del día, lo que coincidió con el mejor momento de los baleares, que pese a contar con diez jugadores sobre el campo -Josemi resultó expulsado por mano-, y tener de baja a su goleador Aritz Aduriz, dispuso de las mejores oportunidades.

En el segunda acto, un nuevo penalti en manos de los madrileños, que volvió a desembocar en otra expulsión de los baleares, esta vez por mano de Ramis, sí fue certificada por el obstinado Forlán, que tras innumerables intentos sólo pudo ver puerta a balón parado.

Tras esto, el Atlético estuvo jugando con fuego al no buscar el segundo tanto, y achicó a su portería ante la insistencia de Webó, lo que permitió que los de Gregorio Manzano sacaran petróleo en el descuento de un centro improbable de Borja Valero, pero que entró en las redes tras el fallo en el despeje de De Gea.

De este modo, el conjunto de la orilla del Manzanares continúa con peores números que en el año del descenso, algo que ya está empezando a levantar silbidos en el Vicente Calderón, y con un juego repleto de lagunas tanto ofensivas como defensivas, lo que por el momento son el primer problema con el que tendrá que medirse a partir de la semana que viene su técnico entrante.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha