eldiario.es

Menú

DIRECTO Hacia el 21D

Maldonado ve con ánimos al Kalise Gran Canaria

EL EQUIPO CLARETIANO, TRAS SU PARTICIPACIÓN EN LA COPA DEL REY, RECIBE AL RICOH MANRESA

- PUBLICIDAD -

Tras participar en la fase final de la Copa del Rey, el Kalise Gran Canaria retomará este domingo la competición en la Liga ACB con un duelo ante el Ricoh Manresa (12.00 horas). Salva Madonado, entrenador del equipo claretiano, aseguró este viernes que ve "con ánimos y recuperada" a su plantilla tras la derrota en Madrid ante el Unicaja Málaga.

"El deporte vive de retos e ilusiones y nosotros afrontamos el torneo con el mejor equipo que nunca, aunque eso tampoco garantizaba nada. Hemos tenido una buena oportunidad pero no pudimos conseguirlo, y ahora tenemos la oportunidad de quitarnos el mal sabor de boca", explicó el técnico barcelonés.

Maldonado admitió que la derrota ante Unicaja generó cierta "desilusión" por las expectativas que se generaron alrededor del equipo antes de viajar a Madrid. "Todos pusimos mucha ilusión y con el batacazo quedó cierto desánimo, sobre todo por la gente que nos apoyó, más que otras aficiones", añadió.

"Durante la semana -agregó Maldonado- hemos entrenado bien, hay ganas de seguir luchando y el domingo estaremos al cien por cien. Tenemos otro reto importante y cosas por conseguir en la recta final del campeonato".

Ahora, el entrenador del Granca recomendó centrarse en la ACB. "No podemos seguir mortificándonos con lo que pasó en la Copa del Rey, donde siete equipo sufrimos la tiranía del Tau Cerámica", detalló.

Sobre el Ricoh Manresa, el técnico subrayó que el rival "tiene un gran colectivo". "Ahí están -añadió- sus once victorias, tiene una buena pareja de bases y muchos jugadores que aportan tanto en el interior como en el perímetro. Ellos están mejor en defensa y nosotros en ataque. El Ricoh se acerca de su meta, la permanencia, aspira a otros objetivos y luchará hasta el final".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha