eldiario.es

Menú

Manolo Martínez vivió ''el peor momento'' de su carrera al ser expulsado ante el Rayo Vallecano

CONSIDERA MUY RIGUROSA LA DECISIÓN DEL ÁRBITRO

- PUBLICIDAD -

Manolo Martínez, centrocampista del CD Tenerife, reveló este lunes que en el partido contra el Rayo Vallecano vivió "el peor momento" de su carrera deportiva al ser expulsado por doble amonestación y dejar a su equipo en inferioridad numérica antes de que concluyera la primera parte.

En esos instantes, Manolo Martínez quería que le "tragase la tierra", sobre todo en el vestuario durante el periodo de descanso, ya que es un jugador "muy sentimental" que peca de "exceso de responsabilidad", sobre todo en las situaciones negativas, afirmó.

El de Bigastro agradeció que al final "salieron las cosas bien y me pude ir a dormir tranquilo" ya que el CD Tenerife se hizo con los tres puntos en litigio, aunque lamentó tener que parar ahora que sentía "muy bien y muy a gusto" en su nueva demarcación de central y que luego estará al borde de cumplir el ciclo de amonestaciones.

Manolo Martínez opinó que el colegiado estuvo "muy riguroso" pues en la primera tarjeta que vio ante el Rayo "ni siquiera fue falta" y tampoco apreció merecimiento de cartulina en la acción que supuso su expulsión.

Se quejó del cartel de futbolista rudo que algunos le han colgado y en este sentido explicó que "me empleo con dureza, pero no soy agresivo", y se remitió a una entrada que recibió hace tres jornadas contra el Salamanca cuando "por poco me rompen la pierna".

Dejando a un lado su situación particular, el medio alicantino se quedó con que la victoria contra el Rayo "nos servirá para creer en firme en nuestras posibilidades, incluso en los momentos de adversidad", y la comparó con el empate cosechado la pasada temporada en el campo del Córdoba con un 2-0 en contra.

Nino destaca la casta del equipo

En la misma línea se pronunció su compañero Nino, quien valoró que el CD Tenerife "sacó la casta y la concentración ante un rival con el potencial del Rayo".

El pichichi blanquiazul reveló que en el descanso "teníamos la sensación de que era complicado porque -el expulsado- era un central, sabíamos del potencial del Rayo arriba, pero también que estando juntos, siendo solidarios y concentrados al cien por cien, alguna oportunidad íbamos a tener".

Nino abundó en que "tuvimos una o dos ocasiones antes del gol de Juanlu, y a partir de ahí todo fue más sencillo entre comillas. Ya con el 2-0 se terminó el partido totalmente", resumió.

Un tanto, el de la sentencia, que llevó su firma y que sirvió para disfrutar de una de las mayores ovaciones que se recuerden en el Heliodoro.

"Es uno de esos días en los que das gracias a Dios por ser futbolista. Es lo máximo, salir del campo así", relató Nino, quien agregó: "no me cansaré de decir que es un orgullo jugar en el Tenerife. Cada vez que piso el estadio es un momento especial".

Festejos aparte, el delantero del CD Tenerife abogó por centrar toda la atención en el siguiente compromiso frente a uno de sus ex equipos, el Levante.

Nino dijo no sentir ánimos de revancha por la manera en que salió de la entidad granota pero avisó de que "trabajaré para meter goles allí".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha