eldiario.es

Menú

Murió Alfonso Silva

LEYENDA DEL FÚTBOL CANARIO

- PUBLICIDAD -

Una de las mayores glorias que ha dado el fútbol grancanario, Alfonso Silva Placeres, falleció este viernes en Constanza (Alemania) a los 80 años de edad. Silva, mundialista con España en la Copa del Mundo Brasil'50 y estrella del Atlético de Madrid entre 1946 y 1955, dejó de existir tras afrontar una larga enfermedad que le llevó a retirarse a su hogar en Alemania en los últimos años.

Alfonso Silva nació en Las Palmas de Gran Canaria el 19 de marzo de 1926. Después de pertenecer al Santa Catalina y jugar al mas alto nivel isleño en el Real Club Victoria, emigró en 1946 a la península para jugar casi una década en el Atlético de Madrid, hasat 1955. Regresó a Canarias para enrolarse en el recién creado UD Las Palmas, donde permaneció tres años, desde 1956 a 1959 en Primera División, abandonando luego la práctica del fútbol profesional.

El grancanario vistó en cinco ocasiones la camiseta de la selección nacional de España, llegado a actuar en un partido del Campeonato Mundial de Fútbol celebrado en Brasil en 1950. En esa cita coincidió con otros dos canarios en la lista de la selección española: el tinerfeño Luis Molowny, con quien mantuvo una sana rivalidad al ser éste primero jugador del eterno rival del Victoria, el Marino de Las Palmas, y después madridista en la capital de España, y con el palmero Rosendo Hernández, jugador del RCD Espanyol. Ese equipo mundialista estaba adornado por otros nombres ilustres como Painzo, Zarra, Ramallets o Basora.

Silva había debutado en Barcelona un 2 de enero de 1949, en un España-Bélgica que acabó con empate a un gol. El tanto hispano fue anotado por el propio Alfonso Silva. Su última convocatoria con el combinado nacional tuvo lugar con ocasión de un España-Suiza (6-3) celebrado en Madrid el 18 de febrero de 1951.

Una de las actuaciones amarillas más memorables de Silva se produjo el 9 de febrero de 1958 en el Estadio Insular, cuando vistiendo la casaca de la UD Las Palmas fue pieza clave, anotando además un gol, en el triunfo canario sobre, precisamente, el club que dio a Silva su mayor gloria deportiva, el Atlético de Madrid, con quien consiguió ganar dos Ligas, en 1950 y 1951.

Las nuevas generaciones del deporte canario podrán recordar a Alfonso Silva, Hijo Predilecto de Gran Canaria, gracias a un campo de fútbol que lleva su nombre, ubicado en el recinto deportivo del barranco de La Ballena.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha