eldiario.es

Menú

Las Palmas B se queda sin premio tras igualar con el Guadalajara

EL CONJUNTO AMARILLO DOMINÓ LA CONTIENDA PERO CARECIÓ DE PEGADA (1-1)

- PUBLICIDAD -

Se esfumó el sueño del ascenso a la categoría de bronce para Las Palmas B. El 2-1 que traía el Guadalajara del partido de ida fue una pesada losa para los pupilos de Toni Cruz. El filial amarillo fue dueño del balón, sin embargo, no tuvo capacidad para hacer el suficiente daño a un rival mucho más experimentado. Jornada de sonrisas y lágrimas. Por un lado, los locales no vieron premiada una temporada para enmarcar. El 1-1 que reflejó el electrónico fue insuficiente para un equipo anfitrión que lo intentó siempre. Del otro, la felicidad del club alcarreño, que consigue alcanzar su particular meta: militar por primera vez en la Segunda división B tras 60 años de historia.

Ambiente de gala en el Pepe Gonçalves. Las gradas quedaron teñidas de amarillo y, en menor medida (unos 400 hinchas del cuadro visitante), de grana. De poco le sirvió a Las Palmas B finalizar la fase regular como el mejor equipo de la Tercera división canaria y acabar con las esperanzas del Tudelano, oponente al que dejó en la cuneta en la primera eliminatoria del play off por el ascenso.

El Guadalajara se presentó en la isla con las ideas claras, defender con uñas y dientes la renta que traía del encuentro de ida (2-1). y lo consiguió. Por su parte, el conjunto insular lo intentó en todo momento, pero su falta de pegada en los últimos metros hizo estéril su esfuerzo.

El partido tuvo un comienzo frenético, con ambos equipos inmersos en una batalla en la que no había tregua. Toni Cruz planteó un esquema 4-4-2, con Peraza, autor del tanto de la esperanza en el partido de ida, y Nacho Casanova como hombres más adelantados.

Con el transcurrir de los minutos, Las Palmas B se fue adueñando del control del juego, pero, sin embargo, se perdió en centros lejanos que no causaban excesivos problemas al espigado guardameta visitante. Por su parte, el Guadalajara se atrincheró en su parcela en busca de una rápida contra que pusiera las cosas aún más cuesta arriba a los canarios.

En el minuto 7 llegó la primera ocasión clara para inaugurar la contienda. Un centro medido del lateral zurdo Ruymán lo desperdició Francis Suárez al rematar fuera cuando se encontraba en una situación franca para marcar.

El propio Ruymán tuvo en sus botas el 1-0 (min. 16), pero su lanzamiento de falta se fue ligeramente desviado.

Durante toda la primera parte, las defensas se impusieron a los respectivos ataques, sobre todo la local, que apenas tuvo sobresaltos. Lo más destacado de ahí al final fueron las oportunidades de las que dispuso

Al final no pudo ser. Tras una gran temporada, en la que se proclamó campeón de la liga regular y dejó en la cuneta al Tudelano en la primera eliminatoria por el ascenso, Las Palmas B no pudo remontar el 2-1 en contra que encajó en el choque de ida frente al Guadalajara y sucumbió pese a sus continuas acometidas frente al conjunto alcarreño ya que no pudo pasar del empate a uno.

Desde el pitido inicial los pupilos de Toni Cruz se volcaron sobre la portería de Sanmiguel. Con más de 3.500 espectadores en las gradas del Pepe Gonçalves, el balón era totalmente amarillo y los ataques se sucedían, aunque la juventud isleña chocaba una y otra vez contra la veteranía alcarreña y no llegaban las ocasiones de adelantar a los grancanarios, entre otras cosas por las continuas interrupciones del choque ante la permisividad del colegiado tinerfeño García Jorge.

Pese al dominio amarillo, las únicas ocasiones claras sólo llegaban en jugadas a balón parado, especialmente cuando partían de las botas de Ruymán. La reanudación se inició en la misma tónica, continuos ataques sin acierto del filial isleño y su rival esperando golpear a la contra, y lo hizo.

Apenas iban seis minutos de la segunda parte cuando tras una nueva aproximación local el Guadalajara montó un rápido contragolpe que llegó a los pies de Braulio, que de tiro raso hizo enmudecer a la afición amarilla y vibrar a los más de 200 aficionados de su equipo que se desplazaron a Gran Canaria.

El tanto prácticamente no cambió nada pues se siguió en la misma tónica, los amarillos, con algo más de garra, volcados en busca de un tanto y los visitantes defendiendo el resultado, aunque en esta ocasión el esfuerzo de los de Toni Cruz, que fue expulsado en el descanso, sí obtuvo premio justo cuatro minutos después del tanto foráneo. Fue en un lanzamiento de córner que cabeceó Nacho Casanova al fondo de la red.

Con el marcador de nuevo equilibrado, Las Palmas B necesitaba un tanto para igualar la eliminatoria y dos para clasificarse. Todo apuntaba a que, tal y como estaba jugando en esos momentos, podía conseguirlo, pero apenas seis minutos después un nuevo mazazo sacudió a los de Toni Cruz, al ser expulsado Carreño.

Pese a estar con un futbolista menos, el filial del UD lo intentaba, pero con menos claridad que hasta entonces. A diez minutos del final las fuerzas se equilibraron con la expulsión de Juanchu. Las Palmas B estaba completamente volcado y ya en la prolongación tuvo dos ocasiones muy claras. La primera con un doble remate de Nacho Casanova y Peraza que acabaron en córner tras salvar de forma milagrosa la defensa. La segunda, a la salida del mismo, cuando el meta grancanario, Roberto Santamaría, incorporado al ataque, remató el centro desde la banda para que el balón se fuera pegado al poste y con él las ilusiones de un ascenso que tendrá que esperar al menos un año más.

La desilusión con el pitido final fue grande entre los jugadores amarillos, que sin embargo fueron aclamados por el público que llenó el Pepe Gonçalves y que quiso agradecer así el tremendo esfuerzo realizado, no sólo durante este partido, sino a lo largo de toda la temporada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha