eldiario.es

Menú

'Purito' supera con victoria el primer examen dolomítico

MADRID

Sólo el Liquigas de Basso, que hizo la selección definitiva, y Hesjedal (Garmin) atacaron

- PUBLICIDAD -

Sólo el Liquigas de Basso, que hizo la selección definitiva, y Hesjedal (Garmin) atacaron

Presentación Proyecto Hombre 'Jóvenes Y Alcohol: Enfocando Una Realidad'

Presentación Proyecto Hombre 'Jóvenes Y Alcohol: Enfocando Una Realidad'

CORTINA D'AMPEZZO (ITALIA), 23 (EUROPA PRESS)

El ciclista español Joaquím Rodríguez, del Katusha, se impuso en la decimoséptima etapa del Giro de Italia, disputada este miércoles entre la localidad austriaca de Falzes y la italiana de Cortina d'Ampezzo sobre 186 kilómetros, y mantuvo con menos problemas de los esperados la 'maglia rosa'.

El corredor catalán afrontaba el primer gran examen dolomítico, con una jornada muy montañosa y con el peligroso Passo Giau a poco de la meta, pero salvó con facilidad un día donde sólo el Liquigas y el canadiense Ryder Hesjedal (Garmin-Barracuda) mostraron algo de ambición para inquietar al de Paret del Vallés.

Así, 'Purito', al que se le vio bien y sin aparentes dificultades, aguantó en el grupo definitivo, el que la formación de Iván Basso se encargó de seleccionar y saboreó su segunda victoria en la carrera, dedicada de forma emotiva a Xavi Tondo, cuyo aniversario de su trágico fallecimiento se cumplía precisamente en esta jornada.

Por el contrario, aunque no hubo excesivos damnificados, seguramente el peor parado fue el checo Roman Kreuziger (Astana), quinto clasificado y que perdió el paso en el Forcella Staulanza y se despidió de sus opciones de podio.

Y es que el checo, como la gran parte del gran grupo, no pudo aguantar el infernal ritmo que Basso ordenó a sus compañeros de equipo. El Liquigas está cumpliendo con su papel y se erigió nuevamente en protagonista, aunque su jefe de filas no está consiguiendo los réditos esperados.

Así, en la ascensión al Forcella Staulanza, la formación italiana eliminó a Kreuziger, y no paró en las rampas del Giau donde una avería mecánica dejó a su líder sin la inestimable ayuda del polaco Sylvester Szmyd. Pese a esto, el varesino tomó las riendas y aceleró dejando en nada la selección final, donde Rodríguez, que se había quedado también sin compañeros, aguantaba junto a los italianos Michele Scarponi (Lampre) y Domenico Pozzovivo (Colnago), el colombiano Rigoberto Urán (Sky) y el canadiense Ryder Hesjedal.

SCARPONI FLOJEA.

Estos seis superaron el Giau, donde sólo el norteamericano mostró ambición, con un ataque al que el líder respondió. Sin embargo, el ritmo fue demasiado en esos momentos para Scarponi, que se descolgó a algo más de un kilómetro para la cumbre, aunque con el descenso hacia Cortina d'Ampezzo como argumento para recuperar un terreno.

En la bajada, Hesjedal intentó ser atrevido, bien marcado por 'Purito', que solamente respondía cuando se movía su rival más cercano en la general. De todos modos, el sexteto, tras el esfuerzo del jefe de filas del Lampre, se reagrupó y llegó junto a la recta final. La 'maglia rosa' no perdonó y demostró su fortaleza batiendo a todos sus rivales con relativa facilidad y besándose el crespón negro que lucía maillot en recuerdo de Tondo.

El de Paret del Vallés, cuya victoria no iba acompañada de bonificación, logró su segundo éxito en la 'corsa rosa', el cuarto para el ciclismo español en esta edición 2012, el cien en toda la historia, y el segundo consecutivo tras el de ayer martes de Ion Izagirre (Euskaltel). Beñat Intxausti (Movistar Team) perdió más de un minuto, pero se mantiene en el 'top 10' de la general.

Ahora, tras la jornada de este jueves, la última de recorrido llano entre San Vito de Cadore y Vedelago y que servirá de descanso para los favoritos, Joaquím Rodríguez afrontará el tramo decisivo con 30 segundos de ventaja sobre Hesjedal y de 1.22 sobre un Basso que ha dejado claro que plantará 'batalla'.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha