eldiario.es

Menú

Sensación de poder

COLABORACIÓN / ESPECIAL COPA DELR EY MADRID 2009

- PUBLICIDAD -

Leo en distintas fuentes lo que ya sospechaba: que la Copa del Rey de Baloncesto es el evento deportivo con más demanda proporcional de público en la piel de toro. No deja de ser lógico, teniendo en cuenta que en el torneo se dan cita ocho aficiones diferentes en un mismo pabellón, que de nuevo será el Palacio de los Deportes de Madrid. La mezcla le da un sabor único a la competición, inigualable en este punto, y efectiva cien por cien si de lo que se trata es de vender un producto. Tanto, que hasta la Eurocup copió la pasada temporada la fórmula para decidir a su campeón. Aquí, en la isla, el poder de la convocatoria copera resulta especialmente ilustrativo en cuanto al momento que vive el entorno del Gran Canaria.

El Kalise vuelve a la Copa, sí. Y lo hace con más de un millar de peticiones de entradas por parte de sus abonados, y entre presiones de alto pasillo para obtener una localidad VIP de última hora en Madrid, que allí quieren estar todos. El año de ausencia, la temporada del noveno puesto (la última), ha revitalizado sin duda a una afición que redescubre hoy el valor de estar presente en un torneo en el que, hasta la fecha, la presencia amarilla ha sido más simbólica que trascendente. Porque nunca se ha pasado de los cuartos en una cita en la que concurren los más grandes del basket nacional.

Es aquí donde se localiza ese plus de entusiasmo que demuestra el fan del Kalise. Porque esta vez se respira más que nunca la posibilidad de dejarse notar de veras en semejante cita. Sin perder su medida como club, esa que condiciona siempre la formación de su plantilla, el Gran Canaria 2008/09 está firmando una temporada notable, instalado ya desde hace varias jornadas en la sexta plaza de la ACB, y mirando desde arriba a presupuestos más grandes que el suyo. Lo ha hecho, además, con un nuevo estilo, en una onda que le convierte a estas alturas de curso en un rival imprevisible.

Algo que preocupa a Salva Maldonado, que ya ganó una Copa con el Manresa (1996), obsesionado con el sobresaliente nivel defensivo que permitió a su Granca superar con suficiencia a Unicaja o Barcelona en la primera vuelta. Este Kalise no defiende aún como el que comenzó el ejercicio, cierto, pero tanto o más lo es su sorprendente capacidad para ganar partidos rozando el centenar de puntos. Con Carl English, jugador del mes de enero en la ACB, como el anotador que busca sus rachas y las encuentra, con Joel Freeland como revelación interior de la Liga, aún con sus problemas físicos, con el sorprendente Melvin Sanders y el eficiente Josh Fisher, y con una rotación de once hombres en los que siguen teniendo peso los veteranos (Savané, Norris, Moran, Mario), este Gran Canaria ha roto el molde de temporadas anteriores.

En aquellas, el outsider canario que se instaló entre los grandes lo hizo a base de su hermetismo defensivo, su solidez y el amparo del Centro Insular de Deportes. Casi siempre fue fiable en los pronósticos, para lo bueno y para lo malo. En la presente, juega un equipo que sigue estando muy arriba en la tabla (llegó a ser líder), tal vez más inestable en bolsa -en el devenir de los encuentros- y, sin duda, con un rasgo de carácter de los que hay que cuidarse en torneos como la Copa. Dependiente en ataque de su inspiración, el Kalise suele destrozar los partidos cuando la encuentra.

¿Y el rival? El propio club celebró por lo bajo a Unicaja en el bombo. El mismo Málaga que eliminó al Gran Canaria en los cuartos de hace dos años en Madrid sigue siendo un contrincante digno del mayor de los respetos, con el plateado Aíto en el banco, y tal vez sin el lesionado Cabezas en la pista. Un grande que puede salvar aquí su temporada, y que como tal mira la Copa, exigido por su propio entorno. Asumido su rol, el Kalise, sin embargo, se ha cargado de determinación para hacer historia. El propio Maldonado llegó a admitir que ningún otro de sus grancanarias le transmitía las sensaciones de éste para dar una sorpresa en Madrid. Y la Copa, ya se sabe, es cuestión de sensaciones. Para el Granca, es el momento de darles rienda suelta.

(*) Director del programa Zona Granca (UdRadio).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha