eldiario.es

Menú

El Sevilla despertó tarde y dice adiós a Europa

NO LE BASTÓ GANAR 0-1 AL OPORTO

Los portugueses se medirán al CSKA de Moscú en octavos de final.

- PUBLICIDAD -

El Sevilla, que sólo demostró ambición tras ponerse con ventaja en el luminoso, ha sido eliminado este miércoles de la Europa League tras ganar 0-1 al Oporto, que se medirá al CSKA de Moscú en octavos de final, gracias al 1-2 arrancado hace una semana en su visita al Sánchez Pizjuán.

Los lusos salieron con su once de gala, en el que destacaba la presencia de Falcao, máximo goleador de la competición, recién salido de una lesión, mientras que en los hispalenses Medel, fijo en las últimas alineaciones de Manzano, se quedaba de inicio en el banco en favor de Zokora, y Negredo era el elegido para acompañar a Kanouté en ataque.

Precisamente fue el malí, quien estuvo a punto de abrir el marcador a los dos minutos, con un tiro que rozó el palo tras pase de Negredo. Pero fue un espejismo, porque el Oporto, en un adelanto de lo que iba a suceder a partir de entonces, respondió con una escapada de su potente delantero Hulk, que Fernando Navarro frenó en una jugada que pudo ser polémica.

Y es que los locales, dominadores indiscutidos en la medular, manejaban el choque a su antojo y lanzaban peligrosas acometidas, sin despreciar los tiros a media distancia, como el de Belluschi desde la frontal en el minuto 19, que a punto estuvo de besar la red. Si a ello se une que la presencia de Falcao le dejaba muchas más opciones de juego a Hulk, se comprende que el Sevilla, más allá de algún arreón ocasional, no inquietara en absoluto el portal blanquiazul.

Claro que incluso así los sevillistas podían considerarse afortunados, porque en el minuto 34 Falcao cabeceaba a placer un centro de Varela en el punto de penalti, que sólo el travesaño evitó que supusiera el 1-0. Manzano seguía sin reaccionar ante el alud que se estaba tragando a su equipo, para el que la mejor noticia fue irse al descanso con 0-0.

En la reanudación, por fin, Medel entró en lugar del desaparecido Zokora y, como quiera que el crono seguía corriendo y el panorama no variaba un ápice, Manzano sacrificó a un defensa, Sergio Sánchez, para jugar con tres puntas, con la incorporación de Luis Fabiano. El equipo se quedaba ahora cojo por la banda diestra -donde se seguía esperando a Navas-, mientras el Oporto seguía fallando una cascada de oportunidades a cargo de Hulk y Moutinho, incluido un tiro al palo de este último.

Pero en el minuto 70 todo iba a cambiar. Primero, porque, como no podía ser de otro modo, un ex del Oporto, Luis Fabiano, recogía un gran pase de Negredo y clavaba el 0-1, en el primer disparo a puerta de su equipo. A renglón seguido Pereira veía la roja directa por una dura entrada sobre Medel. Claro que entonces Alexis, que ya tenía una amarilla, vio la segunda, y equilibró las fuerzas.

En fin, con el partido roto, los diez últimos minutos fueron un toma y daca en el que Manzano pasó a jugar con cuatro delanteros tras la entrada de Rodri. Pero, aparte de quedar en evidencia que Varas merece la titularidad a todas luces, ya no hubo tiempo más que para constatar que el Sevilla encara un largo final de temporada, sin otro objetivo que luchar en Liga por volver el año próximo a esta misma Europa League.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha