eldiario.es

Menú

La UD Las Palmas B tendrá que luchar por el ascenso en Ciempozuelos

TERCERA DIVISIÓN

- PUBLICIDAD -

Tal y como Juani Castillo deseaba, su portería permaneció imbatida al final de los noventa minutos. Este hecho permitirá a los amarillos buscar el valor doble en tierras madrileñas dentro de siete días. Fue un partido escaso en ocasiones y muy discontinuo. Arrancó el conjunto visitante fuerte, aunque sin dominio claro del juego. Mientras, los amarillos esperaron atrás, a la espera de sacudirse la acometida inicial.

Durante los primeros cuarenta y cinco minutos, apenas se puede reseñar un cabezazo de Ramsés al segundo palo como mejor opción de ataque local. El Ciempozuelos, con su entramado en la zona medular y sus continuas interrupciones, no permitió al filial hilvanar un patrón de juego y continuidad al que nos tiene acostumbrado la 'vela chica'. Los balones llegaban de forma escasa a posiciones de vanguardia, donde Ramsés luchó hasta la extenuación contra la defensa rojiblanca.

Cambio táctico

Juani Castillo apostó por retirar uno de sus dos mediocentros, Eliezer, y dar entrada a un segundo punta, Yeray, en una clara apuesta de ataque. Sin embargo, los de Alfredo Santaelena se mantuvieron fuertes y ordenados atrás, dando el marcador por bueno. Incluso Castañeda tuvo alguna opción para poner por delante a su equipo en sendas ocasiones, un cabezazo que incomprensiblemente mandó fuera y un posterior disparo lejano que a punto estuvo de sorprender a Lamas.

Las mejores opciones del filial llegaron a algo más de veinte minutos para el final del choque. En un contragolpe amarillo, Dailos centró sorteando la salida del portero pero su pase no encontró rematador. El rechace de la defensa lo capturó Humberto, que volvió a enviar a la olla, al segundo palo, con la defensa visitante descolocada, pero Yeray remató alto. Segundos más tarde, probó Ramsés desde fuera del área, pero Sito atrapó sin problemas.

Aún quedaría una nueva opción para desequilibrar la balanza a cinco minutos del final, de lado madrileño. Marín, delantero goleador del Ciempozuelos, que minutos antes había entrado en lugar del capitán Chiqui, intentó cabecear la penetración por banda izquierda de Castañeda, pero bajo palos salvó la zaga amarilla. Poco más dio de sí un partido de mucha tensión, nervios, y poco fútbol.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha