eldiario.es

Menú

La UD Las Palmas sacude al Castilla

MÁRQUEZ FIRMÓ DOS TANTOS Y YA ES 'PICHICHI DE LA CATEGORÍA; EL OTRO LO ANOTÓ GARRO (0-3)

- PUBLICIDAD -

La UD Las Palmas encadenó por primera vez en la temporada dos triunfos después de vencer por 0-3 en el encuentro disputado en Valdebebas frente al Real Madrid Castilla. El equipo amarillo fue justo merecedor de la victoria tras dominar el juego durante la mayor parte del partido. Marcos Márquez anotó dos tantos y se coloca como máximo realizador de la categoría. De otro lado, Víctor Afonso vio la quinta cartulina amarilla, por lo que cumple ciclo y no podrá jugar frente al Vecindario la próxima jornada.

Cuando un equipo de fútbol salta a un terreno de juego con hambre de puntos, mantiene la concentración durante la mayor parte del encuentro, muestra oficio y tiene una actitud de lucha y entrega, lo más normal, ante un rival de su misma talla, es que la victoria caiga de su lado. El triunfo en Valdebebas es puro oro. No sólo se sumaron tres puntos de un enorme valor, además, el cuadro insular deja atrás a un rival directo por la salvación, se le gana en el gol-average y se pone tierra de por medio con los puestos de descenso. Una jornada redonda.

La Unión Deportiva, apoyada desde las gradas del Alfredo Di Stéfano por una legión de seguidores, fue justa merecedora del premio. Juanito, que la gana por tercera vez la partida a su homólogo en el banquillo Míchel, fue valiente y nunca renunció al ataque, aún viéndose por delante en el marcador. El preparador tinerfeño hizo prácticamente un calco de la alineación que salió de inicio la pasada jornada frente al Málaga CF (2-1 para los locales), salvo la incorporación de David García en el lateral derecho. La apuesta a la continuidad de un once le salió bien. Y eso que no cuenta con uno de los valores de la cantera. Se llevó a Nauzet Alemán a la capital de España, pero lo sentó en la grada. Su compañero Aythami, otro canterano en alza, si fue titular. El de Arguineguín, que contó con la presencia de sus progenitores en el graderío (el padre le regaló el viaje a su esposa por su cumpleaños), fue seguido de cerca por emisarios del Atlético de Madrid.

El camino de la permanencia parece más despejado. Con 35 puntos, y si nos ceñimos a las estadísticas, la UD está a tan sólo cinco victorias de la ansiada salvación, cuando restan aún 14 jornadas para la conclusión del campeonato liguero.

Inicio arrollador

El choque tuvo un comienzo poco habitual. El equipo amarillo quiso el balón y ahogó al rival en la medular con una línea de presión muy adelantada. De esta manera, que afloraran las oportunidades de gol para el conjunto insular era cuestión de tiempo.

La lesión del lateral Santacruz, a consecuencia de una entrada fortuita de Siro Darino, cuando tan sólo habían transcurrido tres minutos de juego, parecía un presagio de que la jornada iba a ser gris para los blancos. Míchel se vio obligado a mover ficha sacando al incombustible Palencia en la banda derecha.

Los amarillos eran muy conscientes de que frente suyo había un equipo bisoño. No dudaron en emplearse con fuerza, siempre amparados por el reglamento, para dar un golpe sobre la mesa y avisar de que el premio que estaba en juego era de inmenso valor.

Losada estuvo hiperactivo durante buena parte de este primer período. El Chino fue el protagonista de las ocasiones más claras para inaugurar la contienda. En el minuto 6 la tuvo en su cabeza, tras rematar un preciso centro de Txiqui. Posteriormente, en el 14, se quedó sólo ante la meta del cuadro anfitrión, pero Codina, que a pesar de salir goleado tuvo una gran actuación, le ganó el duelo.

Con el choque bajo control, con Nacho Garro y Darino como dueños de la medular y Trashorras, en su línea, poniendo las gotas de calidad. Los primeros minutos fueron de dominio aplastante para los isleños. Un gusto verles jugar. Txiki, esta vez situado como interior diestro, gozó de una clara oportunidad para adelantar a los suyos, pero su lanzamiento de falta, en una posición inmejorable, chocó con un muro llamado Codina.

La sociedad entre Trashorras y Márquez funcionaba. Buena prueba de ello fue una pared realizada entre ambos futbolistas que dejó al gallego frente a su ultimo escollo, el meta merengue, aunque no llegó por poco y el peligro no fue a más.

Bache amarillo

Hasta el minuto 25, Pindado había pasado desapercibido. Pero fue a partir de ese instante fue cuando la calidad del filial salió a relucir, obligando a recular a los amarillos hacia su propia área.

La habitual tiempo de pájara del equipo amarillo hizo acto de presencia, ese bache que a veces tan caro se paga. Fue entonces cuando Pindado dio muestras de su calidad. El guardameta de la Unión Deportiva estuvo soberbio. Cuando los locales se hicieron con la manija del encuentro, empujados desde el centro del campo por Granero y Javi García, a Pindado no le temblaron las piernas ante el asedio. Estuvo inmenso, sobre todo en un mano a mano, en la que el portero es especialista, frente a Alberto Bueno, el atacante más incisivo de los blancos.

La UD trató de recomponer filas y poco a poco, pasado lo peor, lo fue logrando. En el minuto 35, una dura entrada de Darino sobre Javi García (el colegiado no se percató del pisotón) dejó mal parado al centrocampista merengue, tanto que en el descanso se tuvo que quedar en la caseta aquejado de su tobillo dolorido. El italo-argentino había dejado a fuera de combate a dos adversarios en la primera parte, una situación que no se esperaba Míchel.

Antes de la finalización del ecuador del partido (min. 34), el defensa central Víctor Afonso veía su quinta cartulina amarilla, lo que le supondrá una sanción y la consiguiente pérdida del derbi del próximo fin de semana ante la UD Vecindario.

Tras el descanso, monólogo de los de Juanito

El tiempo que la UD Las Palmas concedió al Castilla para que le hiciera daño terminó tras los primeros 45 minutos. Otra vez mono de trabajo y a la faena, que no era otra que lograr perforar la meta rival.

Los amarillos comenzaron al igual que al inicio de la contienda, fuerte presión sobre el oponente y con la vista puesta en una sola dirección: la portería contraria. El filial madridista estaba desquiciado ante la contundencia visitante, con mucho juego subterráneo e ímpetu en la lucha aérea. Mientras, la UD seguía a lo suyo, poner cada vez más contra las cuerdas a su oponente, preparando un golpe certero que le enviara a la lona.

Y ese guantazo llegó en el minuto 55. La estrategia a balón parado, muchas veces la cruz de los insulares, fue determinante. Losada ponía en movimiento un saque de esquina que Marcos Márquez no desaprovechó para cabecear el esférico a las mallas. El zaguero madridista Agus aún debe de estar lamentándose de su error en la marca.

Lejos de venirse atrás, Las Palmas mantuvo el tipo y se fue a por la sentencia del partido ante un Real Madrid B carente de reacción. Juanito, incluso, realizó cambios de carácter ofensivo (saltaron al terreno de juego Juanma, Viyuela y David González).

Las oportunidades para ampliar diferencias se sucedieron sobre el arco defendido por un inexpugnable Codina. Pero tanto fue el cántaro a la fuente que terminó rompiéndose. Otra vez a balón parado. Falta en la medular que bota Trashorras y Nacho Garro, tras adelantarse a zaga, hacía el 0-2 de certero testarazo. Corría el minuto 80.

El Castilla, herido en su orgullo, se fue arriba, al menos en un intento de maquillar el resultado. Esa osadía la aprovechó la Unión Deportiva para lanzar latigazos en forma de rápidos contragolpes. Uno de ellos, ya en la prolongación del encuentro, finalizó con el derribo de David García, que todavía disponía de fuerzas para llegar a la portería contraria. El árbitro se equivocó al señalar la pena máxima, puesto que la falta de Ángelo sobre el bravo defensor grancanario fue fuera de los límites del área.

El penalti no podía ser lanzado por otro. Marcos Márquez fue el elegido. Al sevillano no le tembló el pulso; disparó de manera inapelable e hizo que el tercer tanto subiera al marcador. De paso, obtuvo su decimocuarto gol en su cuenta particular, una cifra que le sitúa como máximo realizador de la categoría a un tanto del delantero del Real Valladolid Joseba Llorente.

Ficha Técnica:

Real Madrid Castilla (0)

UD Las Palmas (3)

Real Madrid Castilla: Codina; Santacruz (Palencia, min. 7), Tébar, Sergio Sánchez, Agus; Adrián, Javi García (Ángelo, min. 45), Granero, Valero (Mata, min. 63), Bueno y Negredo.

UD Las Palmas: Pindado; David García, Aythami, Víctor Afonso, Castillo; Txiki (Juanma, min. 58), Siro Darino (David González, min. 75), Nacho Garro, Losada (Viyuela, min.70); Trashorras y Marcos Márquez

Goles: 0-1, min. 55: Marcos Márquez. 0-2, min. 80: Nacho Garro. 0-3, min. 92: Marcos Márquez, de penalti.

Árbitro: Gregorio Bernabé García (colegio murciano). Amonestó a Trashorras (min. 17), a Losada (min. 27), a Víctor Afonso (min. 33) y a Juanito (min. 66), por parte de la Unión Deportiva Las Palmas. A Javi García (min. 21), a Granero (min. 38) y a Sergio Sánchez (min. 78), del lado del Real Madrid Castilla.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de Liga de Segunda División disputado en el estadio Alfredo Dí Stéfano ante unos 4000 espectadores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha