eldiario.es

Menú

Plata y bronce para Erika Villaécija y Aschwin Wildeboer en los Campeonatos de Europa de natación

ESPAÑA ACUMULA TRES MEDALLAS EN LA COMPETICIÓN CONTINENTAL

- PUBLICIDAD -

Los españoles Erika Villaécija y Aschwin Wildeboer ganaron este viernes las medallas de plata y bronce de los 800 metros libre y los 50 espalda, respectivamente, en los Campeonatos de Europa de Natación en piscina corta que se disputan en Debrecen (Hungría).

El húngaro Laszlo Cseh se convirtió en el primer nadador en bajar de cuatro minutos en los 400 metros estilos con un tiempo de 3:59.33. El magiar rebajó el mejor tiempo mundial que estaba en su poder con 4:00.37 desde los campeonatos continentales celebrados en Trieste, en Italia, en 2005, para batir al italiano Luca Marin, con 4:04.10, y al griego Ionnis Drymoniakos, tercero con 4:05.08.

El segundo récord del mundo de esta tarde llegó al final de la sesión. El equipo de Holanda, formado por Inge Dekker, Hinkelien Schreuder, Ranomi Kromowidjojo y Marleen Veldhuis, se impuso en el relevo 4x50 con 1:34.82.

El récord del mundo estaba en poder del equipo de Holanda desde los continentales de Trieste de 2005 con 1:36.27.

Tras las holandesas, las alemanas obtuvieron la plata con Britta Stefen, Dorothea Brandt, Petra Dallmann y Meike Freitag, y las suecas, con Claire Hedenskog, Anna-Karin Kammerling, Josefin Lillhage y Magdalena Kuras, fueron terceras con 1:36.81 por 1:36.74 de las germanas.

La francesa Laure Manaudou batió el récord de Europa de los 100 metros espalda. Paró el crono en 57.34 para recortar el de la checa Llona Hlavackova vigente desde diciembre de 2001 con un tiempo de 57.75.

Por detrás de Manaudou entraron la croata Sanja Jovanovic y la alemana Janine Pietsch, plata y bronce, respectivamente, con 57.94 y 58.15.

El otro récord continental de la tarde cayó en la prueba de los 200 braza. La rusa Yuliya Efimova se proclamó campeona de Europa con 2:19.08 y rebajó el tiempo que tenía la sueca Emma Igelstrom desde marzo de 2003 en Estocolmo con un registro de 2:19.64.

La rusa pudo con la austríaca Mirna Jukic y la alemana Anne Poleska con 2:20.92 y 2:22.66, respectivamente.

Villaecija, una garantía

Entre los españoles volvió a destacar Erika Villaécija. La barcelonesa, de 23 años, cada vez está más madura, tiene más nombre internacional, no falla en la alta competición y será la nadadora española que tenga más posibilidades de medalla del equipo nacional en los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008.

Este viernes, solo la danesa Lotte Friis, y por muy poco, pudo con ella. Erika marcó 8:12.40 por 8:12.27 de la danesa y 8:12.84 de la italiana Alessia Filippi, dominadora de la prueba y finalmente bronce por delante de la suiza Flavia Rigamonti.

La española quedó tan solo a un segundo de la mejor marca europea de los 800 libre, en poder de Manaudou que no compitió en esta distancia en Debrecen.

Villaécija batió el récord de España que ella misma tenía en 8:18.13 desde 2005 en Berlín y sumó su cuarta medalla en esta distancia en unos europeos de piscina corta, justo de plata, el metal que le faltaba.

Wildeboer, en progresión

Wildeboer, por su parte, estuvo también sobresaliente. Si este jueves ganó el bronce en los 200 espalda con récord de España incluido, este jueves venció en su semifinal con otra mejor marca nacional tras haberlo hecho en las series y en la final fue tercero.

Aschwin, nacido en 1986, fue bronce en los 50 espalda con 23.75. El pequeño de los hermanos Wildeboer se está confirmando en Hungría como la estrella de la natación masculina española y solo fue batido por los alemanes Thomas Rupprath y Helge Meeuw. Él mismo tenía el récord nacional en 24.22 desde Berlín 2005.

La medalla del nadador de Sabadell (Barcelona) cobra más importancia si se tiene en cuenta que Rupprath es el plusmarquista mundial.

Otro récord de España cayó en la prueba de 100 mariposa con la competición de Rafa Muñoz, cuarto en la final de esta prueba y una de las grandes promesas españolas. Este nadador nacido en Córdoba en 1988 fue batido por Milorad Cavic, de Serbia, Evgeny Korotyshkin, de Rusia, y Peter Monkoc, de Eslovenia.

El serbio hizo 50.53 por 50.59 del ruso, 50.62 del esloveno y 51.28 del español. Muñoz rebajó el récord de Jorge Ulibarri, 52.38, vigente desde diciembre de 2000 en Palma de Mallorca.

Otras española, Angela San Juan, se quedó a una centésima de entrar en la final de los 50 mariposa, pero pudo con su propio récord nacional.

San Juan hizo 26.83 para superar su plusmarca de 26.95 de Valencia en 2004.

En los 100 metros libre se impuso la alemana Britta Steffen con 52.20 por delante de la holandesa Marleen Veldhuis, segunda con 52.30, y la sueca Josefin Lillhage, bronce con 52.84.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha