eldiario.es

Menú

El automovilismo llora la muerte del piloto británico Collin McRae

FALLECIÓ EL SÁBADO EN UN ACCIDENTE DE HELICÓPTERO JUNTO A SU HIJO Y DOS PERSONAS MÁS

- PUBLICIDAD -

El ex campeón mundial de rallys Colin McRae y su hijo Johnny, de 5 años, estaban en el helicóptero que se estrelló el sábado cerca de la localidad de Lanark, en el sur de Escocia, confirmó este domingo la Policía escocesa. Además de McRae y su hijo, la Policía indicó que otras dos personas murieron en el accidente, el pequeño Ben Porcelli, de 6 años, y Graeme Duncan, de 37 años, amigos de la familia.

Investigadores en accidentes aéreos analizan hoy los restos del aparato, que se estrelló en Jerviswood, a 1,5 kilómetros de Lanark.

La Policía del condado de Strathclyde, al oeste de Escocia, señaló que el aparato quedó tan destrozado que en un principio no estaba claro cuántas personas viajaban en el helicóptero.

El primer británico campeón del mundo de rallys

El escocés Colin McRae, de 39 años, murió en un accidente de helicóptero que el mismo pilotaba, fue en 1995 en el primer piloto británico de la historia en convertirse en campeón del mundo de rallys, lo que lo convirtió en una leyenda en su país.

McRae, nacido el 5 de agosto de 1968 en Lanark (Escocia), llegó al mundo en el seno de una familia muy ligada al motor, ya que su padre, Jimmy, fue cinco veces campeón británico de rallys y le costó poco contagiar esta afición en su hijo, que comenzó su carrera como piloto de motocross.

El piloto británico consiguió superar los logros de su compatriota Roger Clark, único piloto de esa nacionalidad que había conseguido ganar una prueba del campeonato del mundo: el RAC británico de 1976.

En 1991 Colin McRae se unió al equipo Subaru Prodrive para participar en el campeonato británico y en algunas pruebas del Mundial. Fue campeón de su país en 1991 y 1992, y en 1993, en Nueva Zelanda, logró su primera victoria en el Mundial,

En 1995, como piloto de Subaru, se proclamó por primera y única vez campeón del mundo, en una temporada en la que sumó sólo dos victorias.

Ese año llegó a la última prueba, el RAC británico, empatado a puntos con su entonces compañero de equipo, el español Carlos Sainz. El escocés ganó la carrera por delante del madrileño para convertirse en el primer británico campeón del mundo y el más joven (27 años) de la historia en conseguirlo.

Tras acabar subcampeón mundial los dos años siguientes, siempre con Subaru, en 1999 fichó por el equipo Ford, en el que permaneció hasta el 2002, para pilotar el entonces nuevo Focus WRC. En su última temporada como piloto de Ford, en 2002, alcanzó la cifra de 25 victorias absolutas, más que nadie en la historia. Luego fue superado en número de triunfos por Carlos Sainz y el francés Sebastien Loeb, que es el más laureado en la actualidad.

En 2003 estuvo en el equipo Citroen, pero no pudo sumar triunfo alguno. Después se retiró temporalmente hasta que en 2005 regresó al Campeonato del Mundo de la mano del equipo Skoda, pero sólo para participar en el Rally de Gran Bretaña. Consiguió puntuar, lo que hizo que sus jefes le pidieran participar también en el de Australia, en donde tuvo que abandonar por una avería cuando era segundo.

En 2006 fue llamado de nuevo por Citroen para sustituir al lesionado Sebastien Loeb al volante de uno de los Xsara WRC, con el que sólo disputó una carrera, el Rally de Turquía. No pudo acabar por problemas eléctricos en su coche. Ese fue su último rally.

Desde que dejó los rallys, Colin McRae probó suerte en especialidades muy diferentes, como el Rally Dakar y las 24 Horas de Le Mans. También participó, la temporada pasada, en los American X Games, en los que fue subcampeón.

También será recordado como el piloto que dio nombre a uno de los videojuegos de carreras más famosos, el Colin McRae Rally, toda una referencia para los amantes de la velocidad de consola, sin salir de casa.

McRae fue uno de los grandes rivales de Carlos Sainz, con el que compartió equipo en Subaru, Ford y Citroën.

Fue el primer británico campeón mundial. Luego, en 2001, lo logró el inglés Richard Burns, que el 26 de noviembre de 2005 falleció a los 34 años debido a un astrocitoma, un tumor cerebral que le fue diagnosticado dos años antes. Gran Bretaña ha perdido a sus dos únicos campeones del mundo de rallys.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha