eldiario.es

Menú

El balón amarillo, talismán para la UD

HA SUMADO CON EL NUEVO ESFÉRICO SIETE DE LOS NUEVE PUNTOS POSIBLES Y EL TENERIFE NINGUNO

- PUBLICIDAD -

Con la llegada del invierno, con nieve y lluvia en varias partes de España, la Liga Profesional de Fútbol sustituye el anterior esférico por otro más llamativo, de mayor visibilidad con condiciones climatológicas adversas. El Total 90 Aerow Winter Ball, de Nike, es la variante en color amarillo del balón oficial utilizado durante la presente temporada en el campeonato. El amarillo le sienta bien a la UD Las Palmas.

La pigmentación limonada hace que los objetos parezcan que tienen un mayor volumen, y crea la ilusión óptica de avance hacia el observador, por lo que tiene una gran fuerza impactante. Junto al violeta, coloración de la franja que atraviesa el actual esférico, el amarillo se hace fuerte y duro.

Este color es considerado por muchos como gafe. Todo surgió cuando, en 1673, el dramaturgo francés Jean-Baptiste Poquelin, conocido como Moliére, falleció en el escenario mientras representaba la obra El enfermo imaginario. Durante su interpretación vestía de amarillo y es por ello que ha quedado relacionado a la mala suerte en el mundo del teatro, aunque parece haberse extendido a todos los ámbitos de la vida cotidiana.

Los más precavidos lo evitan, pero a la UD Las Palmas parece sentarle muy bien. Aparte de ser el color que identifica a la entidad, a su afición, con el nuevo aspecto de la pelota, el conjunto dirigido por Juanito aún no ha perdido.

El torneo liguero, tanto en Primera como en Segunda división, ya lleva tres jornadas utilizando el Aerow Winter Ball. Tres partidos en los que el equipo amarillo ha sumado siete de los nueve puntos posibles. Además, sólo ha encajado un tanto y, por el contrario, ha marcado cuatro.

Lejos de ser cenizo, la nueva tonalidad del cuero le ha venido de perlas a jugadores como Roberto Trashorras y Marcos Márquez, ya que ambos, y por doble partida cada uno, han sido los únicos que han perforado la meta contraria tras el cambio del tinte de la vieja, como lo describe Alfredo Di Stéfano, entre otros grandes peloteros argentinos.

Diferentes opiniones en el plantel grancanario

La plantilla amarilla se ha manifestado de diferentes maneras respecto a cómo ven el uso del nuevo esférico. El centrocampista Aday comentaba que "hay que reconocer que desde que estamos con este balón nos han ido bien las cosas. Por mí que se use toda la temporada".

Por su lado Siro Darino afirmaba: "Es amarillo, que es nuestro color, y nos está dando mucha suerte. Esta pelota me gusta más que la otra, al menos marea mucho menos".

El guardameta Pindado reconoció: "Es la primera noticia que tengo de que desde que se cambió el color nos ha sonreído la suerte. Me parece igual que el anterior".

David González, que aseguró no ser nada "supersticioso", dijo que "los últimos siete puntos los hemos conseguido por méritos propios", y como diferencia principal al anterior esférico -blanco con una franja azul-, explicó que el nuevo "quizñas pese más".

Para finalizar, el canterano Nauzet Alemán manifestó: "Me gustaba más el otro balón, éste es un poco más pequeño y complicado a la hora de golpearlo".

Calendario complicado

La UD espera con ansias que la diosa fortuna le siga cobijando, ya que, tras la visita al Hércules de Alicante el próximo domingo, le espera en diciembre un calendario bastante exigente. Un mes en el que el balón amarillo seguirá estando presente -en principio no se cambiará al blanco hasta la última semana de enero-.

En la decimosexta jornada, el equipo isleño recibirá en el Estadio de Gran Canaria al Alavés, para, posteriormente, visitar al Albacete. El día 17, la Unión Deportiva se enfrenta en la isla al Numancia. Un alivio, a priori, disputar el choque como local, ya que las temperaturas en Soria por esa fecha suelen ser muy bajas.

Para cerrar el mes, la escuadra isleña medirá fuerzas en El Molinón frente al Sporting, un rival formado por jóvenes futbolistas que en la actualidad ocupa la quinta plaza. Este encuentro se celebrará el miércoles día 20.

Gafe para el conjunto tinerfeño

"La superstición trae mala suerte", esta cita del escritor italiano Umberto Eco puede ser cierta o no, lo que sí parece ser es que al CD Tenerife el cambio del color del esférico no le ha ido nada bien. El conjunto tinerfeño no ha sumado ni un sólo punto desde que el amarillo es la tonalidad de la pelota, ya que ha perdido frente al Polideportivo Ejido (4-2); Xerez (0-2) y Real Valladolid (1-0).

El equipo blanquiazul, que luce en la vestimenta la misma tonalidad que la del anterior balón con el que se disputaba los encuentros, encadena tres derrotas consecutivas. ¿Casualidad? Lo cierto es que la última victoria del cuadro dirigido por el alemán Bernd Krauss fue en el Rodríguez López teniendo como adversario al Ciudad de Murcia. El esférico era blanquiazul. El Tenerife tratará de romper el mal fario el fpróximo fin de semana, en el partido que le enfrentará al Lorca.

El jugador tinerfeño Ricardo indicó que "ni conocía el dato, los dos balones me parecen iguales". Mientras, Bernardo se mostraba muy firme: "Me parece anecdótico, porque no me gusta ninguno de los dos balones". Raúl Navas también dio su punto de vista: "En el Carranza los porteros sí se quejaban porque confundían los balones amarillos con el amarillo de la grada y habían algunos segundos en los que perdías la visión de la pelota".

Un color con muchos significados

El amarillo simboliza la luz del sol. Representa la alegría, la felicidad, la inteligencia y la energía. El amarillo puro y brillante es un reclamo de atención, por lo que es frecuente que los taxis sean de este color en algunas ciudades. En exceso, puede tener un efecto perturbador, inquietante. Es conocido que los bebés lloran más en una habitación con ese tono. Los varones, normalmente, lo encuentran como muy desenfadado, por lo que no es muy recomendable para promocionar productos caros, prestigiosos o específicos para ellos. Ningún hombre de negocios compraría un reloj caro con correa amarilla. El amarillo es un color espontáneo, variable, por lo que no es adecuado para sugerir seguridad o estabilidad. El amarillo pálido es lúgubre y representa precaución, deterioro, enfermedad y envidia o celos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha