eldiario.es

Menú

La contrarreforma de la ACB

LA LIGA ESTUDIA LA POSIBILIDAD DE CAMBIAR SU FORMATO DE COMPETICIÓN

- PUBLICIDAD -

1983. Año de la revolución en el baloncesto español. Hace ya 26 años se disputaba la primera liga ACB y con la nueva competición llegó un nuevo sistema de competición a España: los play-offs por el título. El formato, en medio del éxito internacional de la selección española (cuarto puesto en el Mundial de Cali de 1982 y, posteriormente, la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Angeles de 1984), causó sensación en el deporte.
Tanto que hasta el fútbol, en la campaña 86/87, probó (sin éxito) la fórmula de eliminatorias finales para decidir al campeón de liga -fue el Real Madrid- y qué único equipo descendía ese año -bajó el Racing de Santander-. El sistema de play-offs, tras funcionar en el baloncesto, también se adaptó a deportes como el balonmano, el fútbol sala o el voleibol.
Ahora, 26 años después del primer formato de play-offs y con el basket patrio marcado por otro éxito de la selección española (campeona del mundo), la ACB pretende revolucionar su sistema de competición para convertir aún más atractiva la liga.
Cambio esperado
Desde hace meses se especula con la renovación. Sobre la mesa ya hay un borrador -como ya anunció al revista Gigantes-, que deberá ser aprobado por los clubes en el próximo congreso de la ACB, que se celebrará en mayo de 2007.
La nueva propuesta eliminaría los play-offs. La competición se dividiría en dos fases. La primera, de 18 equipos, seguiría como la actual: liga, todos contra todos, de ida y vuelta.
La novedad llegaría con la segunda fase. Los 18 conjuntos se distribuirían en tres grupos, con 6 equipos cada uno.
En el primero estarían encuadrados las seis mejores escuadras de la liga regular, que disputarían otra liguilla (todos contra todos) en la que los resultados de la primera fase contarían para el resultado final. Ahí se decidirá el campeón (el que más victorias acumule en las dos fases), las plazas restantes de la Euroliga y las dos de la Copa ULEB.
Además, esos 6 equipos se asegurarían una plaza para la Copa del Rey de la siguiente temporada. Las dos plazas restantes para ese torneo, que podría tener una sede fija (se especula con Madrid), y las dos de la Copa FIBA se las disputarían los 6 conjuntos encuadrados en el segundo grupo (también disputarían una liguilla de todos contra todos en el que contarían las victorias de la primera fase), que lo integrarían del séptimo al duodécimo clasificado de la liga regular.
En el último grupo, en el que estarían integrados los equipos que ocuparon desde el decimotercer al decimoctavo puesto en la liga regular, se decidiría qué dos equipos descienden. Disputarían una liguilla de todos contra todos y, por supuesto, también contarían las victorias logradas en la primera fase.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha