eldiario.es

Menú

Esto es un equipo, mi niño

LA REMONTADA AMARILLA ANTE EL MÁLAGA SE FRAGUA CON GARRA, CLASE Y SIN NAUZET ALEMÁN (2-1)

- PUBLICIDAD -

"¿Jugador franquicia? El único que conozco es Gasol. No somos el McDonald". Juanito se permitió hacer un chiste de la ausencia de Nauzet ante el Málaga. Había visto el triunfo de sus compañeros comiendo pipas en el córner de la Curva con Tribuna. No era para menos. Le mandaban un mensaje en toda regla: esto es un equipo, mi niño. Con otros mimbres para ganar y sufrir sin el héroe de Anoeta.

Porque el sorpresón de la noche de Siete Palmas fue ver a Nauzet Alemán vestido de calle. Podían haber llovido palos 90 minutos después, pero la apuesta firme de Juanito por su forma de entender el grupo salió flor. Y eso a pesar de que todo se puso cuesta arriba en media hora. Las Palmas durmió este sábado con tres puntos más para reclamar a los tres mil espectadores menos que había en el estadio. Y lo hizo jugando bien, rectificando mejor, sufriendo como siempre. "Sufrir es nuestro sino", explicaba Juanito con el 2-1 en el bolsillo. "Hemos sabido sufrir y nos hemos llevado la recompensa". Y tanto.

Porque, más que un error, fue un accidente lo que desató la alarma en el estadio, dirigiendo todas las miradas a la esquina donde siguen el partido los descartados, entre la Curva y Tribuna. La única subida por banda del Málaga la había logrado centrar Calleja y Víctor Afonso, en su intento de cortar el balón, le cruzó los cables a Pindado y a los diez mil amarillos de la noche. 0-1. Minuto 24, con un doble pivote sin fantasía -Nacho Garro y el agridulce debutante Monteagudo-, Darino perdido a la derecha y Losada en una izquierda que pide a gritos algo más natural que los intentos de tapar las carencias de Alberoni. Mal asunto, oiga.

Y no es que Las Palmas lo estuviera haciendo mal. El propio Monteagudo, en su debut esta temporada, había logrado soltar el pelo al equipo haciendo las cosas fáciles, sencillas. Sin complicarse la vida, buscaba al resto de jugones -Trashorras, Marcos Márquez; las subidas de Txiki desde el lateral derecho- y en 20 minutos había servido dos jugadas para crear peligro del bueno a Arnau. De tiralíneas habilitó a Txiki, para que éste diera un centro a la cabeza de Trashorras que sacó con su testa Gámez, y después Arnau repeliera el rechace que le llegó al Chino. Y de salón fue la combinación con Trashorras para un chut envenenado del gallego.

Pero llegó el mazazo del 0-1, Las Palmas naufragó durante diez minutos y Juanito decidió deshacerse del doble pivote. "Me dolió el cambio de Monteagudo", explicó el míster. "Fue el sacrificado cuando más ganas e ilusión tenía". Camino de vestuario al descanso, ya con el equipo recompuesto con un cabezazo oliendo peligro de Marcos Márquez, a centro de Trashorras, que sirvió de aspirina en el minuto 36, el propio Monteagudo admitía entender el sacrificio. Había que darle la vuelta al marcador como fuera, con el Castellón ya por encima de Las Palmas por su victoria en Cádiz: la decisión de meter a Arriaga era inapelable.

Y seguro que Monteagudo celebró por todo lo alto el perfecto cabezazo de Marcos Márquez a la red, a centro de su sustituto, Arriaga, que metía de nuevo a Las Palmas en el partido y le daba al Málaga un sopapo del que más nunca se recuperó. Porque fue la primera jugada de la segunda parte, a la que el equipo de Juanito salió a comerse al rival.

Este sábado, a la casta y garra que tiene acostumbrada Las Palmas a su afición, sobre todo cuando le pegan primero fuerte y después se revuelve para curar heridas, se unió también la inspiración y toda la creatividad dormida de Trashorras. La UD se fue al descanso dolida y salió con tantas ganas que, cuatro minutos después, en otro centro de Losada, Marcos Márquez cabeceó a gol el segundo que en un primer momento, Arnau sacó con tino, hasta que su rechace lo machacara, también de cabeza, Aythami a la red. 2-1. Minuto 50. Y a otra cosa mariposa.

Las Pamas mereció golear al Málaga. El equipo andaluz creyó en pajaritos preñados con el 0-1, esperar y machacar a un rival desesperado. Pero su técnico, Lópe Muñiz, también hizo la lectura buena del partido: "Las Palmas ha salido al campo como si fuera una final y en cinco minutos nos ha dado la vuelta, en Segunda cuando te relajas, te ganan".

Le pudo caer un saco: en el 57 un enganche, impresionante y lejano, de Txiki que mostraba hasta qué punto estaba suelta y confiada la UD; u otro de Trashorras poco después, en busca de ese gol antológico, como al Numancia. Eran instantes en que todos los amarillos la tocaban y mareaban, con el gallego hecho una fiera, entrando hasta la cocina para servir a Marcos Márquez el tercero que evitaron entre Valcarce y Arnau. "Hay equipos que salen con la mentalidad de saber cuál es su objetivo, tenemos que cambiar la nuestra", se lamentaba el técnico del Málaga, al frente de unos inconscientes de que luchan por la permanencia.

Pudieron caer más pero también pudo ser como siempre. La recta final Las Palmas sufrió para defender su renta. A eso ya está acostumbrada. Sin embargo, no sólo de lucha y garra se cimentó el éxito de este triunfo. También hubo fortuna cuando, en el minuto 77, superado Pindado por Iván Rosado, el centro de éste lo mandó fuera, a puerta vacía, Couñago. O en el arreón final del eterno descuento de cinco minutos, oliendo peligro el área de Pindado. Hubiese sido injusto, claro.

"¿Jugador franquicia? Lo que me aporta cuando sale no me ha gustado. Sigue siendo un buen futbolista, pero le ha tocado quedarse fuera, como a otros compañeros", avisa Juanito. Para tomar nota.

Ficha técnica

UD Las Palmas (2)

Málaga CF (1)

UD Las Palmas: Pindado; Txiki, Aythami, Víctor, Castillo, Darino (David González, min. 89), Nacho Garro, Monteagudo (Arriaga, min. 34), Losada (Alberoni, min. 69), Trashorras y Marcos Márquez.

Málaga CF: Arnau; Gámez, Armando, Jesule, Valcarce, Silva (Sandro, min. 66), Antonio Hidalgo, Gascón (Couñago, min. 52), Calleja, Perico (Edgar, min. 46) e Iván Rosado.

Goles: 0-1, min. 24: Víctor, en propia puerta. 1-1, min. 46: Marcos Márquez. 2-1, min. 50: Aythami.

Árbitro: Del Cerro Grande (madrileño). Expulsó a Antonio Hidalgo (min. 85), por protestar. Además, enseñó tarjeta amarilla a Aythami, Gascón, Armando y Calleja.

Incidencias: 10.438 espectadores acudieron este sábado al Estadio de Gran Canaria. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento Mercedes Domínguez Naranjo, la madre de una de las empleadas del club, Mari Carmen Hernández Domínguez. Los futbolistas lucieron en sus camisetas una leyenda alusiva a la lucha contra la violencia y el racismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha