eldiario.es

Menú

No perder la fe

ANÁLISIS / SIGUE LA BAJA ANOTACIÓN

El CB Gran Canaria entra en una dinámica muy mala de resultados, que le relegan a puestos de descenso, algo inédito en la última década. 

- PUBLICIDAD -

Durante los últimos años, la entidad amarilla era sinónimo de éxitos deportivos, culminando temporada tras temporada en zona de play-offs y, en repetidas ocasiones participaba también en la Copa del Rey. Esta ronda parece haber cambiado la cosa, donde tras perder algunos patrocinadores del equipo y ver como de nuevo un año más su presupuesto se veía reducido, el director deportivo, Himar Ojeda, hacía equilibrismo para encontrar una plantilla compensada y con calidad suficiente para hacer frente a cualquiera. Los jugadores por los que ha apostado el Granca no están respondiendo como se esperaba de ellos, sumado también a la increíble juventud de una plantilla, donde la mayoría no sobrepasa los 25 años.

Haynes realiza un mate. (cbgrancanaria.net)

Haynes realiza un mate. (cbgrancanaria.net)

Esta inexperiencia esta jugando en contra de los intereses amarillos, donde por ahora ocupan zona de descenso, situación que no se daba desde hace exactamente diez años, con Manolo Hussein en el banquillo. Esa campaña el equipo salvó la categoría en las últimas jornadas y con mucho sufrimiento, pero ni por esas el público abandono a sus colores. Ante el Madrid se vio la respuesta de la afición, que llenaron hasta la bandera el CID para alentar a su equipo en los momentos difíciles y terminar ovacionándolo pese a la derrota final.

La base del cuadro amarillo se ha basado siempre en una sólida defensa, con la que contrarrestar al rival y, aprovechar los recursos ofensivos para conseguir el objetivo. En esta temporada, tras la marcha de Carroll y Wallace, el equipo ha echado en falta a alguien que ocupe ese vacío y tenga el temple necesario para cerrar los partidos. Algunos estaban llamados a cumplir esa responsabilidad, como Haynes y Nelson, que arrancaron con muy buenos números pero que se han ido desinflando con el paso de la jornadas. Ninguno ha sabido coger los galones de líder anotador que necesitan los amarillos, siendo cada partido un jugador diferente el que tiraba del carro, sin continuidad en el equipo.

Sin duda, el mayor problema de esta ronda está siendo la faceta anotadora, donde el Granca acumula una media de 64´4 puntos por partido, al segunda peor marca de toda la liga ACB, que les ha hecho caer hasta la penúltima plaza. De estas cuatro derrotas, tres han sido contra equipos muy superiores y que juegan la Euroliga, con lo que no se debe apresurar a la plantilla, ya que aún hay mucha competición por delante. Los incansables aficionados, ni el público en general debe perder la fe de un equipo que ha hecho cosas muy grandes para el baloncesto canario, ya que no sólo ha llevado el nombre de Gran Canaria con orgullo por todas las pistas de la liga española, sino también por media Europa. Este equipo aún tiene margen de mejora y, con trabajo, sudor y sangre, volverán a demostrar la confianza depositada en ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha