eldiario.es

Menú

La rabia de Federer condena a Robredo

CONTUNDENTE VICTORIA DEL SUIZO (7-5, 1-6, 6-1 Y 6-2)

- PUBLICIDAD -

Diez juegos en blanco son un tremendo correctivo, una buena ración de rabia que sirvió para que el suizo Roger Federer reaccionase y se clasificase para las semifinales de Roland Garros, destrozando al español Tommy Robredo en cuatro sets tras haber cedido el primero de ellos.

Federer superó el primer gran obstáculo que ha tenido este año en París al vencer al español por 7-5, 1-6, 6-1 y 6-2, y marcar su duodécima aparición en las semifinales de un grande. Se dejó un set en el camino, eso sí, con lo cual no podrá superar la marca que había igualado con el estadounidense John McEnroe de 11 partidos seguidos sin ceder un parcial, y 36 mangas en su mochila.

Robredo pasará a esa agenda estadística por ser el jugador que, después del estadounidense Andy Roddick en la final del Abierto de Estados Unidos del año pasado, logró arrancar un set al número uno del mundo, después de 11 partidos seguidos en torneos del Grand Slam. Pero se quedó en eso.

Ese parcial fue un modelo a seguir si se quiere vencer a Federer en tierra. Robredo corrió más que nunca, eligió los tiros precisos, supo leer perfectamente los golpes que salían de la muñeca del suizo y en esos 34 minutos dibujó con clase lo mejor de su tenis.

Robredo había mantenido ya la compostura en el primer parcial, cuando llevó a Federer hasta la definición, con 5-5, pero cedió su saque en un par de despistes y dejó que Federer machacara luego con el suyo. Había sido un set muy disputado, con alternativas en el juego, que hicieron dudar al suizo, tal y como Tommy quería desde que supo que iba a ser su rival.

El tercer set comenzó muy bien para Robredo que dispuso de 15-40 con saque de Federer, pero el suizo, encendido por la pérdida del anterior parcial, rebuscó en su tenis y acabó por destrozar al de Hostalric. Federer combinó geniales golpes de derecha, con subidas machaconas a la red con las que rompió el partido, destrozándolo.

En su tercera aparición en los cuartos de final de París, Robredo lo tuvo cerca, pero provocar tal reacción de Federer fue el detonante de una bomba tenística que el suizo disparó de una forma alocada, pero también con su buena dosis de disciplina.

"No busco excusas pero en el segundo set hacía viento y él jugó muy sólido, no dejó escapar apenas puntos y utilizó su derecha muy bien. No podía reaccionar", dijo Federer. "Gracias a Dios jugué un gran tercer y cuarto set".

Triunfo de Davydenko sobre Cañas

La jornada fue redonda para el suizo, pues el ruso Nikolay Davydenko le despejó del camino al argentino Guillermo Cañas, uno de los tres jugadores que le han vencido este año. En el caso de Cañas, dos veces, en Indian Wells y Miami.

Davydenko, que ya estuvo en las semifinales de 2005, siendo superado por el argentino Mariano Puerta, y en los cuartos de 2006 ante otro jugador de esta nacionalidad, David Nalbandian, se quitó este martes la espina ante Cañas a quien venció por 7-5, 6-4 y 6-4 en tres horas.

Como contra Robredo, Federer tiene una ventaja alucinante contra Davydenko al que ha vencido las ocho veces en las que se ha enfrentado contra el jugador de origen ucraniano. La última en las semifinales del Abierto de Estados Unidos del pasado año. Sólo se han medido una vez en tierra, en Hamburgo 2005, sin problemas para el suizo que se impuso por 6-3 y 6-4.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha