eldiario.es

Menú

AENA dejó de ingresar 20 millones en tasas por el cierre del espacio aéreo en abril

MADRID

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) dejó de ingresar 20 millones de euros en tasas como consecuencia del cierre del espacio aéreo europeo durante seis días en abril por los efectos de la nube volcánica de ceniza islandesa, según señaló el presidente del gestor aeroportuario, Juan Ignacio Lema, en el marco de su asistencia a la asamblea general de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

- PUBLICIDAD -

BERLÍN, 7 (EUROPA PRESS/Olaya Gómez)

Presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Juan Ignacio de L

Presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Juan Ignacio de L

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) dejó de ingresar 20 millones de euros en tasas como consecuencia del cierre del espacio aéreo europeo durante seis días en abril por los efectos de la nube volcánica de ceniza islandesa, según señaló el presidente del gestor aeroportuario, Juan Ignacio Lema, en el marco de su asistencia a la asamblea general de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

Lema defendió la respuesta de las instituciones comunitarias a la crisis de la ceniza y señaló que "no fue exagerada en absoluto" frente a las críticas que desató la gestión entre las aerolíneas, que afirman que se podrían haber operado más vuelos y que no hacía falta cerrar el espacio aéreo durante seis días.

"Creo que las autoridades tomaron las medidas que debían tomar siempre con el conocimiento técnico del momento, poniendo como principal valor para tomar decisiones la seguridad del pasajero", resaltó el responsable, quien añadió que a medida que se fue teniendo el conocimiento de los expertos se fueron abriendo las zonas al tráfico aéreo.

"A medida que se tiene conocimiento van aumentando las posibilidades de volar incluso en zonas contaminadas, las decisiones que se tomaron entonces fueron absolutamente correctas", aseveró Lema.

El responsable insistió en que en navegación aérea la prioridad es la seguridad, es por ello que le parece una "irresponsabilidad" que los controladores aéreos estén lanzando en las últimas semanas acusaciones sobre incidencias y problemas en el servicio de control en España.

"IRRESPONSABLE" ACTITUD DE LOS CONTROLADORES

En este sentido, negó rotundamente las acusaciones de los controladores en materia de seguridad, que dijo son "absolutamente falsas", y lamentó que el colectivo mantenga "una estrategia irresponsable de intoxicación y engaño", poniendo en duda la seguridad de las operaciones de control en España.

"En un momento en el que incluso el trafico aéreo está creciendo y las expectativas para el turismo son buenas, se trata de una postura irresponsable, ya que están anteponiendo conservar sus privilegios antes del bien del país sembrando dudas en los posibles viajeros que puedan venir a España", señaló Lema.

A su juicio, el colectivo no "ha asumido" ni la nueva legislación aprobada por el Parlamento, ni la sentencia de la Audiencia Nacional, que es absolutamente clara".

Además, Lema acusó al colectivo de mantener un absentismo laboral muy elevado en los centros de control de Alicante y Madrid, y de hecho, informó de que en Alicante, donde el absentismo alcanzó el 30% (de 21 controladores siete estaban de baja), se han dado de alta cinco de los trabajadores "de manera inmediata" tras tener noticia de que el ente público se había puesto en contacto con la Seguridad Social para tomar las medidas pertinentes. "Nos ha congratulado mucho que tan sólo anunciar esta medida haya tenido un efecto tan espectacular", señaló.

El absentismo en Madrid ronda entre el 10% y el 15%, un nivel muy por encima de la media de AENA (4%). "Pensamos que no es real, estamos tomando medidas para estar seguros, pero lo creemos desproporcionado", aseguró.

PROPUESTA DE REFORMA DE LOS 'SERVICIOS EXPRÉS'

En cuanto a los polémicos 'servicios exprés' y respecto al ofrecimiento de AENA, Lema reiteró que se trata de un "gesto de buena voluntad" por parte del ente público y explicó que lo que se ha hecho es dividir en cuatro partes el centro de trabajo y el año en trimestres, de manera que un controlador sólo tenga que prestar estos servicios durante tres meses al año en el caso en el que se le requiera para ello y no pueda ser cubierto por las imaginarias.

Con respecto a uno de los principales escollos en las negociaciones, el pago del complemento salarial de 33.000 euros anuales, Lema recordó que los controladores pretenden incluir este pago en el de las horas de trabajo, con lo cual se pagarían a distinto precio, e insistió en que esto va en contra de la Ley.

En este sentido, recordó que AENA está dispuesta a negociar sin límites dentro de lo que marca estrictamente la Ley y se mostró esperanzado en que la nueva comisión negociadora resultante de las elecciones del colectivo del próximo 18 de junio contribuya a avanzar en las negociaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha