eldiario.es

Menú

Bruselas reitera que no aceptará que las ayudas a Opel estén sujetas al empleo

BRUSELAS

La Comisión Europea "no aceptará" que ningún país condicione las ayudas públicas al fabricante de coches Opel en Europa a exigencias "no financieras" vinculadas al mantenimiento de las plantas de la compañía en su territorio.

- PUBLICIDAD -

BRUSELAS, 23 (EUROPA PRESS)

Concesionario de Opel en Alemania

Concesionario de Opel en Alemania

La Comisión Europea "no aceptará" que ningún país condicione las ayudas públicas al fabricante de coches Opel en Europa a exigencias "no financieras" vinculadas al mantenimiento de las plantas de la compañía en su territorio.

"Los planes de reestructuración de Opel en Europa deben garantizar que la empresa sea viable en el futuro y cualquier apoyo de las autoridades públicas debe cumplir totalmente las normas de la UE sobre ayudas de Estado", explicó en rueda de prensa el portavoz comunitario de Competencia, Jonathan Todd.

Así las cosas, Bruselas "estudiará" si Berlín ha añadido "condiciones no financieras" a esas ayudas, como son la localización de las inversiones o la distribución geográfica de las medidas de reestructuración.

También vigilará si el apoyo financiero que negocian algunos gobiernos europeos tiene que ver con "la cantidad de trabajadores que Opel mantenga en sus puestos" en los distintos países, añadió el portavoz.

A este respecto, Todd insistió en que el Ejecutivo comunitario "no aceptará" que las ayudas públicas estén ligadas a un plan económico "discutido y negociado previamente" con los Estados que defina medidas de reestructuración "atendiendo a una zona geográfica concreta, sin dejar la posibilidad a las empresas de revisar sus planes si fuera necesario".

"La financiación pública podrá ser únicamente para hacer frente a la restricción de crédito. Por tanto, las empresas deberán tener total libertad para realizar sus actividad económica dentro del mercado comunitario", concluyó.

DESPIDOS INEVITABLES

Mientras, esta tarde está prevista una manifestación de trabajadores de Opel en Amberes para protestar por la posibilidad de que la planta ubicada en esta ciudad flamenca sea cerrada como consecuencia del proceso de compra de Opel Europa por el fabricante canadiense Magna.

El propio vicepresidente del Ejecutivo comunitario y comisario de Industria, Günther Verheugen, advirtió este miércoles de que es "inevitable" la pérdida de empleos e instó a los gobiernos europeos a dejar de actuar como si "fueran a salvarse los empleos con el dinero del contribuyente".

En declaraciones a la cadena alemana ZDF, Verheugen insistió en que "no hay más solución que la indispensable reestructuración de la industria europea del automóvil y ésta no se producirá sin pérdidas de empleo y sin cortes dolorosos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha