eldiario.es

Menú

CEOE insiste en la urgencia de la reforma de pensiones

MADRID

La CEOE considera "urgente" reformar el sistema de pensiones "en la línea inicialmente propuesta por el Gobierno" para que España gane credibilidad en el exterior, según asegura en su boletín de septiembre, al que ha tenido acceso Europa Press.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

CEOE

CEOE

La CEOE considera "urgente" reformar el sistema de pensiones "en la línea inicialmente propuesta por el Gobierno" para que España gane credibilidad en el exterior, según asegura en su boletín de septiembre, al que ha tenido acceso Europa Press.

La patronal subraya que una reforma del sistema que eleve gradualmente la edad de jubilación y la relación entre contribuciones efectuadas y derechos de pensión generados tendría un "efecto lejano" sobre las cuentas de la Seguridad Social, pero "inmediato" sobre las primas de riesgo-país.

"Supondría una mejora inmediata de la credibilidad de la economía española entre los ahorradores mundiales, de los que dependemos más que casi cualquier otro país", asegura la organización empresarial.

La CEOE también considera "imprescindible" esta reforma para poder acometer una rebaja "sensible" de las cotizaciones sociales, alegando que esta medida, históricamente reivindicada por los empresarios, tendría "un impacto extraordinariamente positivo" sobre la recuperación del empleo.

La organización empresarial tiene sus propias recetas sobre los puntos que debería tocar la reforma de pensiones, cuya discusión se encuentra ahora en el Pacto de Toledo, donde no se prevé un consenso fácil entre los Grupos Parlamentarios.

Uno de los focos de atención de esta reforma es la elevación de la edad de jubilación legal, ahora situada en 65 años. El Gobierno ha propuesto subirla dos años, hasta los 67, de manera obligatoria y progresiva.

En este punto, la CEOE coincide en que es necesario que la gente se jubile más tarde por razón del incremento previsto de la esperanza de vida, pero en sus propuestas habla de que el retraso de la jubilación debería ser voluntario y estar más incentivado de lo que está ahora.

MÁS INCENTIVOS PARA RETRASAR LA JUBILACIÓN.

Actualmente, los trabajadores que se jubilan con 66 años o más ven incrementada un 2% su pensión por cada año cotizado después de los 65. Este porcentaje alcanza el 3% si se acreditan carreras de cotización de 40 años, y en los casos en que se supere la pensión máxima, se reconoce el derecho a percibir anualmente una cantidad a tanto alzado, cuyo importe depende de los años cotizados.

La CEOE alega que actualmente la edad de jubilación real en España es de 63,27 años y considera "razonable" que se pueda alargar gradualmente la vida laboral, "teniendo presente la voluntariedad de la decisión y la necesidad de hacer más atractiva la actual incentivación".

En cualquier caso, para la patronal, lo realmente relevante deben ser los años de cotización previos necesarios para acceder a la pensión. Ahora, con la última reforma operada en el sistema, que data de 2006, los años exigidos para poder tener derecho a pensión son 15 (antes de dicha reforma bastaba con 12,5 años), pero el Ejecutivo también se ha mostrado partidario de ampliarlos.

"El sistema debe incentivar los años de trabajo, no el mero acceso a una edad, de forma que largos periodos de cotización sean el elemento primordial que dé lugar al derecho a la prestación", asegura la organización empresarial, que insiste en que, de manera complementaria a esta medida, se apueste por el retraso voluntario e incentivado de la jubilación.

PERIODO DE CÁLCULO DEBE AMPLIARSE.

Las recetas de la patronal 'tocan' también otro punto candente de la reforma de pensiones: la ampliación del periodo de cálculo más allá de los 15 años actuales, medida por la que apuesta el Gobierno, que ve razonable pasar de 15 a 20 años.

La CEOE es partidaria de que el periodo de cálculo de la pensión se incremente "sustancialmente", aunque entre sus propuestas no habla de ningún tope. Eso sí, deja claro que en el futuro se debería calcular la pensión teniendo en cuenta toda la vida laboral del trabajador.

Además, cree que el ejercicio del derecho a recibir la prestación "no debe ni puede ser" incompatible con realizar cierta actividad laboral porque ve "absurdo" que el trabajador deba optar radicalmente entre una situación de activo o de jubilado.

Por otro lado, la patronal también propone reducir los costes de las cotizaciones para hacer a las empresas más competitivas y pide que las bonificaciones a la contratación se financien con cargo a impuestos y no al Sistema de Seguridad Social, tal y como señala la recomendación primera del Pacto de Toledo.

Además, aboga por separar definitivamente las fuentes de financiación del sistema antes de que finalice el 2014 y por establecer mecanismos de ajuste de las cotizaciones sociales a lo largo del ciclo para que se puedan reducir de forma coyuntural en momentos de recesión y alto desempleo.

También defiende las jubilaciones anticipadas en condiciones flexibles como medida para regular el volumen de empleo en las empresas y pide revisar la actual situación de la Incapacidad Temporal para que esta prestación pase íntegramente a ser pagada por la Seguridad Social entre el cuarto y el decimoquinto día de la baja.

(EUROPA PRESS)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha