eldiario.es

Menú

La CNE acuerda con Francia la interconexión gasista de 1.100 millones por Larrau

MADRID

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha acordado con el regulador energético francés, CRE, la construcción de una nueva interconexión gasista por los Pirineos desde Larrau (Navarra), pero se ha encontrado con el rechazo del homólogo del país vecino al gasoducto que parte de Irún (Guipúzcoa).

- PUBLICIDAD -

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La CNE acuerda con Francia la interconexión gasista de 1.100 millones por Larrau

La CNE acuerda con Francia la interconexión gasista de 1.100 millones por Larrau

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha acordado con el regulador energético francés, CRE, la construcción de una nueva interconexión gasista por los Pirineos desde Larrau (Navarra), pero se ha encontrado con el rechazo del homólogo del país vecino al gasoducto que parte de Irún (Guipúzcoa).

Los proyectos de los dos gasoductos tienen una capacidad conjunta de 7 bcm (7.000 millones de metros cúbicos de gas), de los que 5,7 bcm corresponden a Larrau y 1,3 bcm a Irún. De construirse ambos, gestionarían un volumen equivalente a una quinta parte de todo el gas consumido en España, de 35 bcm.

CRE y el transportista de gas francés, TIGF, consideran que la infraestructura de Irún no debe construirse porque la capacidad solicitada por los comercializadores para Larrau equivale a 249 gigavatios hora (GWh) al día. El memorando firmado entre los reguladores decía que esta capacidad debía superar los 250 GWh para que se pudiese empezar a estudiar el desarrollo del segundo gasoducto.

La decisión anunciada hoy fue adoptada por el grupo de implementación de la Iniciativa Regional del Sur de Gas, en la que participan los reguladores de España, Francia y Portugal. En su reunión, los reguladores analizaron la consulta pública acerca de la viabilidad de los gasoductos y asignaron la capacidad de la interconexión, que entrará en funcionamiento en 2013.

Si bien todos los participantes destacaron el "éxito" de acogida del proyecto de interconexión, la reunión estuvo marcada por las discusiones acerca de cómo se deben tomar las decisiones de inversión y de si conviene construir sólo el tramo de Larrau, explica la CNE en un comunicado.

Como no hubo acuerdo sobre Irún, las partes sólo asignarán mañana, 30 de octubre, la capacidad del proyecto de Larrau, al tiempo que el transportista francés sólo tomará en cuenta esta obra antes de adoptar, en enero de 2010, una decisión de inversión.

LOS ARGUMENTOS ESPAÑOLES

Frente a los argumentos franceses, la CNE y el Ministerio de Industria, también representado en el encuentro, intentaron hacer notar a la parte francesa el interés del mercado por la obra. Los comercializadoras han solicitado capacidad por el 200% del volumen en sentido Norte del gasoducto, mientras que en dirección contraria la adscripción sólo fue del 58%.

En otras interconexiones europeas, sostuvieron los representantes españoles, se dio la orden de inversión en cuanto se superó el 100% de la capacidad en alguno de los dos sentidos. Además, Industria y la CNE insistieron en el interés estratégico de la obra y adujeron razones de seguridad de suministro.

También recordaron que la obra puede recibir fondos del Plan de Recuperación Europeo y lamentaron que el motivo de rechazo francés se fundamente en la aplicación estricta del memorando, aun cuando el proyecto de Irún haya quedado desestimado por sólo un gigavatio hora al día de menor demanda solicitada.

Además, el rechazo del tramo de Irún podría suponer "un aumento de las tarifas" y "perturbar seriamente los planes de negocio de las compañías participantes", argumentaron. El regulador portugués, ERSE, apoyó la construcción tanto de la tubería de Larrau como de la Irún.

MENOS INTERESADOS

Esta mañana, la presidenta de la CNE, María Teresa Costa, adelantó en un encuentro sectorial sobre el gas que su organismo estaba "intentando eliminar posiciones contrarias por parte del regulador y el transportista franceses" acerca de los nuevos gasoductos, sin dar detalles. "No tienen el mismo interés que nosotros", advirtió Costa.

Si se diera la orden de construcción de los dos gasoductos, las inversiones podrían ascender a 3.100 millones, de los que 1.337 millones corresponderían a Enagás y otros 1.800 millones a la parte francesa.

La desestimación del tramo de Irún dificulta el plan inicial para que a mediados de 2010 se lance la segunda fase de la interconexión, que consiste en la construcción del gasoducto Midcat entre Figueras (Girona) y la fronteras francesa. Esta obra estaba prevista para 2015 y aumentaría la interconexión en otros 7 bcm.

La construcción de estas infraestructuras, contempladas en la planificación energética para el periodo 2008-2016, tiene como objeto que los comercializadores puedan vender el gas excedentario que llega a la red española. El país cuenta con seis regasificadoras y partir de 2010 recibirá 8 bcm adicionales al año procedentes del nuevo gasoducto entre España y Argelia, el Medgaz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha