eldiario.es

Menú

El Eurogrupo retrasa a diciembre el refuerzo del fondo de rescate

BRUSELAS

Exige al nuevo Gobierno heleno que ratifique por escrito su compromiso con el ajuste y a Italia que aplique las reformas

- PUBLICIDAD -

Exige al nuevo Gobierno heleno que ratifique por escrito su compromiso con el ajuste y a Italia que aplique las reformas

Alfredo Pérez Rubalcaba Y Mariano Rajoy En El Debate Electoral De Cara Al 20N

Alfredo Pérez Rubalcaba Y Mariano Rajoy En El Debate Electoral De Cara Al 20N

BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Economía de la eurozona han retrasado hasta diciembre el refuerzo del fondo de rescate para que alcance una potencia de un billón de euros, pese a que esta ampliación se consideraba urgente para frenar el contagio de la crisis de Grecia a España y sobre todo a Italia.

"Pretendemos finalizar el trabajo sobre los detalles operativos de las dos opciones (para reforzar el fondo) a finales de noviembre en forma de directrices que serán aprobadas por el Eurogrupo, de manera que la aplicación pueda producirse en diciembre", ha explicado el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, al término de la reunión.

Hasta que no se acuerde este refuerzo, el fondo de rescate no empezará a comprar bonos de los países con problemas como Italia o España, según ha admitido el director del fondo, Klaus Regling. Ello significa que toda la responsabilidad seguirá recayendo en el Banco Central Europeo (BCE).

Para tratar de contener la crisis, el Eurogrupo ha exigido al nuevo Gobierno de unidad nacional de Grecia que ratifique por escrito, con la firma de los líderes de los dos principales partidos políticos, su compromiso de que aplicarán los ajustes prometidos a cambio de la asistencia financiera de la UE.

"Es muy difícil explicar a los alemanes, a los holandeses, a los austriacos o a los luxemburgueses que tenemos que mostrar solidaridad, si dentro de Grecia no hay voluntad de llegar a un análisis común y a un consenso nacional", ha resaltado Juncker, que ha insistido en que la unidad nacional debía haberse alcanzado "hace meses".

Aparte del compromiso por escrito, los inspectores de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI) volverán a Atenas a supervisar los recortes.

Sólo cuando se den estos pasos, la UE desbloqueará la ayuda urgente de 8.000 millones de euros correspondiente al sexto tramo del primer rescate y concretará el segundo plan de ayuda. Los 8.000 millones podrían pagarse antes de que acabe noviembre, según ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

Además, los ministros han reclamado a Italia que acelere la aplicación de los ajustes prometidos por el primer ministro, Silvio Berlusconi, con el objetivo de estabilizar la economía y recuperar la confianza de los mercados. En particular, la UE reclama un déficit cero en 2013, el retraso en la edad de jubilación y la reforma laboral.

Bruselas enviará sus inspectores a Roma el martes o el miércoles "con la tarea de intensificar la vigilancia" sobre las reformas, ha indicado el comisario de Asuntos Económicos. "No hemos pedido unidad nacional en Italia porque Italia no está en programa (de rescate)", ha precisado Juncker.

"Lo que esperamos de Italia es que aplique las medidas que han sido anunciadas en la carta de Silvio Berlusconi" a la UE.

PRECISIONES SOBRE EL FONDO DE RESCATE

Los ministros de Economía se han limitado en su reunión de este lunes a dar algunos detalles más sobre cómo funcionarán las dos opciones para reforzar el fondo de rescate. En la primera, el fondo avalará parte de las nuevas emisiones de deuda de Italia y España, aunque todavía no se concreta en qué porcentaje.

"La intención sería aumentar la demanda de las nuevas emisiones de bonos soberanos de los Estados miembros y reducir los costes de financiación", señalan las líneas directrices.

La segunda opción consiste en crear "fondos de coinversión" con garantías públicas para atraer capital privado y de países emergentes. Estos fondos contarán con avales del fondo de rescate y quizá también del Fondo Monetario Internacional y tendrán el mandato de comprar bonos en el mercado primario y secundario. Además, el dinero podrá utilizarse para recapitalizar bancos.

Ninguna de las dos opciones implica un aumento de las garantías que aportan los Estados miembros y ambas podrán usarse simultáneamente. Las líneas directrices se someterán ahora a consulta en los mercados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha