eldiario.es

Menú

Magna garantiza que Figueruelas fabricará al menos el 70% de la producción del nuevo Corsa

ZARAGOZA

El Gobierno central y el aragonés presentaron este viernes a los sindicatos una nueva propuesta entregada por la multinacional austriaco-canadiense Magna mediante la que la fábrica de Opel España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas, produciría "al menos" el 70 por ciento del volumen del nuevo Corsa entre 2010 y 2013, mientras que la fábrica alemana de Eisenach contaría con un porcentaje de producción "máximo" del 30 por ciento.

- PUBLICIDAD -

ZARAGOZA, 16 (EUROPA PRESS)

El Gobierno central y el aragonés presentaron este viernes a los sindicatos una nueva propuesta entregada por la multinacional austriaco-canadiense Magna mediante la que la fábrica de Opel España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas, produciría "al menos" el 70 por ciento del volumen del nuevo Corsa entre 2010 y 2013, mientras que la fábrica alemana de Eisenach contaría con un porcentaje de producción "máximo" del 30 por ciento.

Una propuesta --que por primera vez incluye inversiones en la fábrica zaragozana por parte de Magna-- es "un avance aún insuficiente" para el comité de empresa, que ha impedido que se firme la venta del 55 por ciento de Opel Europa a Magna por parte de General Motors, según avanzó el presidente del comité José Juan Arceiz.

En dicha propuesta aún quedarían "asuntos por cerrar" dado que, por ejemplo, en ningún momento se habla de cifras concretas de despidos, si bien el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, aseguró a los medios, en una comparecencia posterior al encuentro, que Magna continúa pensando en despedir a más de un millar de personas.

Larraz participó esta el sábado en la reunión celebrada en el Departamento de Economía del Gobierno de Aragón para valorar la última propuesta presentada por Magna para esta planta, a la que también asistieron el consejero de Industria, Comercio y Turismo de Aragón, Arturo Aliaga; la secretaria general del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Teresa Santero; y la comisión permanente del comité de empresa de Opel España.

OCHO PUNTOS

El consejero Aliaga informó que esta propuesta consta de ocho puntos. Así, Magna ofrece su compromiso de mantener las dos líneas de ensamblaje en Zaragoza, garantizando una capacidad técnica de 478.000 unidades de producción "con las inversiones que sean necesarias". Por otra parte, se garantiza la presencia en Zaragoza de la plataforma GSV (Global Small Vehicle-nuevo Corsa), así como las inversiones necesarias para su desarrollo.

El documento establece, asimismo, los repartos de producción entre las factorías de Figueruelas y Eisenach, que serán entre 2010 y 2013 de "al menos" el 70 por ciento para España y "como máximo" del 30 por ciento para Eisenach; y del 72 por ciento para Figueruelas a partir de 2013; así como la ubicación de las matrices de estampación en las fábricas que construyan la mayoría de las respectivas carrocerías, así como que Magna "se concentrará en fortalecer la base de suministro para Zaragoza y trabajará en optimizar coste y eficiencia técnica".

Sobre ella, Alberto Larraz informó de que tanto el Gobierno autónomo como el central consideran que "éste no es el documento final, porque si así fuera estaríamos insatisfechos", si bien señaló que "se ha avanzado en la negociación" y en la actualidad "se garantiza un cierto futuro para la planta".

"Faltan temas como el de personal, donde la empresa todavía está bastante atrancada, pues en el documento no se habla en ningún momento de cifras", señaló Larraz, que reconoció que "el procedimiento de negociación está siendo complicado y muy lento, y que todavía va a durar tiempo".

AVANCES INSUFICIENTES

El presidente del comité de Opel España, José Juan Arceiz, apuntó que, si bien en ningún momento se habla del número de despidos, "dicen que serán con medidas socialmente responsables y a través de expedientes de extinción". "El comité ha acordado que no dará por bueno ningún número de despidos hasta que no haya un plan industrial, se sepa el volumen de producción y el número de personas necesarias", aseveró.

Arceiz consideró que esta nueva propuesta refleja "leves avances, insuficientes para que el comité se siente a negociar un plan de ahorro", aunque adelantó que la comisión permanente se reunirá el próximo lunes, 19 de octubre, a las 10.00 horas, en la planta de Figueruelas para ofrecer "una opinión clara y definitiva" al respecto.

No obstante, explicó que no están satisfechos con el nuevo plan porque "no terminamos de atar la manera de cruzar el valle de 2010 a 2013", si bien "se ve un avance importante" a partir de este año porque el Meriva se fabricaría desde 2010 hasta 2015 y el nuevo Corsa desde 2013 hasta 2018, "aunque el volumen dependerá del mercado".

El presidente del comité incidió en que no se van a "dejar influenciar" por si Magna y General Motors deciden firmar la venta antes de alcanzar el acuerdo con los trabajadores. "Los tiempos los vamos a marcar desde el comité, tenemos un sistema de hacer las cosas y no nos va a marcar el calendario, ni que Magna termine firmando con GM, ni nada. La prisa no es nada buena para los intereses de los trabajadores", aseveró.

En este sentido, la secretaria del comité, Ana Sánchez, criticó la "situación absolutamente disparatada" que supone el hecho de que Magna "no se siente a hablar" con los sindicatos. "Llevamos mucho tiempo sin un interlocutor válido al otro lado de la mesa, lo que impide que la dirección local pueda responder a los representantes de los trabajadores las preguntas que teníamos. Esto no es insólito en esta empresa, porque llevamos ya un año sin tener a nadie con quien hablar", aseguró.

AVAL

Por otro lado, el consejero Larraz se refirió al aval de 200 millones de euros que el Gobierno de Aragón tiene previsto poner a disposición de GM y que podría hacerse efectivo en el momento en el que se alcanzara un acuerdo satisfactorio.

El titular de Economía informó de que las ayudas "no se pondrán sobre la mesa" hasta que no se apruebe el plan de reestructuración -- que sigue sin cerrarse porque no lo aprueban los sindicatos-- y se negocie con Magna "el tema" del personal. "No obstante, el aval está prácticamente acabado por si es necesario ponerlo en marcha y no ha sido fácil de elaborar porque intervienen entidades financieras y la Unión Europea", recordó.

La propuesta presentada este viernes es, según recordó Larraz, el resultado de las negociaciones llevadas a cabo durante toda esta semana con la mediación de los Gobiernos autónomo y central. Así señaló que el martes, 13 de octubre, tuvo lugar la primera reunión en Madrid con Magna y representantes del Ministerio de Industria; posteriormente fue la Comisión de Coordinación, con presencia de UGT y CC.OO.; y después otra con Industria, Gobierno de Aragón y Magna "de donde salió un primer documento básico de cinco puntos".

Posteriormente, el miércoles 14 de octubre, mantuvieron una reunión durante toda la el sábado con representantes de Magna en Zaragoza, para, a las 13.00 horas, reunirse con los representantes sindicales de Opel, donde hablaron de dicho documento. Además, por la tarde, volvieron a reunirse Gobierno de España y de Aragón con Magna, y, por la noche, de nuevo el Gobierno autónomo con representantes de la multinacional austriaco-canadiense.

Por último, el jueves jueves 15 de octubre volvieron a reunirse en Zaragoza representantes de Magna, Gobierno de Aragón y de España hasta las 17.00 horas para acordar un nuevo documento de ocho puntos que se presentó esta el sábado a los sindicatos,

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha