eldiario.es

Menú

El juez Moreno estudiará la demanda presentada por los consumidores

MADRID

El juez central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, estudiará la demanda presentada el pasado martes por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) contra la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) por la comisión de un delito contra el tráfico aéreo en su variante de sedición, han informado fuentes jurídicas. Los consumidores consideran que el sindicato instigó el paro que provocó el cierre del espacio aéreo.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Puerta de la Audiencia Nacional

Puerta de la Audiencia Nacional

El juez central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, estudiará la demanda presentada el pasado martes por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) contra la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) por la comisión de un delito contra el tráfico aéreo en su variante de sedición, han informado fuentes jurídicas. Los consumidores consideran que el sindicato instigó el paro que provocó el cierre del espacio aéreo.

La demanda ha recaído en el Juzgado de Moreno en aplicación de las normas de reparto, añadieron las citadas fuentes. La OCU considera en su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press que la acción de los controladores --que definen como "huelga ilegal"-- llevó "al caos en todo el país", provocó la cancelación de 2.710 vuelos y afectó a cerca de 600.000 pasajeros.

LA AN NO TIENE COMPETENCIA

No obstante, otras fuentes jurídicas han señalado que ven complicado que esta denuncia prospere en la Audiencia Nacional puesto que el delito denunciado no se encuentra entre los previstos en la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) como competencia de este órgano.

Las mismas fuentes han añadido que no existe peligro de que se produzcan distintas resoluciones si el caso es asumido por diferentes órganos judiciales puesto que las fiscalías actuarán de forma coordinada en todos los territorios.

La OCU entiende que el "abandono masivo" de los controlares obedece a una huelga encubierta "claramente dirigida". "Parece obvio que los controladores siguieron indicaciones para no acudir a sus puestos de trabajo", dice en su escrito.

Menciona que la actitud de estos trabajadores podría encajar también en la comisión de un delito de coacciones contra los intereses turísticos y contra miles de pasajeros.

Añade que aquellos que presentaron informes médicos sin justificación "podrían haber incurrido en un delito de falsificación de documentos públicos y privados.

Pide a la Audiencia Nacional que cite a declarar en calidad de testigo al presidente de Aena y que el tribunal obtenga un listado de los controladores que no acudieron a su puesto de trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha