eldiario.es

Menú

Salgado rechaza que España necesite un rescate

MADRID

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ha rechazado la posibilidad de que España pueda llegar a necesitar un rescate por parte de sus socios europeos y ha defendido la solidez del sistema financiero español, del que asegura que no requiere de nuevas ayudas públicas.

- PUBLICIDAD -

NUEVA YORK/MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Elena Salgado en el Ministerio de Economía

Elena Salgado en el Ministerio de Economía

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ha rechazado la posibilidad de que España pueda llegar a necesitar un rescate por parte de sus socios europeos y ha defendido la solidez del sistema financiero español, del que asegura que no requiere de nuevas ayudas públicas.

En una entrevista concedida a la cadena estadoounidense CNBC recogida por Europa Press, Salgado defiende la solvencia de España y su capacidad para reducir los desequilibrios de su economía, como son el excesivo peso del sector inmobiliario, la rápida expansión del crédito y el déficit por cuenta corriente.

"Si se refiere a asistencia financiera, con seguridad, no. Pero por supuesto, cualquier país de la eurozona necesita al resto para mejorar nuestra gobernanza económica y tenemos que trabajar unidos, pero si se refiere a un rescate, rotundamente, no", afirma Salgado, quien subraya también que España es capaz de financiarse en los mercados al margen del BCE.

De hecho, el Tesoro Público colocó este jueves 2.999,79 millones de euros, el máximo previsto, en bonos a cinco años a un tipo marginal del 4,590%, la cifra más elevada desde el año 2008, y muy por encima del tipo del 3,601% registrado en la última subasta de bonos a cinco años, que tuvo lugar el 4 de noviembre de 2010.

LA BANCA ESPAÑOLA NO DEPENDE DEL BCE.

Por otro lado, Salgado ha reiterado su defensa de la solidez del sistema financiero español, al asegurar que no será necesaria más ayuda del Gobierno y defender que el recurso que los bancos españoles hacen al BCE no es diferente del que pueden hacer las entidades de otros países del euro.

"Nuestras instituciones financieras hacen lo mismo que otras muchas en la zona euro. Han recurrido al BCE porque la facilidad de crédito del BCE está ahí para eso y no tendría sentido no utilizarla", señala la ministra, quien, sin embargo, recuerda que su uso ha venido disminuyendo hasta situarse en torno al peso medio del sector finaciero español en el Eurosistema.

"Supongo que continuará así mientras que esta facilidad se mantenga. Cuando termine, entonces los bancos recurrirán a otras de las vías de financiación con las que cuentan", apunta.

Asimismo, Salgado explica su confianza por los exámenes de estrés superados por la banca española el pasado mes de julio, así como por el proceso de reestructuración asumido por las cajas de ahorros y el hecho de que las entidades deban revelar a finales de este mes sus activos inmobiliarios.

REEQUILIBRAR LA ECONOMÍA.

A este respecto, la ministra de Economía destaca que a pesar del elevado grado de endeudamiento del sector privado, el volumen de préstamos impagados es muy bajo.

"El sistema hipotecario es diferente al de otros países, ya que se responde no sólo con la vivienda, sino con todo tu patrimonio, lo que explica en parte que el nivel de morosidad sea muy bajo", afirma Salgado, quien subraya que, por este motivo, las hipotecas en el balance de los bancos son "activos sólidos".

No obstante, Salgado admite que la rapidez de la expansión del crédito en España "ha sido demasiado grande" y éste es uno de los desequilibrios que se están corrigiendo.

De hecho, la ministra recuerda que España ya está reduciendo los tres grandes desequilibrios que afectan a su economía, como son el peso del sector inmobiliario, la rapidez de la expansión del crédito y el déficit por cuenta corriente. "Estos tres desequilibrios se están reduciendo con rapidez y ahora estamos en mucho mejor posición", añade.

Así, respecto al problema del desempleo, Salgado destaca que la mayor parte de la pérdida de puestos de trabajo procede del 'ladrillo', por lo que apuesta por la necesidad de cambiar el modelo económico hacia otro más orientado a la tecnología y las exportaciones y "continuar con las reformas estructurales".

"Una de las más importantes es la reforma del mercado laboral. Hemos empezado con ella y tenemos continuar con un nuevo modelo de negociación colectiva. Pensamos que este es el camino para aumentar el empleo en el futuro", apunta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha