eldiario.es

Menú

Soros avisa que la postura de Alemania en la crisis puede ser "fatal"

LONDRES

El multimillonario inversor estadounidense de origen húngaro George Soros se ha mostrado muy crítico con la postura de Alemania sobre las medidas para la resolución de la crisis de deuda, ya que su rechazo a cualquier opción que ofrezca alivio a España o Italia puede ser "fatal", y ha apostado por la creación de "letras del Tesoro europeas" que financien un organismo encargado de comprar deuda española e italiana.

- PUBLICIDAD -

LONDRES, 25 (EUROPA PRESS)

Metro De Madrid

Metro De Madrid

El multimillonario inversor estadounidense de origen húngaro George Soros se ha mostrado muy crítico con la postura de Alemania sobre las medidas para la resolución de la crisis de deuda, ya que su rechazo a cualquier opción que ofrezca alivio a España o Italia puede ser "fatal", y ha apostado por la creación de "letras del Tesoro europeas" que financien un organismo encargado de comprar deuda española e italiana.

En un artículo de opinión publicado en el 'Financial Times', Soros señala que, pese a los acuerdos del pasado viernes en Roma en torno al crecimiento y la unión bancaria, la resistencia de Merkel a cualquier propuesta que aporte alivio a las primas de riesgo de España e Italia amenaza con convertir la cumbre europea de esta semana en un "fiasco".

"Esto amenaza con convertir la cumbre de junio en un fiasco que puede ser fatal, ya que dejará al resto de la eurozona sin un cortafeugos lo suficientemente fuerte para protegerla de la posibilidad de una salida de Grecia del euro", advierte.

En este sentido, agrega que incluso si se logra evitar un "accidente mortal", la división entre países acreedores y deudores se reforzará y las economías de la periferia no tendrán oportunidad de recuperar competitividad.

"Esto puede servir al interés propio de Alemania, pero creará una Europa muy diferente a esa sociedad abierta que disparó la imaginación de la gente", señala Soros, quien agrega que Alemania se convertirá en "el centro de un imperio" y colocará a la periferia en una "posición subordinada permanente".

HOJA DE RUTA EUROPEA.

En esta misma línea, recalca que aún "no es demasiado tarde" para que Europa realice una declaración política que subraye no solo los objetivos a largo plazo de una unión política, sino también una hoja de ruta hacia una unión fiscal y bancaria".

Asimismo, remarca que, guiado por esta declaración, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) podría de inmediato hacerse cargo de los bonos griegos del BCE, y éste podría comenzar a acumular bonos españoles e italianos y ambos países podrían implementar las reformas estructurales.

En su opinión, esto tendría el mismo efecto en los mercados que la declaración de los ministros de Finanzas en noviembre de 2009, que salvó el sistema financiero, y cambiaría las dinámicas políticas.

Sin embargo, reconoce que el gran obstáculo a esto es la postura "no se puede hacer" de Alemania y califica de "poco realista y razonable" la propuesta de Merkel de no avanzar hacia la unión política sin una unión bancaria y fiscal completa, ya que, en su opinión, las tres deben desarrollarse juntas "paso a paso".

FONDO DE REDUCCIÓN DE DEUDA.

Soros propone que la Autoridad Fiscal Europea puede, en colaboración con el BCE, crear un fondo de reducción de deuda que podría adquirir y mantener una parte "significativa" de la deuda de España e Italia a cambio de que adopten reformas estructurales especificas.

Este fondo financiaría las compras emitiendo "letras del Tesoro europeas", que tendrían cero riesgo crediticio y servirían como garantías de la más alta calidad para las operaciones del BCE, y trasladaría el beneficio de financiarse barato a los países con problemas.

Asimismo, añade que si un país participante no cumple sus compromisos, la Autoridad Fiscal Europea podría imponerle una multa u otra forma de castigo que sería proporcional a la violación de la norma, lo que supondría una "sólida protección contra el riesgo moral".

En esta línea, también subraya que después de un periodo "adecuado" los países participantes entrarán en un programa de reducción de deuda que sería diseñado para no poner en peligro su crecimiento, y que además sería el preludio de una completa unión política y de la emisión de eurobonos.

"Si el resto de Europa está unida detrás de esta propuesta y el Bundestag lo rechaza, Alemania debe aceptar toda la responsabilidad por las consecuencias políticas y financieras", advierte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha