eldiario.es

Menú

La cúpula de UGT cobraba sus sueldos de subvenciones públicas a Fundescan

''PARA ALIVIAR AL SINDICATO'', SEGÚN CONSTA COMO HECHO PROBADO EN UNA SENTENCIA DE LO SOCIAL

Nueve empleados de la Fundación ganan en los Juzgados el derecho a sus salarios - La central deberá abonar sus nóminas desde diciembre.

- PUBLICIDAD -

La cúpula de UGT Canarias hasta octubre de 2005, con su ex secretario general Carlos Ucha al frente, cobraba sus sueldos de funcionarios del sindicato a través de las subvenciones públicas del Gobierno de Canarias a Fundescan para organizar cursos de formación de empleo, según ha quedado acreditado como hecho probado en una nueva sentencia de lo Social en la que otros nueve trabajadores han ganado al sindicato y la Fundación sus demandas por extinción de contrato, que obliga a UGT y Fundescan a abonar sus salarios desde diciembre de 2009 hasta la actualidad.

Carlos Ucha, ex secretario general 'beneficiado'. Alicia Rodríguez, ex secretaria general 'denunciante'.

Carlos Ucha, ex secretario general 'beneficiado'. Alicia Rodríguez, ex secretaria general 'denunciante'.

Así consta en la sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Las Palmas de Gran Canaria, favorable a nueve trabajadores de Fundescan, que han conseguido no sólo el levantamiento del velo judicial para relacionar directamente a UGT Canarias y Fundescan y, por tanto, convertir al sindicato en responsable solidario con la Fundación del pago de sus nóminas, sino demostrar, a juicio del magistrado Díez Moro, que al menos tres altos dirigentes de UGT Canarias estaban dados de alta en la Seguridad Social como empleados de Fundescan, entre 1998 y 2005.

En concreto, Ucha figuró en la Seguridad Social, a cuenta de Fundescan, desde el 1 de agosto de 1998 hasta el 19 de junio de 2002, en un primer periodo, del 21 de junio de 2002 al 31 de agosto de 2007, en un segundo periodo de vida laboral, y del 27 de julio de 2009 al 15 de mayo de 2010, en este último caso, formalmente como gerente de Fundescan.

El ex secretario de organización Miguel Ángel Barrios (1998-2005) figuró entre el 1 de agosto de 1998 y el 1 de diciembre de 2005 dado de alta por Fundescan, mientras que el ex secretario de Acción Sindical (1998-2002) y Coordinador de Federaciones (2002-2005), Hermógenes Hernández, lo hizo desde la misma fecha hasta el 30 de noviembre de 2005, año en que accedió a la secretaría general Alicia Rodríguez, en sustitución de Ucha.

Precisamente han sido las declaraciones como testigos en el juicio por extinción de contrato de la ex secretaria general Alicia Rodríguez (2005-2009) y de la ex secretaria de la Mujer (2002-2005) y de Igualdad (2005-2009) de la Ejecutiva de UGT, Manuela Fernández, claves para este levantamiento de velo. Alicia Rodríguez presidió el Patronato de Fundescan entre el 14 de septiembre de 1998 y el 3 de noviembre de 2009, y Manuela Fernández fue su secretaria desde el 11 de noviembre de 2003 hasta la misma fecha.

Gastos asociados para "aliviar al sindicato"

La sentencia deja constancia de que salvo Carlos Ucha, en su condición de gerente de Fundescan después de dejar la secretaría general de UGT en 2005, "del resto se desconoce la prestación de servicios que ejecutaban por cuenta de Fundescan", una irregularidad aclarada por la testigo Manuela Fernandez, quien aseguró en el juicio que "con subvenciones concedidas a Fundescan se abonaban salarios de los trabajadores de UGT".

Por su parte, en el mismo juicio Alicia Rodríguez explicó, "de manera precisa y contundente", que la decisión de abonar sueldos a Ucha, Barrios y Hernández, sin tener relación laboral como contraprestación en Fundescan, se decidió en el seno de la Comisión Ejecutiva de UGT Canarias, de la que formaba parte la ex secretaria general desde 1994, "para aliviar económicamente al sindicato".

En la misma sentencia se recogen una serie de partidas del Gobierno de Canarias, de 2006 a 2009, concedidas como subvención pública del Servicio Canario de Empleo a Fundescan para desarrollar cursos de formación, en la que se incluyen partes de esas cantidades millonarias como "gastos internos asociados" que fueron destinados para pagar nóminas de trabajadores de UGT Canarias, sin que estos, como también ha puesto de relieve otra sentencia favorable a otra trabajadora de Fundescan, del Juzgado número 9, tuvieran nada que ver con el desarrollo de los cursos de Fundescan.

En concreto, de la subvención de 2006 que ascendía a 2.375.249, 26 euros, 135.349, 62 euros fueron destinados a esos pagos salariales en el seno de UGT. En 2007 fueron 142.083, 85 euros de los 2.307.927, 50 euros de la subvención del Servicio Canario de Empleo. En 2008, la cantidad destinada como "gastos internos asociados" a UGT fue de 424.683, 13 euros del total subvencionado de 2.924.522, 50 euros.

La sentencia favorable a los trabajadores recoge también las declaraciones del actual secretario general de UGT Canarias, Juan Francisco Fonte, a CANARIAS AHORA RADIO en enero pasado, transcrita en casi su totalidad com muestra de la relación entre el sindicato y la Fundación, y hace suya las consideraciones del Juzgado de lo Social número 9, en otro juicio por el mismo caso, para concluir que UGT y Fundescan son la misma cosa.

En esta sentencia del 9, el juzgador llamó la atención sobre la decisión de UGT de negociar con una empresa "poco conflictiva", asumiendo esta empresa el compromiso de contratar a personas del sindicato para pasar a ejercer funciones de liberados. "Sorprendente", dice el juez. "Una empresa, cuya finalidad es la obtención de beneficios y la optimización de todos sus recursos (materiales y humanos) decide contratar a personas, pagarles sus sueldos sin contraprestación alguna. ¿A cambio de nada? Cuando menos, sorprendente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha