eldiario.es

Menú

Zapatero dice que no está en condiciones de vaticinar cuándo el crecimiento redundará en la creación de empleo

MADRID

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó este sábado que no está en condiciones de vaticinar cuándo el crecimiento económico redundará en creación y de empleo. Durante su intervención ante el Comité Federal de su partido, en la que no realizó ninguna mención a la subida de impuestos sobre la que trabaja el Ejecutivo, adelantó que cuando comience la recuperación su "principal tarea" será la creación de empleo y que dedicará una "acción singular" a crear empleo para parados de larga duración y para jóvenes, un segmento donde las cifras son "preocupantes".

- PUBLICIDAD -

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Zapatero

Zapatero

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó este sábado que no está en condiciones de vaticinar cuándo el crecimiento económico redundará en creación y de empleo. Durante su intervención ante el Comité Federal de su partido, en la que no realizó ninguna mención a la subida de impuestos sobre la que trabaja el Ejecutivo, adelantó que cuando comience la recuperación su "principal tarea" será la creación de empleo y que dedicará una "acción singular" a crear empleo para parados de larga duración y para jóvenes, un segmento donde las cifras son "preocupantes".

Zapatero explicó que esas iniciativas se discutirán con los sindicatos, a los que dedicó elogios por su responsabilidad. Así, quiso poner en valor la "paz social" que está habiendo durante este tiempo de crisis que atribuyó a la acción del Gobierno y agradeció la contribución de los sindicatos.

También anunció un aplazamiento de la deuda de 1.500 millones de los ayuntamientos en un año, que después tendrán que pagar en cuatro años y la posibilidad de destinar a gastos de educación el 15 por ciento del nuevo fondo local de 5.000 millones para 2010. Junto a este fondo, recordó que habrá otro de 20.000 millones que gestionará el ICO para apoyar inversiones orientadas a un cambio de modelo económico.

Durante su intervención, hizo un repaso desde que comenzó la crisis económica y situó el peor momento para España en el primer trimestre de 2009. En su opinión, se puede afirmar que "lo peor de la recesión, de la crisis, ha pasado". En este sentido, expuso que en España habrá un "mejor perfil" de "menor deterioro" en lo que resta de 2009 y mostró su esperanza de que en el umbral de 2010 se empiecen a tener signos positivos de mejoría.

Sin embargo, quiso dejar claro que, aunque cree que ha pasado "lo peor" de la recesión, "no han pasado sus efectos" y aún quedan "meses difíciles". En este contexto, admitió que "no estamos en condiciones de vaticinar cuando el crecimiento económico redundará en el crecimiento del empleo".

En cualquier caso, Zapatero quiso poner en valor el trabajo del Gobierno para sentar las bases de una "recuperación" que sea "sólida" para una "economía sostenible que genere empleo" y destacó, en este sentido, el logro de haber mantenido la "estabilidad social y la paz social".

"NO A LOS PODEROSOS" Y 'GRACIAS' A LOS SINDICATOS

Algo que atribuyó a los trabajadores y los sindicatos, a quienes agradeció su responsabilidad, y también al Gobierno. "La estabilidad social no se improvisa, la cohesión y la paz social son fruto de una acción política que hemos llevado a cabo desde el primer momento y vamos a garantizar hasta lograr la recuperación", aseveró.

Según Zapatero, en situaciones de crisis se demuestra la "fortaleza" del proyecto político y de las convicciones y puso como ejemplo que su Ejecutivo ha dicho "no" a los "poderosos" y también a asuntos como "abaratar el despido" y ha dicho "si" a otras cuestiones como los avances sociales y la protección social. "Hemos interpuesto la política social a cualquier otra circunstancia", apostilló.

"BIENVENIDAS SEAN LAS CRÍTICAS"

Zapatero restó importancia además a las críticas entorno a la ayuda de 420 euros para los parados sin prestación y a su decisión de extender la prestación a los desempleados que perdieron la prestación a partir del 1 de enero. "Bienvenidas sean estas críticas, no me preocupan nada", afirmó, destacando que lo importante es que reciban la ayuda quienes lo necesitan.

"Si para mejorar las cosas hay que escuchar, para eso está este Gobierno, y resulta a veces patético que ante una medida de este calado social, algunos, que obviamente no van a necesitar los 420 euros, pongan el acento en que el Gobierno ha aceptado cambiar la fecha", defendió el jefe del Ejecutivo.

"Medidas como esta dan el carácter y la seña de identidad a un proyecto político", puntualizó y arremetió contra el PP porque en 2002 y en un contexto "menos grave" optó por un "decretazo" contra los derechos de los trabajadores. Zapatero insistió en que las pensiones mínimas seguirán subiendo "claramente por encima del coste de la vida", que se aumentará el salario mínimo interprofesional, se mantendrá el cheque-bebé, el aumento de las becas, la ayuda al alquiler de vivienda para los jóvenes y el mantenimiento de las inversiones en la ley de dependencia.

Respecto a la ley de Presupuestos, no dio pistas de la subida de impuestos y sólo recordó que responderá a tres criterios: austeridad, gasto social necesario y mantener en lo posible el gasto a la inversión productiva.

El jefe del Ejecutivo también estableció la reacción del Gobierno frente a la crisis en dos etapas. La del Plan E, con medidas de apoyo al sector financiero, a las pymes y a determinados sectores como el del automóvil, reformas en la economía y con medidas sociales para paliar "los efectos más perniciosos" de la situación.

APOYO A OPEL Y FORD

En este punto, se refirió en concreto a las plantas de Opel y Ford en España y comprometió su apoyo, destacando que el Gobierno "ha estado y está cerca de cualquier problema en el automóvil y en cualquier otro sector". "Seguiremos estando, por supuesto, ante los problemas que en ese momento tiene Opel, o Ford, decididamente, día a día, sin regatear, compromiso político apoyo y esfuerzo para que plantas industriales tan poderosas como las que tenemos en España tengan un futuro garantizado".

Acto seguido, señaló que la segunda fase para salir de la crisis será la de la Ley de Economía Sostenible, el Presupuesto de 2010, "otras iniciativas legislativas" y "dos grandes acuerdos", en Educación y Energía que, aunque recordó que se los ha ofrecido al PP, matizó que están abiertos a todas las fuerzas políticas. Sobre este proyecto, dejó claro que va en línea con la Carta de Economía sostenible que promueve el G20, por lo que dijo no entender las críticas de la oposición a este proyecto.

En relación con la Ley de Economía Sostenible, recordó el esfuerzo hecho por el Gobierno en I+D+I, pero se quejó de que la inversión privada no se haya incrementado en la misma medida. Afirmó que España está entre las diez primeras potencias científicas del mundo, pero no en innovación y desarrollo y apuntó que con la nueva Ley se trata de "mantener el esfuerzo" que se ha hecho hasta ahora en este campo y acompañarlo de reformas que hagan de la sostenibilidad económica el gran principio.

UN PAQUETE DE DIEZ LEYES

No obstante, precisó que además de esta Ley habrá otro paquete de proyectos de Ley que se remitirán al Parlamento: el Proyecto de Ley de Ciencia y Tecnología, el de Energías Renovables y Política Energética, el que regula el Comercio de Emisiones de Gases con Efecto Invernadero, el que regula el régimen de Captura y Almacenamiento de Carbono, el General de Comunicación Audiovisual.

A estos se añadirán los proyectos que acompañan a la modernización de la Justicia, entre los que citó la Ley de Justicia Gratuita, la ley de reforma del Código Penal, la de modificación del Arbitraje y la reforma del Registro Civil.

Zapatero se refirió por último a la próxima Cumbre del G20 en Pittsburgh y destacó que "tiene ante sí la responsabilidad de acordar un nuevo orden económico internacional" que regule la supervisión financiera, que evite los excesos, y que promueva un cambio en el Fondo Monetario Internacional, además de apostar "decididamente por la lucha contra el cambio climático" y combatir el proteccionismo pero también la pobreza.

Y en cuanto a la presidencia española de la UE, subrayó que apostará por la cooperación económica y hará una "reivindicación del modelo social europeo", con una gran impronta en políticas de igualdad y de innovación, junto a promover el papel de la UE en el concierto internacional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha