eldiario.es

Menú

La falta de crédito 'asfixia' al sector tomatero canario

FALTA DE LIQUIDEZ ACUCIANTE, SEGÚN ACETO

El sector está pendiente de recibir 44 millones de euros en ayudas públicas.

- PUBLICIDAD -

"El futuro de las más de 10.000 familias canarias que dependen directamente del cultivo del tomate está, hoy por hoy, en manos de los bancos y cajas de ahorro". Así de claro se manifestaba el presidente de la Asociación Provincial de Cosecheros-Exportadores de Tomates de Tenerife (ACETO), Francisco Mesa, durante la reunión de trabajo que mantuvo con el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, Ignacio González Martín.

Reunión en la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife. (ACFI PRESS)

Reunión en la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife. (ACFI PRESS)

Antes de final de año, el sector recibirá ayudas públicas por valor de 44 millones de euros. Sin embargo, la falta de liquidez actual es tan acuciante que los márgenes de maniobra del sector se están viendo muy recortados, hasta tal punto que, de no corregirse esta situación, los programas de siembra se verían enormemente afectados. De ser así, Canarias no podrá asumir sus compromisos de venta de tomate en los mercados europeos, hueco que podrían ocupar nuestros competidores, advierte Francisco Mesa.

El sector reclama a las entidades financieras que presten el dinero que necesitan para sacar la cosecha, sobre todo, cuando las autoridades europeas han autorizado tanto al Gobierno central como al autonómico a que den ayudas al tomate canario por valor de 32 millones de euros. Por si fuera poco, a esto hay que sumar una ampliación de la subvención al transporte por otros 12 millones de euros, por lo que en total, antes de junio de 2010, el sector recibirá 44 millones de euros.

Para el presidente de la Cámara de Comercio "los fondos públicos que recibirán los tomateros no sólo apuntalan y fortalecen la continuidad del sector, sino que son una garantía importante para hacer frente a los compromisos de los proveedores". Sin embargo, González Martín- advierte- que "si los bancos no flexibilizan su postura y abren un poco más la mano, las oportunidades que dibujan estos fondos se pueden ver truncadas y, eso haría daño a muchas familias canarias, que pasarían a engordar, aún más, las listas del paro en nuestro tierra".

Momento crítico

Durante la reunión en la Cámara de Comercio, el gerente de ACETO expuso que la realidad del sector tomatero canario está cambiando y que "los bancos no pueden seguir evaluándonos como hace dos años, cuando la situación era realmente delicada; ahora Europa ha reconocido nuestras singularidades y apostado por una política que coloca al tomate canario en un mejor posicionamiento para competir".

Por su parte, Francisco Mesa explicó la importancia de "defender y proteger" a un sector estratégico no sólo en el ámbito de la exportación, sino también como generador de puestos de trabajo. "Cada hectárea emplea entre 6 y 8 personas. Actualmente, 10.000 familias canarias dependen directamente de este cultivo e indirectamente contribuye a mantener cerca de 15.000 puestos de trabajo" comenta el presidente de la patronal del tomate, quien señala, además, que "tampoco se puede olvidar el efecto de arrastre que genera la comercialización de 150 millones de Kilos de tomates al año".

Otro de los aspectos en los que incidió el dirigente empresarial de Aceto es que "en un entorno de fuerte crisis económica como en el que estamos viviendo, por primera vez en cuatro años el sector no disminuye la superficie sembrada; mantiene el empleo y ha dejado de traer personal foráneo como en años anteriores dando empleo a trabajadores canarios".

Logros del sector

Este año, 2009, ha sido clave para el sector tomatero. La lucha que desde Aceto, la propia Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias y el Ministerio de Fomento se ha llevado a cabo para que Europa reconozca las singularidades de la producción tomatera de las Islas ha dado sus frutos.

De hecho, en el pasado mes de febrero se aprobó el Real Decreto 17/2009, sobre la compensación al transporte marítimo y aéreo de mercancías con origen y destino en las Islas Canarias. Esta medida cuyo retraso en el pago ha sufrido el sector desde el año 2.007 supondrá una inyección de fondos cercana a los 12 millones de euros, cuyo pago está previsto efectuarse a finales del presente mes de octubre.

Los tomateros canarios también recibirán 32 millones de euros entre el 1 de diciembre de este año y el 30 de junio del 2.010, gracias a la medida contemplada en el Programa comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias que ha tenido en cuenta el Plan Estratégico presentado por el sector y las administraciones nacional y autonómica.

En ese Plan se recogen y cuantifican las desventajas competitivas que sufre el tomate canario respecto a otras zonas productoras como Marruecos o el sureste de España. De hecho, el documento revela que el coste de producción de este cultivo en Canarias es 208 euros por tonelada más caro en las Islas que en la Península, sin estimar otros aspectos como la cercanía a otros mercados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha