eldiario.es

Menú

La crisis de deuda y la Fed marcarán la evolución del euro en 2011

MADRID

La volatilidad que ha dominado la evolución del euro en 2010, que cerrará con una caída anual de alrededor al 7,7% y en el entorno de los 1,32 dólares, persistirá en 2011, un año en el que la crisis de deuda de la eurozona y la política monetaria de la Fed marcarán de nuevo el incierto futuro de la divisa común europea.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Euro moneda

Euro moneda

La volatilidad que ha dominado la evolución del euro en 2010, que cerrará con una caída anual de alrededor al 7,7% y en el entorno de los 1,32 dólares, persistirá en 2011, un año en el que la crisis de deuda de la eurozona y la política monetaria de la Fed marcarán de nuevo el incierto futuro de la divisa común europea.

Al mismo tiempo, la incertidumbre sobre los mercados de renta fija y renta variable permitirá al oro según marcando máximos, aunque la mayoría de los analistas consultados por Europa Press creen que moderará su ascenso. El petróleo, que va a cerrar 2010 en máximos anuales, se afianzará en el entorno de los 90 dólares y la duda es si el Brent volverá a superar los 100 dólares por barril.

La divisa europea comenzó el año en los 1,4325 dólares y llegó a alcanzar los 1,4582 dólares el 13 de enero, su nivel más elevado de 2010. A partir de entonces, el euro cedió posiciones frente al dólar y alcanzó su mínimo anual el 7 de junio, cuando, en plena crisis de deuda de la eurozona, llegó a marcar los 1,1875 dólares.

Sin embargo, en los meses de octubre y noviembre, ante los rumores de que la Reserva Federal podría inyectar más liquidez en la economía estadounidense para acelerar la recuperación, algo que finalmente anunció tras su reunión del 3 de noviembre, el euro se acerca a los niveles de principios de año y llegó a cotizar en los 1,4281 dólares. Un nuevo repunte de la crisis de deuda, que concluyó con el rescate de Irlanda, corrigió esta subida y devolvió el euro a los niveles actuales.

De cara a 2011, desde Renta 4 esperan que el euro se mueva entre los 1,25 y los 1,45 dólares, un rango bastante amplio debido a los numerosos factores que, como ha ocurrido en este año, pueden influir en la divisa europea y contribuir a su volatilidad. "Es difícil estrechar más el rango, sobre todo viendo lo que hemos tenido este año", afirma la analista Renta 4 Nuria Álvarez

Entre los riesgos alcistas que pueden llevar al euro a los 1,45 dólares se encuentran el déficit fiscal estadounidense y el programa de recompra de bonos de la Reserva Federal estadounidense (Fed), también denominado 'Quantitative Easing'. Por el contrario, la crisis del riesgo soberano en la eurozona y la falta de coordinación entre los Gobiernos europeos podrían hacer caer a la moneda europea hasta los 1,25 dólares.

"Si se mantiene toda la incertidumbre sobre el riesgo soberano, el euro debería mantenerse en los niveles actuales y todo dependerá de cómo vaya evolucionando la situación en Estados Unidos y, sobre todo, de las políticas monetarias de la FED", agrega.

En esta línea, los analistas de Bankinter estiman que la moneda común europea podría situarse en el entorno de los 1,30 y 1,40 dólares durante el año 2011, mientras que para 2012 y 2013 creen que podría regresar a la cota de los 1,45 'billetes verdes'.

EL EURO Y LA CRISIS DE DEUDA.

Por su parte, el analista de IG Markets, Daniel Pingarrón, espera que la moneda única se mueva en el primer trimestre de 2011 entre los 1,30 y 1,35 dólares, en torno al mismo nivel en el que cierra el año. El hecho de que tanto el dólar como el euro tengan inercias bajistas tiene como consecuencia la estabilidad del cambio entre ambas divisas.

Sin embargo, advierte de que la moneda estadounidense tiene una inercia bajista genérica desde que se anunció en agosto el nuevo programa de 'Quantitativa Easing' de la Fed, mientras que la del euro responde a los problemas por los que atraviesa la periferia europea. Por eso, si Europa finalmente consigue superarlas, la divisa común europea podría repuntar frente al dólar.

Por otro lado, la analista de Selfbank, Covadonga Fernández, asegura que el euro está "sobrevalorado" respecto al dólar, por lo que en 2011 debería depreciarse hasta el entorno de los 1,20 dólares. Así, explica que la divisa europea debería tender a corregirse, proceso que ya ha iniciado tras los problemas de solvencia registrados en la zona euro. "Pero creemos que todavía debería hacerlo más", añade.

En su opinión, una vez que se solucionen estos problemas, el euro no debería volver a apreciarse, ya que la economía estadounidense está en registrando una evolución más positiva que la de la eurozona y es probable que la Fed inicie la subida de tipos de interés antes que el Banco Central Europeo (BCE) una vez que comience una recuperación clara de la economía mundial.

EL ORO FRENARÁ SU ESCALADA PERO MANTENDRÁ SU TENDENCIA ALCISTA.

Al mismo tiempo que la crisis de deuda depreciaba el euro, el oro iniciaba este verano una escalada que le ha llevado a marcar máximos históricos de forma continuada en los últimos meses del año. En concreto, empezó 2010 en los 1.096,25 dólares la onza y cerrará el año por encima de los 1.410, lo que supone una revalorización en los últimos doce meses de más de un 28%.

El valor más elevado del oro, considerado con un refugio seguro en tiempos de crisis, se registró el pasado 7 de diciembre, cuando durante la sesión llegó a marcar los 1.430,95 dólares, mientras que alcanzó su nivel más bajo el 5 de febrero, cuando cotizó a 1.043,75 'billetes verdes'.

De cara a 2011, Daniel Pingarron cree que el oro repetirá el próximo año el esquema de "subidas muy rápidas" que ha seguido en 2010. Pese a seguir con su tendencia alcista, considera que no será continuada, ya que al ser un metal "bastante especulativo" también va a tener sus periodos de corrección. En su opinión, la plata se puede revalorizar este próximo año mucho más que el oro. "Sigue siendo un refugio, pero muy especulativo", afirma Pingarrón.

Desde Selfbank consideran que la incertidumbre y la volatilidad que se van a volver a registrar en los mercados en 2011 van a hacer que los inversores "sigan acogiéndose al oro como activo refugio", lo que le va a permitir marcar niveles máximos como los actuales.

Sin embargo, los analistas de Bankinter aseguran que su precio no va a aumentar a la misma velocidad que lo ha hecho hasta ahora y creen que a lo largo del año se irá abandonando como valor refugio para invertir en acciones o bonos que den una mayor rentabilidad.

En esta línea, Nuria Álvarez cree que mientras el oro siga actuando como valor refugio y la renta variable y la renta fija sigan siendo con la volatilidad actual será difícil ver una caída de su precio. En cambio, considera que una vez que el mercado de la renta fija tienda a una normalización no se tendrían que ver más máximos del oro.

EL PETRÓLEO, POR ENCIMA DE LOS 90 DÓLARES.

Respecto a la evolución del petróleo, desde Bankinter sostienen que el barril de Brent se mantendrá en un rango de entre 90 y 95 dólares el barril de Brent en 2011, aunque podría superar en algunos momentos los 100 dólares, valor en el que es posible que se afiance en 2012. En su opinión, los países de la OPEP van a seguir teniendo "la sartén por el mango" y el mercado va a seguir "tensionado".

En esta línea, desde IG Markets creen que los precios actuales se van a estabilizar en los niveles actuales y no ve le ven "mucho más recorrido por encima de 100 dólares ni por debajo de 90".

Asimismo, los analistas de Renta 4 creen que los precios del crudo se mantendrán en niveles altos, entre los 70 y los 90 dólares, "aunque más cerca de la parte alta", frente a la media de 79 dólares por barril en 2010 y 60 dólares en 2009.

La subida de los precios estará apoyada por la mayor demanda estructural de los países emergentes, que tiene una mayor capacidad de consumo que las miembros de la OCDE, mientras que los márgenes de refino, tras la notable mejora desde mínimos de 2009, podrían seguir apoyados por un entorno de recuperación económica.

Sin embargo, también alertan del riego que supondría una ralentización del crecimiento superior a la prevista, que podría provocar una caída de los precios del crudo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha