eldiario.es

Menú

El déficit del Estado sube un 23,8% hasta agosto y suma 50.132 millones

MADRID

El Estado registró un déficit de 50.132 millones de euros hasta agosto en términos de Contabilidad Nacional, el 4,77% del PIB, lo que supone un aumento del 23,8% en comparación con la cifra del mismo periodo del año anterior, según los datos ofrecidos por la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Secretaria De Estado De Presupuestos, Marta Fernández Currás

La Secretaria De Estado De Presupuestos, Marta Fernández Currás

El Estado registró un déficit de 50.132 millones de euros hasta agosto en términos de Contabilidad Nacional, el 4,77% del PIB, lo que supone un aumento del 23,8% en comparación con la cifra del mismo periodo del año anterior, según los datos ofrecidos por la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.

La cifra de déficit supera en dos décimas el nuevo límite que ha asumido el Estado, que se ha elevado en un punto, al 4,5%, por el año extra que concedió Bruselas a España para reducir el déficit al 3%.

El déficit hasta agosto fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 110.238 millones de euros, un 8,5% más, mientras que los ingresos sumaron 60.106 millones de euros, lo que supone una caída del 1,7%.

"La cuenta del Estado anual está bajo control y el objetivo presupuestario se cumple", ha señalado Currrás, tras recordar que el déficit es un objetivo anual, por lo que el saldo registrado hasta agosto no deja de ser una referencia.

En este sentido, Currás ha explicado que en lo que queda de año se generarán más ingresos y se gastará menos porque en los primeros mees se ha gastado más de lo habitual. Estas circunstancias, a su parecer, permiten garantizar el cumplimiento del objetivo.

En concreto, se ha referido a los ingresos que aportará la subida de IVA que entró en vigor en septiembre en los últimos meses del año, así como a los pagos fraccionados de Sociedades pendientes de abonar (el segundo y tercero).

Currás ha insistido además en que en el octavo mes del año no se han producido variaciones respecto al mes de julio ni en términos de recaudación ni en términos de gasto, a pesar de que parte de los ingresos mensuales , tanto del trabajo como del capital, así el IVA se trasladan a septiembre.

Además, ha asegurado que será en el último trimestre cuando se refleje la reducción del déficit, cuando tengan efecto en la recaudación y en la ejecución del gasto las medidas adoptadas por el Gobierno para cumplir con el 6,3%.

En cualquier caso, ha asegurado que las cuentas siguen afectadas por el adelanto en las devoluciones de impuestos y por la mayor transferencias a otras administraciones públicas. Este impacto, según el Gobierno, se cancelará a final de año.

En términos de caja, la metodología que considera los ingresos y pagos efectivamente realizados, el déficit se ha situado en 39.190 millones de euros, el 3,73% del PIB.

LOS INGRESOS SUBEN UN 22,8%

El conjunto de los ingresos no financieros, antes de descontar la participación de las administraciones territoriales en el IRPF, IVA e Impuestos Especiales, sumó 137.832 millones de euros hasta agosto, lo que supone un incremento del 22,8% en términos interanuales.

Los ingresos impositivos ascendieron a 99.057 millones de euros, un 4,6% menos por el distinto calendario de deuda pública. Si se elimina el impacto de las retenciones netas sobre intereses de la deuda, la tasa acumulada, en términos homogéneos, registra un descenso del 1,7%.

En concreto, la recaudación por impuestos directos bajó un 2,5% y totalizó 55.541millones, también afectado por el calendario de la deuda, mientras que la recaudación por impuestos indirectos alcanzó los 43.516 millones, un 7,2% menos, por la peor evolución del consumo.

Por figuras, la recaudación por IRPF aumentó un 1,5%, hasta alcanzar los 44.730 millones de euros. Según el Gobierno, hay que tener en cuenta que en agosto apenas hay ingresos porque la mayor parte de las retenciones del trabajo y de capital se trasladan a septiembre.

Las retenciones del trabajo y del capital mobiliario aumentan un 0,5% y un 10,5%, respectivamente. En términos homogéneos el IRPF crece un 2,9%, con lo que, según el Gobierno, se mantiene estable en los dos últimos meses.

En el caso del Impuesto de Sociedades, los ingresos bajaron un 12,2% afectados por el calendario de la deuda y sumaron 8.794 millones, lo que supone una caída de la recaudación cercana a los 3.100 millones.

CAE EL IVA, PERO SE ESPERAN MEJORAS

En cuanto al IVA, los ingresos cayeron hasta agosto un 8,4%, con 29.589 millones de euros, en línea con el peor comportamiento del consumo y el adelanto de las devoluciones. Una vez corregido el adelanto de devoluciones y el descenso de los ingresos brutos la caída del IVA se reduce al 7,9%. Además, el Gobierno espera mejoras en la última parte del año por el cambio fiscal.

Por otro lado, los ingresos por impuestos especiales descendieron un 4,8% respecto al periodo enero-agosto de 2011, hasta los 12.097 millones de euros, aunque los ingresos de las Labores de Tabaco crecieron un 24% y los de la electricidad subieron un 11,2%. La recaudación por Hidrocarburos, por su parte, bajó un 7,2%.

AUMENTAN LOS GASTOS.

En el capítulo de gastos, la secretaria de Estado de Presupuestos destacó que los pagos no financieros se situaron en 106.015 millones de euros entre enero y agosto, lo que representa un incremento del 8,9% frente al mismo periodo de 2011.

Detrás de esta tendencia está la liquidación definitiva del sistema de financiación, tanto de comunidades como municipios, así como el crecimiento de los gastos financieros por el pago de intereses de la deuda, sobre todo.

Así, el pago por intereses de la deuda creció un 16,1% hasta agosto y sumó 20.312 millones, lo que representa el 19,1% del total de los pagos no financieros. Esta cifra, según el Gobierno, sigue evolucionando en función de los volumen de la deuda y de la evolución de los tipos de interés y el calendario de vencimientos.

En cuanto al pago de personal, se elevó un 0,2% y sumó 17.727 millones, debido principalmente al aumento de las prestaciones sociales. El gasto en sueldos y salarios bajó un 1,4%.

Por último, los pagos por transferencias corrientes subieron un 22,6%, hasta 60.821 millones, mientras que los gastos destinados a financiar inversiones reales se redujeron un 31,6%, hasta 2.885 millones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha