eldiario.es

Menú

''Aquí los empresarios somos muy conservadores porque no tenemos preparación''

GUILLERMO NAVARRO / AMADO CÁRDENES

"Tenía la inquietud de tener algo propio, de iniciar una etapa distinta y de hacerla con mi familia, con mi mujer, con mi hijo: tenía ganas de tener mi negocio".

- PUBLICIDAD -

Guillermo Navarro nació en el municipio grancanario de Teror en marzo del año 1948. Comenzó a trabajar para la empresa Amado Cárdenes a los 25 años de edad como administrativo. En un principio desempeñaba las funciones más sencillas dentro de la empresa, como encargado de repuestos, además de funciones de auxiliar administrativo, no obstante, con el paso del tiempo fue ascendiendo progresivamente hasta que se fue haciendo indispensable en la empresa.

Guillermo Navarro Director Teror, 3 de marzo de 1948.

Guillermo Navarro Director Teror, 3 de marzo de 1948.

"Los repuestos los empezó a llevar una chica que llevaba el tema de averías y yo pasé directamente a depender de ventas", nos cuenta el entrevistado acerca de su segunda etapa en Amado Cárdenes.

Guillermo logró hacerse con la propiedad de la empresa en el 94, tras la fuerte crisis que tuvo lugar en el año 93. Dicha crisis, golpeó a la empresa Amado Cárdenes con tal fuerza hasta el punto de llevarla a la suspensión de pagos, sin embargo, gracias al saber hacer del entrevistado tal suspensión no llegó a ejecutarse y fue satisfactoriamente resuelta en diciembre "fue una suspensión técnica que se resolvió en el mismo año" afirma el entrevistado.

Por esta época ya tenía la inquietud de tener algo propio, de hacer las cosas según su criterio y gracias a su esfuerzo y buena gestión logró sacar a la empresa de la crisis incluso cuando no era de su propiedad.

Guillermo se veía capacitado para marcharse, dejar Ámado Cárdenes y empezar una nueva andadura empresarial por su cuenta: "Marcharme, iniciar una etapa distinta, hacerla con mi familia, con mi mujer, con mi hijo que tenía en aquel momento edad de poder estar conmigo y algún otro empleado que quisiera seguirme, tampoco no quise desmembrar para yo marcharme y dejarlo, no".

En diciembre del año 94 se materializó la compra después de que el anterior dueño, que ya tenía edad de jubilarse, le dijera a Guillermo que era la persona indicada para seguir en la empresa. "Si yo me marchaba pues la empresa cerraba y era una pena que una empresa como ésta dejara de existir, era una pena, y con el nombre que tenía y con el patrimonio de clientes que tenía. Porque teníamos una cartera de clientes que era una pena dejarla morir", nos relata el entrevistado.

Hubo que llevar a cabo no pocos ajustes en lo concerniente a plantilla, vender alguna infraestructura que se encontraba en estado de infra explotación.

"Tenía dos cosas muy importante que puse en la balanza que eran lo bueno que tenía yo y lo malo que podía encontrarme. Lo malo era que aquel tachón de una suspensión de pagos, pero bueno, no era tan malo porque el gestor me decía que era algo malo pero lo bueno era que iba a hacer algo que no ha hecho ninguna otra empresa con el mismo nombre, continuar iba a haber algunos tropiezos al principio pero eran salvable al 100%".

El origen de la empresa fue la distribución de bienes de consumo por los pueblos y campos de la isla, pero llegaron entonces las tiendas y se dedicó a amueblar tiendas, desde ahí viene la actividad empresarial.

"Este señor (Amado Cárdenes) iba a vender a las tiendas, iba a vender paquetería, llámese de lo que fuese: agujas, dedales o cuatro cosas que se vendían en aquella época y el jabón. Entonces, pues tenía ya una clientela hecha, de la clásica tienda de aceite y vinagre. Pues, a lo mejor a aquella tienda le faltaba una balanza pues ya se inició esto, se dejó la etapa aquella de paquetería, de jabón, de tal? Y se metió de lleno a amueblar las tiendas" Nos cuenta de primera mano el entrevistado.

El boom de la actividad llegó en los años sesenta y setenta, con el boom turístico de la zona sur, afirma que en aquella época se ganaba mucho y también se invertía mucho.

Amado Cárdenes es una empresa con presencia internacional, están establecidos en Guinea Ecuatorial a través de un contacto de un guineano que les pide presupuesto para encargos. También en Mauritania se han llevado a cabo tres acciones importantes como la instalación de una báscula de pescado.

La empresa es consciente de la importancia de las nuevas tecnologías y tiene un moderno sitio web dedicado al servicio técnico, a la venta, al departamento de técnicos de planos y de desarrollo del estudio de una instalación.

Una de las herramientas estrellas ofertadas es una instalación creada recientemente en la que central frigorífica está controlada desde el ordenador de la empresa. Un supermercado de Arucas tiene una instalación recientemente puesta en marcha en la que su propietario puede controlar la temperatura de la cámara frigorífica desde el ordenador de su casa. Cuando se le pregunta por las debilidades de la empresa canaria destaca la falta de preparación del empresariado y un excesivo proteccionismo de la economía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha