eldiario.es

Menú

Las empresas familiares dan trabajo a más de 12 millones de personas en España

SÓLO EL 9% DEL PERSONAL DE ESTE TIPO DE NEGOCIOS SON MUJERES

- PUBLICIDAD -

"Las empresas familiares canarias deben ser valoradas y consideradas como se merecen: como una de las principales locomotoras de nuestra economía regional". Con estas palabras cerraba su intervención el presidente de la Cámara de Comercio de Las Palmas, Ángel Luis Tadeo, en el IV Encuentro de la Empresa Familiar, organizado por la Cámara de Comercio de Las Palmas y por el Instituto de Estudios de la Empresa Familiar (IPYMEF).

Cerca de 150 empresarios se dieron cita este jueves en el Hotel Santa Catalina para acudir a la inauguración del I V Encuentro de la Empresa Familiar, según afirma la Cámara en un comunicado. Un evento, que año tras año, "ha ido ganando en reconocimiento" no sólo, por el alto número de empresarios y empresarias que acuden a él, sino también, por la "relevancia e importancia" de los ponentes invitados. Emilio Butragueño, Sebastián Álvaro, Vicente Lluch y Jaume Tomás Carulla son los protagonistas de una jornada en la que, cada uno de ellos, expondrá a los presentes su experiencia personal y profesional.

El presidente cameral indicó, durante su intervención, que las empresas familiares canarias deben ser "valoradas y consideradas como se se merecen", por entender, que conforman "un sector importante para nuestra economía regional". Consideró, además, que la familia tiene un papel característico en este tipo de empresas por "el valor de la experiencia y porque aportan ideas para los nuevos negocios de futuros emprendedores".

Por otra parte, el presidente de Ipymef, Ramón Pérez Hernández, informó que el 80% de las empresas canarias son familiares, y que sólo el 4% de ellas consigue llegar a la tercera generación.

En este sentido, factores como la falta de comunicación entre fundadores y sucesores, la carencia de liderazgo, la ausencia de toma de decisiones en momentos complicados e incluso la falta de compromiso hacia la empresa, constituyen algunos de los elementos que inciden directamente en la mortalidad de este tipo de empresas, según el analisis global realizado del sector por el Ipymef.

Por este mismo motivo, Ramón Pérez, indicó que el cambio generacional sigue siendo "el punto más vulnerable de la empresa familiar", teniendo en cuenta que, "el 90% de las empresas familiares en el Archipiélago no se ha planteado la sucesión".

"En estos tiempos que apuntan complicados, lo importante para una empresa familiar no son las horas de trabajo, sino la intención y el interés que invertimos en ellas. Por ello es necesario trabajar sobre unas actitudes: amar a la empresa de una manera adulta, creer en uno mismo, trabajar las fortalezas y dejar a un lado las debilidades; arriesgarse; y pensar como un propietario, y no como un trabajador", afirmó el presidente de Ipymef.

Por su parte, Inés Jiménez, consejera de Industria, Comercio y Artesanía del Cabildo de Gran Canaria, precisó que, de lo que no carece las empresas canarias es de capacidad, esfuerzo e imaginación. "Ser empresario no es fácil, pero el empresariado de Canarias nos ha demostrado que es capaz de reponerse en momentos difíciles".

La viceconsejera de Economía y Asuntos Económicos del Gobierno de Canarias, Matilde Asián, recalcó durante su intervención que las empresas familiares constituyen un pilar fundamental, no sólo para la economía nacional, sino también, para la economía mundial. No obstante, argumentó que las empresas familiares deben hacer frente a tres factores: al acceso al crédito; al difícil proceso sucesorio que, según la viceconsejera, "es uno de los aspectos más importantes dentro de la economía familiar, ya que el 60% no llega a la segunda generación", y por último, la importancia de estar continuamente formándose para mejorar sus métodos de eficacia y eficiencia.

En este mismo sentido, Ángel Luis Tadeo, hizo un llamamiento a todas las instituciones para que apostaran por las empresas familiares apoyándolas en su proceso sucesorio, además de indicar, a estas empresas, su responsabilidad en poner no sólo ilusión, factor que considera no menos importante, sino también, formación. "Las empresas familiares deben formarse cada día, y no sólo los miembros familiares de la empresa, sino también, los futuros sucesores de la misma", aseveró.

Las mujeres, casi inexistentes

Según datos de IPYMEF, el 40% de las empresas familiares canarias son sociedades limitadas, y el 45% son comercios minoristas. Además, en el Archipiélago, el 50% de las empresas familiares las han puesto en marcha empresarios individuales o autónomos, y el capital y los directivos son familiares.

Siguiendo estas cifras, el 80% de este tipo de empresas no tiene un Consejo de Administración, por lo que la dirección del negocio se centra en una única persona, ya sea empresario individual o administrador único.

Pero realmente lo que preocupa a los profesionales del sector, según el escrito de la Cámara, es que la mayoría, concretamente un 80% de empresas familiares españolas, no tiene aún planificado su proceso de sucesión y la mitad de los empresarios no se ha planteado hacer testamento.

Por otro lado, es significativo que la plantilla de mujeres es casi inexistente, ya que tan sólo 9% de la plantilla de empresas familiares en España la conforman personal femenino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha