eldiario.es

Menú

Los expertos aconsejan renegociar las hipotecas para afrontar el alza de tipos

UNA MEJORA DEL 0,5 SUPONE UN AHORRO MENSUAL DE 50 EUROS

- PUBLICIDAD -

La contención en el 4% de los tipos de interés decidida recientemente por el Banco Central Europeo (BCE), aunque un respiro para las maltrechas economías familiares, ha sido vista por los expertos como "una pausa en la aceleración de la escalada de los tipos de interés" e incluso advierten de que es probable que en menos de un año alcance valores próximos al 5%.

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, ha anunciado que los Presupuestos de la Comunidad Autónoma incluirán una partida para establecer ayudas a las familias frente a estas subidas. Mientras las ayudas se concretan e incluso si se llega a disfrutar de ellas, los expertos aconsejan buscar alternativas de financiación, renegociar las condiciones de las hipotecas, controlar los gastos, ahorrar y asegurar los pagos mediante seguros de protección para evitar que las economías familiares se resientan más.

Ángel Bouzas, consejero delegado de Freedom Finance, es uno de los que piensa que el último movimiento del BCE y su decisión de mantener los tipos de interés en el 4% es "tan sólo una pausa en la aceleración de la escalada de los tipos de interés". Para Bouzas, de hecho, no es más que una "medida cautelar" a la espera de ver cómo reaccionan los mercados y avisa de que "es más que probable que la tendencia alcista del precio del dinero se acelere posteriormente para en menos de un año alcanzar valores muy próximos al 5%".

Según este experto, se hace necesario una serie de medidas que ayuden a las familias a soportar mejor estas decisiones financieras, por lo que aconsejan consultar con un asesor independiente. "Existen en la actualidad en el mercado más de 200 créditos hipotecarios distintos ?declara- variables como tipos de interés, plazos de amortización, de carencia, índices de referencia, revisiones, etc. hacen que la búsqueda de la hipoteca ideal sea cada vez más difícil y se hace necesario recurrir a quienes conocen la mejor fórmula para sacar el máximo rendimiento a nuestro dinero".

También insta a buscar alternativas de financiación ya que considera que "en este gran mercado financiero, los productos tradicionales conviven con otros no tan conocidos que también pueden ser muy ventajosos como las hipotecas multidivisa, mixtas, con cuota fija, bonificadas, con cuota blindada o reunificación de pagos".

Por otro lado, señala que cerca del 85% de las personas que tienen una hipoteca desconocen sus condiciones y recuerda que las diferencias entre unas y otras pueden llegar a ser "sorprendentes". "Una mejora de 0,5 puntos en el diferencial de una hipoteca de 150.000 euros a 25 años supone un ahorro de más de 50 euros al mes", comenta, por lo que aconseja renegociar las condiciones de las hipotecas contraídas.

Asimismo, afirma que herramientas tan sencillas como realizar un pequeño presupuesto familiar de carácter mensual para conocer y comprobar a qué se destina cada euro y controlar así que no se gasta más de lo presupuestado, puede ser de gran ayuda o favorecer el ahorro: "Dedicar en nuestro presupuesto una partida, por pequeña que sea, al ahorro, para poder hacer frente a cualquier gasto imprevisto que pueda surgir en el día a día y evitar, de este modo, tener que aumentar el nivel de endeudamiento ante las dificultades", explica.

Sobreconsumo

Otra de las razones que hace peligrar las economías familiares está en el sobreconsumo con "cargo a futuros", por lo que propone realizar una previsión razonable de la proyección de mejora económica debe primar antes de decidir un aumento del endeudamiento. En este sentido, cree que cobra importancia "prever y ponderar aquellos gastos anuales en el presupuesto y realizar una provisión para su vencimiento", como el IBI, Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, Renta -si sale a pagar-, seguro del automóvil, seguro del hogar, etc.)".

Bouzas cree que es de gran utilidad revisar periódicamente el saldo y los movimientos de nuestra cuenta corriente para evitar descubiertos y controlar nuestro consumo o controlar el uso de las tarjetas de crédito evitando su uso como medio de financiación y hacerlo como instrumento de pago: "Los pagos aplazados automáticos que permiten las tarjetas de crédito tienen unos tipos de interés tres o cuatro veces superiores a los de un crédito al consumo, y se llega a pagar más de la quinta parte del importe de las compras en intereses en operaciones a un año".

Por último, el consejero delegado de Bouzas recomienda asegurar los pagos mediante seguros de protección. Su duración suele ser de entre 2 y 5 años (renovables), su coste es de entre el 1% y el 1,5% del importe del préstamo asegurado, y nos permite hacer frente a todos los pagos en situaciones muy difíciles como el desempleo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha