eldiario.es

Menú

Los ganaderos piden mantener los precios de la leche y la Consejería promete ayudas

TRAS LAS PROTESTAS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS

La consejera de Agricultura, Pilar Merino, solicita a los ganaderos que "flexibilicen su postura".

- PUBLICIDAD -

Los ganaderos de Gran Canaria demandaron este jueves medidas que obliguen a las industrias a pagar en plazo y sin rebajas su producción lechera, que han tirado durante días en señal de protesta, a la Consejería de Agricultura regional, que les remitió a una futura nueva ayuda y al diálogo como solución.

Rafael Hernández, bajo la atenta mirada de la consejera Pilar Merino. (ACFI PRESS)

Rafael Hernández, bajo la atenta mirada de la consejera Pilar Merino. (ACFI PRESS)

Una solución que la consejera del área, Pilar Merino, planteó en una reunión con la organización de productores COAG para buscar soluciones a un conflicto que ha llevado a los ganaderos a tirar unos 10.000 litros de leche diaria como medida de presión para exigir a las industrias que cumplan con sus pagos, retrasados desde junio, y sus precios, bajados unilateralmente, según los afectados.

Para ellos, la propuesta de la consejera fue, según señaló antes del inicio de la reunión, que esperaran a poder acogerse a las medidas previstas en la ampliación del POSEI (Programa de Opciones Específicas para la Lejanía e Insularidad de Canarias) que, en materia ganadera, ha ultimado de negociar el Gobierno Autónomo.

Medidas que anunció se han publicado este jueves en el Boletín Oficial de Canarias, por lo que su aplicación aún se demorará hasta completarse otros trámites pendientes, pero que valoró como una solución a la situación actual del sector, y en especial por el hecho de que podrán cobrarse con carácter retroactivo, con efecto a partir del pasado enero.

Merino insistió en la bondad de esa ampliación del POSEI, que declaró "fue una negociación muy difícil que finalmente se aprobó y que incluye el que se cree a partir de ahora una mesa, una comisión, entre el Gobierno de Canarias, los industriales y los ganaderos para fijar el precio mínimo de venta de la leche".

Disposición que recalcó que se incluye entre las del POSEI "a la vista de que hay en este momento una ayuda nueva que se ha creado, la ayuda al productor de la leche".

Y añadió: "yo pienso que con las nuevas medidas, que crean unas expectativas, sin duda, positivas, se pueda resolver la situación".

La consejera pide a los ganaderos "flexibilizar sus exigencias"

La consejera dio a entender, en todo caso, que los ganaderos tal vez debieran plantearse flexibilizar sus exigencias o buscar otras vías para asegurar la viabilidad futura de sus explotaciones, en la medida en que, dijo, "no cabe duda de que la realidad del mercado está ahí: no se vende más leche a más precio sino, más bien, al contrario".

El portavoz de COAG Rafael Hernández, en cualquier caso, opinó que lo que debe hacer la Consejería autonómica es intermediar para que los industriales acepten mantener los precios que les pagan, que aseguran se han reducido para adaptarse al mercado, según afirmó.

A ese respecto, declaró: "si los señores de las industrias no se avienen, podemos proponer tomar medidas como bajar la subvención a la leche en polvo", ya que "una tonelada de leche en polvo tiene 800 euros de ayuda y, entonces, para subir más a los ganaderos, se puede bajar de allí".

Y sentenció: "nosotros queremos vivir, mantener las explotaciones y tener unas rentas dignas, y eso sólo es posible si hay un acuerdo entre las partes".

Acuerdo que el también dirigente ganadero José Manuel Ponce precisó que no se aceptará mientras no se mantenga el nivel de ingresos de los productores, a los que dijo se les ha comenzado a pagar entre 10 y 14 céntimos menos por litro de lo que hasta ahora les abonaban sin previo aviso.

"Se han retrasado con los pagos algunas empresas, como Quesos Flor Valsequillo, y ahora han pagado junio y muchos ganaderos han visto cómo la industria, unilateralmente, les ha bajado los precios" que les pagaban por cada litro, que -detalló- "estaba en 47 céntimos y ahora se está cobrando sobre 37 ó 38 céntimos, y hasta 35 algunos ganaderos".

Ponce insistió en que esos precios ponen en riesgo la pervivencia de las explotaciones ganaderas, al no permitir cubrir costes, por lo que advirtió de que insistirán en su protesta, tirando la leche o, como han decidido hacer hoy, donándola a entidades benéficas.

"Nosotros no nos rendiremos y seguiremos con nuestra batalla", sentenció.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha