eldiario.es

Menú

Los impagos crean el 60% de conflictos entre empresas

EN AGOSTO DE 2008 NO SUPERABA EL 50% EN CANARIAS

La mitad de los casos se trata de deudas que oscilan entre los 3.000 y los 20.000 euros.

- PUBLICIDAD -

La acumulación de facturas pendientes no sólo sigue asfixiando y poniendo en peligro la continuidad de muchos negocios en Canarias, sino que va en aumento. De hecho, la morosidad es el principal motivo de conflicto entre las empresas, según los últimos datos del Servicio de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife.

En los seis primeros meses de este año, el 60% de las denuncias que los empresarios formularon en la Cámara para resolver sus conflictos con otros negocios por la vía no judicial estuvieron relacionados con situaciones de impago generadas en el tráfico comercial, un porcentaje que ha ido creciendo desde que estalló la crisis, ya que en agosto de 2008 no superaban el 50%.

Prácticamente en la mitad de los casos se trata de deudas que oscilan entre los 3.000 y los 20.000 euros, cuantías bastante elevadas, si tenemos en cuenta que en la gran mayoría de las ocasiones las entidades que están pendientes de su cobro son microempresas o autónomos.

La morosidad ha desbancado a la que, antes de estallar la crisis, era la principal causa de conflicto entre las empresas: las contrataciones de servicios de telefonía móvil, que en 2007 representaban el 60% de las peticiones de mediación registradas en la Cámara de Comercio. En estos momentos, estos servicios telefónicos son el origen de aproximadamente el 30% de las solicitudes de mediación, mientras que en el tercer escalón, con un 20% de consultas, figuran los servicios de taller de reparación de vehículos.

El año pasado, cerca de 200 empresas se beneficiaron de este servicio gratuito de Mediación con el que, si ambas partes están de acuerdo, se puede alcanzar una solución al problema en el plazo medio de un mes. En torno al 50% de las mediaciones que se solicitan en la Cámara tienen resultado positivo, es decir, finalizan con la obtención de un acuerdo entre ambas partes que pone fin al conflicto, sin necesidad de recurrir a la costosa vía judicial. Sin embargo, en la otra mitad de las reclamaciones presentadas, se obtiene un resultado negativo, debido sobre todo a que la empresa reclamada se niega a participar en el proceso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha