eldiario.es

Menú

Un millar de personas rechaza las medidas contra la crisis

PROTEGEN AL SISTEMA FINANCIERO Y NO A LOS TRABAJADORES

- PUBLICIDAD -

Más de un millar de personas, según la Policía Nacional, se manifestaron este jueves en Las Palmas de Gran Canaria contra las medidas anticrisis aprobadas por el Gobierno español, al considerar que favorecen a los causantes de la crisis, el sistema financiero, y no a los trabajadores.

Así lo manifestaron Antonio Sardá y María Pita, dos representantes de las 42 organizaciones sindicales, sociales, vecinales y de otra índole agrupadas en la Plataforma de Trabajadores Canarios, promotora de la protesta que recorrió este jueves diversas calles de la capital grancanaria hasta culminar ante la sede de la Presidencia del Gobierno autónomo tras una pancarta con el lema Por una vida y un trabajo dignos.

Rajoy y Zapatero trabajan para los banqueros, J oven y parado, terrorismo de Estado, El gobierno socialista financia al capitalista o Despido colectivo para los ejecutivos fueron algunas de las proclamas que corearon los manifestantes, quienes también aludieron a miembros del Ejecutivo canario, como la consejera de Sanidad, Mercedes Roldós, con pancartas con el lema: Roldós nos roba la Sanidad.

Antonio Sardá explicó que la movilización de este jueves supone "un grito del pueblo canario ante las medidas que se están adoptando ante la crisis" por parte del Gobierno español.

"Pensamos que toda política que vaya en una línea de financiar a los responsables de la crisis, las entidades financieras, que han provocado un capital financiero que globaliza seis veces la capacidad de producción del planeta, es una auténtica locura", dijo.

Afirmó que "en Canarias aún la realidad es más dura" y aludió a las cifras de desempleados, que a 31 de octubre ascendían a 190.469, y agregó que en las Islas hay "más de 600.000 personas bajo el umbral de la pobreza y más de 9.000 hogares sin ningún tipo de entrada fija salarial", lo que, a su juicio, "diseña una situación de alerta roja".

Por todo ello, Sardá consideró que "este grito de dignidad" que los manifestantes pretendieron dar con la protesta de este jueves ha de servir para que "el Gobierno del Estado y de la comunidad autónoma de Canarias cambien la orientación política que están dando a la salida de la crisis".

Por su parte, María Pita explicó que la reivindicación fundamental de los manifestantes es "que el Gobierno mire a los trabajadores y a los más desfavorecidos, que están pagando una crisis que no han creado, y que deje de inyectar dinero a los que han acumulado riqueza durante años y que lo inyecte en empleo y en sanidad".

"Los trabajadores tenemos que aguantar ahora cosas como ésta, cuando vemos que el dinero aparece a borbotones para apuntalar al sistema financiero, en lugar de que se invierta en empleo, que es la principal riqueza de cualquier país", refirió.

Pita afirmó que la Plataforma de Trabajadores Canarios no está dispuesta "a que los gobiernos miren a los poderosos" y seguirá luchando para "obligarles a que miren a la parte social, que es la inmensa mayoría de la población".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha