eldiario.es

Menú

El precio de la vivienda cae en Canarias un 8,2% en enero

TINSA ESTIMA QUE PODRÍA SUPERAR EL 20% A FINAL DE AÑO

- PUBLICIDAD -

Tasaciones Inmobiliarias SA (Tinsa) estima que la caída del precio de la vivienda se elevó en enero hasta el 8,2% en Canarias y Baleares mientras que calcula un descenso del 10,1%, en relación al mismo mes de 2008, en el conjunto del Estado según se desprende del Indice de Mercados Inmobiliarios Españoles del pasado mes elaborado por la sociedad tasadora.

Además, prevé que este descenso podría superar el 20% a finales de 2009, a razón de un recorte sostenido de entre un 1,2% y un 1,4% mensual, y calcula que al cierre del presente ejercicio habrá 1,5 millones de pisos nuevos sin vender, según apuntó el director general de Tinsa, Luis Leirado.

En rueda de prensa para presentar el informe, Leirado incidió en que por primera vez, en enero el descenso del precio de la vivienda fue de dos dígitos y supuso una aceleración de 1,3 puntos respecto al 8,8% con que cerró en diciembre de 2008. De esta forma, el pasado mes el precio medio del metro cuadrado alcanzó los 2.044 euros, frente a los 2.273 del mismo mes del año anterior (229 euros menos).

La caída más acusada se registró en la costa mediterránea, un 12,6% de media, y desde que el precio de la vivienda tocó techo en diciembre de 2007, aumenta hasta el 14,4%. En las áreas metropolitanas los pisos se abarataron un 10,9% (12,5% desde diciembre de 2007) y en las grandes capitales un 9,5%.

La depreciación de los pisos se debe, según Leirado, a la caída de la compraventa de viviendas. De hecho, al cierre de 2008 el stock de viviendas sin vender alcanzó las 930.000 y el director general de Tinsa calculó que a finales de 2009 esta cifra se elevará hasta 1,5 millones, lo que provocará que el precio de la vivienda "siga bajando". Asimismo, el informe detalla que el precio del suelo sufrió un descenso del 1,8% en 2008, mientras que su peso en el valor final de la vivienda retrocedió un 1,1% respecto a 2007, hasta el 25,8%.

La crisis ha provocado que muchas obras se hayan ralentizado o incluso paralizado, sin embargo, Tinsa estima que aún se siguen construyendo cada mes más del doble de viviendas de las que se venden. En 2008 se finalizaron 745.000 viviendas, frente a las 287.000 vendidas, y Leirado prevé que esta diferencia se "agudice" en 2009, salvo que el ajuste de la producción sea "más severo".

En cualquier caso, Leirado considera que hay una demanda "latente" de 450.000 hogares al año, aunque admitió que las restricciones crediticias están haciendo "muy difícil" vender pisos.

Además, la caída de los ingresos por familias y el ascenso imparable del paro complican "aún más" la situación. Por eso, cree que la normalización de la concesión de créditos se producirá cuando el número de parados "llegue al suelo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha