eldiario.es

Menú

Los promotores tienen el ''camino despejado'' para las VPO

EL PLAN RECOGE LA SUBIDA DE UN 10% DEL MÓDULO BÁSICO

- PUBLICIDAD -

El consejero de Infraestructuras, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, Antonio Castro Cordobez, dijo este miércoles a los promotores del Archipiélago que "el camino está despejado" para la ejecución del Plan de Vivienda 2005-2008, ya que recoge la subida en un 10% del módulo básico para la vivienda protegida por encima del que se aplica en el resto del país.

Esta medida, que supone en la práctica un incremento de precio de la vivienda protegida, ha sido necesaria porque de lo contrario los constructores no encontraban rentable este tipo de edificaciones, de manera que no las construían y los ciudadanos tenían que acudir al mercado libre, más caro, explicó el consejero.

La subida del módulo básico se ve compensada por la existencia de más suelo disponible para la construcción de viviendas protegidas, gracias a las modificaciones legislativas, y por el incremento de las ayudas a los adquirientes, sostuvo.

Castro Cordobez, acompañado del director del Instituto Canario de la Vivienda, Jerónimo Fregel, se reunió con asociados a la Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife (Fepeco) para realizar una análisis y una actualización del Plan de Vivienda canario, a dos años de su conclusión.

Pese a que la subida del módulo básico ha supuesto situar a Canarias en cabeza en cuanto al aumento del precio de la vivienda protegida, el coste final sigue situándose por debajo de la media española, sostuvo Fregel.

Indicó que pese a este incremento el precio medio del metro cuadrado de vivienda protegida es de 995,1 euros en Canarias, frente a la media nacional de 1.017,7 euros.

También la vivienda libre mantiene un precio inferior, con un precio de 1.726 ,4 euros por metro cuadrado, frente a los 1.990,5 del conjunto del país.

Antonio Castro insistió en que ha sido necesario subir el precio del módulo para que efectivamente se ejecuten las viviendas, que es lo que beneficia a los ciudadanos, ya que de lo contrario se ven obligados a acudir al mercado libre por no llevarse a cabo la construcción.

Pero la clave en el precio de la vivienda, dijo Castro, es el suelo, que será más asequible gracias a las modificaciones legales que obligan a los ayuntamientos a destinar el 25% del suelo calificado como urbano a vivienda protegida.

Estos resultados se empiezan a apreciar, pero serán más evidentes en el medio plazo, cuando todos los ayuntamientos hayan concluido la adaptación de su planeamiento a la Ley de Directrices, agregó.

A esto se une el aumento de las ayudas y los programas para la adquisición de vivienda, que han llevado a que la financiación del Plan de Vivienda alcance los 1.800 millones de euros, afirmó.

"La estabilidad económica y administrativa supone una garantía de solvencia y eficacia de los planes de vivienda", lo que marca "el inicio de una expansión sólida y mantenida ante el problema de la vivienda", dijo el consejero.

Hasta ahora, el suelo para la vivienda protegida competía con el destinado a la vivienda libre, pero la obligación de dedicar el 25% del suelo a esta última "ha cambiado el panorama", insistió.

Jerónimo Fregel sostuvo que el Plan de Vivienda vigente, con la financiación de 1.800 millones de euros, de los que el 30% provienen de fondos del estado, es el más ambicioso, al incluir un 60% más de actuaciones que el anterior.

En la misma línea, el presidente de Fepeco, Antonio Plasencia señaló que la colaboración entre los promotores y la Consejería ha permitido una mayor agilidad administrativa en la tramitación de los expedientes.

Señaló que los ayuntamientos tienen que implicarse más en la aportación de suelo y reclamó que los municipios apliquen una exención de impuestos para la vivienda protegida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha