eldiario.es

Menú

El tráfico aéreo internacional aumentó un 9,2% en julio

SIDNEY

El tráfico aéreo internacional de pasajeros aumentó en julio un 9,2% con respecto al mismo mes del ejercicio precedente, mientras que el tráfico de carga mejoró un 22,7%, según las cifras proporcionadas por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

- PUBLICIDAD -

SIDNEY, 25 (EUROPA PRESS)

Aeropuerto de Vigo

Aeropuerto de Vigo

El tráfico aéreo internacional de pasajeros aumentó en julio un 9,2% con respecto al mismo mes del ejercicio precedente, mientras que el tráfico de carga mejoró un 22,7%, según las cifras proporcionadas por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

Aunque el crecimiento de la demanda de pasajeros y carga es menor que el registrado en junio (11,6% y 26,6%), La IATA atribuye esta ralentización a que en julio de 2009 ya había comenzado la recuperación del tráfico aéreo.

La asociación cree que la recuperación de la demanda ha entrado en una fase de ritmo más lento, y recuerda que en el segundo semestre de 2009 el tráfico creció a un ritmo anual del 12% para los pasajeros y del 28% para la carga.

"La recuperación de la demanda ha sido más rápida de lo anticipado, pero mirando hacia finales de año, el ritmo de la recuperación podría ralentizarse", destacó el consejero delegado de la IATA, Giovanni Bisigniani.

Bisigniani recordó además que el desempleo, que sigue alto a pesar de la recuperación económica, está lastrando la confianza del consumidor, particularmente en EEUU y Europa, lo que está afectando particularmente a los mercados de carga.

"Tras el impulso que tomó la demanda de carga por la recuperación de los inventarios, cualquier incremento adicional será determinado en su mayor parte por el gasto del consumidor, que permanece débil", precisó Bisigniani.

La IATA destacó que el tráfico global de pasajeros de julio se sitúa ya en niveles superiores en un 3% a la situación pre-crisis de principios de 2008.

La evolución de la demanda en las distintas regiones fue mixta, con un crecimiento del 10,9% en las aerolíneas de Asia-Pacífico, que lideran la recuperación de la industria y que se prevé que registren beneficios por valor de 2.200 millones de dólares (1.735 millones de euros).

UN 6,2% MÁS EN EUROPA.

Las aerolíneas europeas, debido a la debilidad de la recuperación económica, registraron un crecimiento del 6,2% en julio, aunque el incremento del tráfico acumulado de los siete primeros meses, del 3,6%, fue el peor de todas las regiones.

En Estados Unidos, el crecimiento mensual alcanzó el 7,9%, mientras que en los siete primeros meses registró una mejora del 6,3%. No obstante, al mantener estable la capacidad el factor medio de ocupación alcanzó el 82% y se registraron sólidas ganancias en los ingresos unitarios, lo que permitirá a las aerolíneas norteamericanas en retorno a la rentabilidad en 2010.

Las aerolíneas africanas se están beneficiando significativamente de la recuperación del turismo y de la economía, con un notable crecimiento del 13% en julio, mientras que las latinoamericanas superaron la media global con un crecimiento del 14,2% en julio y del 10,9% en los siete primeros meses del año, aunque se ha incrementado la capacidad, lo que recortó el factor de ocupación y limitó las ganancias.

Las aerolíneas de Oriente Próximo registraron el mayor aumento de capacidad, del 12,8% en julio y del 13,2% en los siete primeros meses del año. Ademas, el tráfico de estas compañías aumentó un 16,8% en julio y un 19,4% durante los siete primeros meses del año. Tanto el factor de ocupación como la evolución financiera registrarán mejoras en 2010, según las previsiones de la IATA.

EL CRECIMIENTO DE LA CARGA SE MODERARÁ EN EL SEGUNDO SEMESTRE.

Con respecto a la evolución del tráfico de carga, la demanda se situó en julio en niveles un 4% superiores a la situación anterior a la crisis.

Según la IATA, el crecimiento de la demanda de carga se ralentizará en el segundo semestre debido a un cambio en el ciclo económico, ya que los extraordinarios crecimientos de los últimos meses estaban sustentados por la recuperación de los inventarios, y una vez concluida esta fase, la demanda de carga dependerá directamente del gasto del consumidor y de la industria, en un momento de debilidad de la confianza en EEUU y Europa, lo que constituye un factor negativo.

No obstante, al recuperación robusta de los beneficios corporativos podría dar impulso al gasto empresarial lo que contribuiría a paliar estos efectos negativos.

Por tanto, la recuperación de los mercados de carga sigue realizándose a dos velocidades con un crecimiento del 12,1% en Europa en julio notablemente inferior al registrado por parte de las aerolíneas de la región Asia-Pacífico (27,1%) y las norteamericanas (27,1%).

Bisigniani destacó que aunque la IATA prevé el retorno de la rentabilidad para el sector en 2010, la situación de la industria sigue "frágil", y habló de la necesidad de realizar "cambios estructurales" en la industria para asegurar una rentabilidad sostenible por encima de unos costes de capital de una horquilla entre el 7% y el 8%.

El responsable destacó la necesidad de una nueva estructura regulatoria que facilite la consolidación del sector, que ya se está produciendo en Europa y en EEUU y que ha dado comienzo en Latinoamérica con la fusión entre LAN y TAM.

SATISFACCIÓN POR LA DESCONVOCATORIA DE HUELGA DE CONTROLADORES.

Por último, Bisigniani se felicitó de la desconvocatoria de la huelga de los controladores aéreos de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y de los trabajadores del gestor aeroportuario BAA (Ferrovial).

Concretamente, Bisigniani calificó de "logros principales' ambas desconvocatorias en un ejercicio que se ha visto marcado por amenazas de paros y huelgas en el sector aéreo, como en British Airways (BA) que se ha enfrentado a numerosos paros de sus tripulantes de cabina.

"Estamos en estos juntos, incluyendo a todos nuestros socios en la cadena de valor y a quienes trabajan en esta industria, débil en términos financieros", destacó Bisigniani, quien pidió a los trabajadores que dejen de convocar huelgas en un momento frágil para la industria.

"No es momento de huelgas. Debemos trabajar juntos para asegurar nuestro futuro y encontrar soluciones para reducir costes", reclamó el responsable.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha