eldiario.es

Menú

El riesgo de destrucción de pruebas deja en la cárcel a Arrocha

JABLE / EL JEFE DE LA OFICINA TÉCNICA DE ARRECIFE PUDO DELINQUIR TRAS SU PRIMERA DETENCIÓN

Tuvo acceso a datos que podían incriminarle en delitos. Para la Audiencia, Déniz y Machín no tendrían esa tentación y los deja libres.

- PUBLICIDAD -

El Jefe de la Oficina Técnica de Arrecife, Rafael Arrocha, es el único de los encarcelados en la operación Jable que sigue en prisión. Tanto María Isabel Déniz como Antonio Machín han sido puestos en libertad por al Audiencia Provincial, mientras que Jacinto Álvarez fue puesto en libertad por el juez que instruye la causa.

Arrocha ya fue detenido en la primera fase de la investigación, en la operación Unión, por su relación con el amaño del Plan General de Ordenación Urbana de Arrecife. Se le acusa de haber facilitado a Dimas Martín, que era ajeno al Ayuntamiento, una copia del pliego de condiciones del Plan, por orden de Ubaldo Becerra. Tras unos meses de baja laboral volvió a su cargo como jefe de la Oficina Técnica.

En la operación Jable se le volvió a detener y esta vez fue enviado a prisión. Se le investiga por delitos cometidos en el pasado como jefe de la Oficina Técnica pero también en el intervalo de tiempo entre una y otra detención, en el que tuvo acceso al manejo de pruebas que podían incriminarle en otros delitos.

A pesar de estar imputado por un delito de revelación de secretos en su ejercicio de funcionario municipal, Arrocha continuó al frente de las cuestiones técnicas del Ayuntamiento. El anterior alcalde Enrique Pérez Parrilla (PSOE), le dejó recuperar su puesto en octubre de 2009 y el actual, Cándido Reguera (PP) tampoco consideró que debía destituirlo. El cargo de jefe de la Oficina Técnica es una facultad discrecional del alcalde.

Arrocha fue nombrado jefe de la Oficina Técnica en el año 2002 por la anterior alcaldesa, María Isabel Déniz. Además es administrador de una sociedad dedicada a redactar proyectos, Gamma 3, junto a otros dos detenidos en la operación, Manuel Spínola y Julio Romero. A esta empresa se le encargó el proyecto eléctrico del pabellón de Argana Alta, en cuyo contrato se investiga un cohecho presuntamente recibido por Déniz.

Repercusión mediática

En este mismo caso, la Audiencia Provincial dejó el jueves en libertad al concejal de Arrecife Antonio Machín al considerar, entre otros motivos, que la libertad del imputado no va a perjudicar a la instrucción de la causa, ni a interferir en las pruebas que queden por practicar.

Otros de los argumentos es que se considera que Machín no va a reincidir. Dice el auto textualmente que "no parece que se le ocurra ni al imputado pedir o aceptar, ni a un empresario ofrecer o pagar comisión alguna", "a la vista de la repercusión mediática que ha tenido este procedimiento en la isla conejera".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha