eldiario.es

Menú

Rubalcaba acusa a Rajoy de actuar ''al dictado'' de Aznar

INSISTE EN LAS DIFERENCIAS ENTRE PSOE Y PP

El candidato socialista arenga a sus compañeros: ''Una semana es una eternidad, fijaos en Berlusconi".

- PUBLICIDAD -

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha esforzado este domingo en subrayar que PSOE y PP no son "lo mismo" y ha llamado a los suyos a aprovechar la semana que queda de campaña electoral a salir a recordárselo a los progresistas desencantados, a aquellos que "piensan incluso que hay que cambiar, el cambio por el cambio, que vengan otros y lo intenten".

Así, ha pedido a los suyos que salgan a buscar a los votantes -"ellos no van a venir a nuestras sedes"- a explicar que el PSOE tiene una salida de la crisis "distinta a la del PP" y les ha arengado subrayando que para el 20N "queda una semana, que en política es una eternidad y ahora más que nunca". "Pensad en Berlusconi", ha dicho aludiendo a la dimisión, este sábado, del primer ministro italiano.

Rubalcaba se ha expresado así ante 5.000 personas en el Palacio de los Deportes de Zaragoza -la mayor ciudad gobernada por el PSOE, aunque sin mayoría absoluta--, donde ha vuelto a estar acompañado por el expresidente del Gobierno Felipez González, con el que ha coincidido por primera vez desde el acto del pasado domingo en Valencia.

El candidato socialista ha reiterado su advertencia de que "con indiferencia no se construye nada" y ha recordado que el cambio de gobierno hacia la derecha en Portugal y en Reino Unido no ha servido a estos países para salir de la crisis, pero sí para sufrir más recortes sociales. "Esa es la diferencia entre Rajoy y Rubalcaba, recorte de derechos frente a protección de derechos", ha remarcado; "no somos lo mismo ni en educación ni en sanidad", ha dicho en otro momento.

Rubalcaba ha subrayado que al candidato del PP, Mariano Rajoy, solo se parece en la letra inicial de su apellido y ha cargado contra él diciendo que "no se puede gobernar leyendo lo que a uno le han dictado", como tampoco "sin fortaleza", "sin compromiso" y "sin sensibilidad" con los más necesitados.

Insistiendo así en criticar al líder del PP por leer sus intervenciones en el debate televisado, el candidato socialista se ha declarado convencido de que quien se las había escrito era el expresidente José María Aznar. Según Rubalcaba, Génova es "el único sitio donde sigue pintando" Aznar, al que ha considerado "irrelevante" en el mundo.

Si no fuera así, ha advertido, los inversores "saldrían corriendo" cada vez que el expresidente dice que España está "en la ruina". "Pero no pasa nada porque es irrelevante, porque europeos y ciudadanos del mundo saben que es un expresidente que habla desde el rencor y le tienen descontado, no pinta nada. Lo que me preocupa de verdad es que el único sitio donde sigue pintando es en Génova", ha añadido.

Alusión a "la casa limpia y pura''

Rubalcaba ha dedicado también parte del mitin a defender los avances en derechos y la igualdad entre hombres y mujeres, y no ha evitado aludir a la canción que cantó el sábado un coro en un mitin del PP valenciano, que hablaba de mantener la casa "limpia y pura". "Nosotros no estamos porque las mujeres estén en casa", ha proclamado, sino "al frente de las empresas", "al frente de los proyectos políticos" y a favor de una "radical igualdad".

La defensa de la igualdad la ha propiciado el hecho de que la cabeza de lista por Zaragoza al Congreso sea una mujer, Pilar Alegría, que ha intervenido justo antes que él, y le ha permitido también reivindicar a José Luis Rodríguez Zapatero, aunque el más claro en este ámbito ha sido el alcalde de Zaragoza y candidato al Senado, Juan Alberto Belloch. "Igual que tenemos que estar orgullosos del legado socialista de Felipe González tenemos que estar orgullosos del legado socialista de Zapatero, exactamente igual", ha subrayado.

Rubalcaba ha subido al atril y lo primero ha sido responder a los gritos del público: "Ya sé que no estoy solo, y muchos más, y millones de españoles, y ya veréis el domingo", ha manifestado, antes de pasar a centrarse en marcar diferencias entre socialistas y 'populares'.

Empezando por defender la ley del aborto y la del matrimonio homosexual, subrayando que para el PP el problema no es solo el nombre: "No se trata de que los homosexuales puedan dormir después de comer, sino que lo puedan llamar siesta como el resto de españoles", ha ironizado.

Rajoy pide ''un cheque en blanco''

Y además, ha advertido de que "no es concebible" que Rajoy se presente a la campaña "pidiendo un cheque en blanco", sin explicar su programa y obligando al PSOE a "desenmascararlo". "Necesitamos doble tiempo", ha ironizado, antes de insistir en que él defiende su programa mientras el PP lo oculta para no perder votos.

Dicho esto, se ha empleado a fondo en subrayar que PSOE y PP son "radicalmente diferentes", porque él se propone pedir "que echen una mano" los más ricos para generar empleo con dinero público y no esperar a que la economía crezca -avisando de paso de que Rajoy no podrá hacer sus "bajadas de impuestos"--; porque él se propone "pelear" y decir a la UE que solo con austeridad no se sale de la crisis, porque él no hará la "doble estupidez" de bajar gastos en educación sino que los subirá si gobierna.

"España necesita muchas cosas pero necesita un Gobierno lo que diga que va a hacer, un candidato que diga la verdad de lo que tiene en la cabeza. Confianza, la palabra de la que tanto habla Rajoy, es lo que necesitamos", ha proseguido, para destacar que es el PSOE quien da "seguridad" y "certidumbre" a los españoles cuando más lo necesitan.

Así, ha mencionado los aspectos en los que centra sus reproches a Rajoy desde su cara a cara: "Decidles a los trabajadores de las pymes que nosotros queremos que tengan la protección de los convenios colectivos y las reglas laborales y Rajoy no", ha remarcado, hablando además de la cobertura por desempleo y la financiación de la sanidad, puntos en los que ha acusado al PP de querer rebajarlo y buscar el copago, respectivamente.

Y ha finalizado aludiendo a que el PSOE "es como un roble", un gran árbol que "no se mueve, pase lo que pase", porque tiene unas raíces que son sus principios y sus valores. "La igualdad y libertad, la democracia; que no es contar los votos, que es que los votos cuenten y la lucha por una sociedad donde no haya rencor ni odio, enemigos sino adversarios donde la gente que lo necesita tenga ayuda de todos y eso también se juega el día", ha remachado, antes de pedir a los socialistas que sigan "peleando" hasta el día 20.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha