eldiario.es

Menú

SUOMENLINNAN LELUMUSEO

Si de algo puede hacer merecida gala el museo del juguete de Suomenlinna -isla localizada en frente de la catedral de Helsinki- es de su ortodoxia. Todo lo que allí se expone tiene una justificada razón de ser, la cual está relacionada con el país en el que se encuentra; es decir, exponer dentro de su colección permanente los juguetes que se han podido encontrar en Finlandia desde finales del siglo XIX hasta finales de la década de los sesenta del pasado siglo XX.

- PUBLICIDAD -

No obstante, hay un elemento discordante en la disciplina expositiva de dicho museo, elemento que posee un aspecto definitorio otorgado por la empresa Hasbro, a partir de 1964.

En ese año se comercializó por vez primera un “muñeco de acción” (action figure), que respondía al nombre de GI Joe, sobrenombre coloquial con el que se conoce en general al soldado norteamericano. Con el paso de los años, la impronta del muñeco ha sobrepasado con mucho las expectativas originales de la empresa y, hoy en día, cuando se habla de un muñeco a escala 1:6 se le suele identificar por defecto con un GI Joe.

Libro de cocina y juguetes A1

Página del libro libro Nallerouva Hunajapurkin Herkkukirja: Nostalgisia leluja ja reseptejä, obra de Petra Tandefelt (directora del museo). El GI Joe del museo aparece junto con la muñeca alemana Bild Lilli, creada en 1955 y que fue una clara y directa inspiración para crear la famosísima muñeca Barbie por todos conocida de Mattel.   

En el caso del GI Joe que está expuesto en el museo de Suomenlinna, éste llegó por medio de una donación y no porque se comercializara en el país nórdico. Para quienes gustan de los datos, se trata de un GI Joe de 1970 (Man of Action) que conserva parte del uniforme original, pero con elementos del uniforme del soldado comercializado en 1964 e, incluso, tiene un par de accesorios de la versión británica de GI Joe -Action Man- que vio la luz en el Reino Unido en 1966.

Si tienen el tiempo y el interés por acudir a un museo tan fuera de lo común como éste, les pediría que, al llegar, le preguntaran a la directora del lugar que les llevara hasta la vitrina en la que se encuentra este muñeco. Y después de conocer al elemento discordante disfrutaran con el resto de los juguetes allí expuestos. Al finalizar la visita, les recomiendo encarecidamente que pidan un chocolate caliente -a mi gusto, uno de los mejores de Helsinki- y un trozo de tarta de zanahoria o de arándanos en la cafetería del museo, Café Samovarbar mientras disfrutan del acogedor ambiente.

Para más información, por favor consulten la página web: http://lelumuseo.fi/

Foto libro Nallerouva Hunajapurkin Herkkukirja © 2017 Anna Huovinen

Texto libro Nallerouva Hunajapurkin Herkkukirja © 2017 Petra Tandefelt

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha